- Publicidad -

El peaje de dos semanas paradas

Valencia
83
50
Casademont
FINAL

El conjunto rojillo no terminó de cuajar un buen inicio de liga ante un rival, el Valencia Basket, que fue superior en todo momento. Gatling, con 15 puntos y 11 de valoración, fue la más destacada de las de Carlos Iglesias

Se había hecho de rogar el inicio histórico del Casademont Zaragoza en la Liga Femenina Endesa y, tras varios contratiempos, por fin llegó, aunque con sabor agridulce. Las de Carlos Iglesias iniciaban hoy su curso liguero frente al todopoderoso Valencia Basket, que esta temporada está llamado a entrar en lo más alto de la tabla. El equipo ha notado el hecho de haber estado dos semanas sin actividad debido al covid.

Inicio histórico con Gatling como protagonista

Así, con Vanloo, Gorecki, Wurtz, Nicholls y Gatling, las zaragozanas salían a pista con ganas de llevarse su primera victoria a domicilio. De hecho, fue Gatling la que, a pase de Vanloo, se hacía con la primera canasta del encuentro. Tras ella, Gorecki se unía a este buen inicio con una canasta sobre la línea de tres puntos.

La ilusión por esa primera victoria, sin embargo, fue poco a poco desvaneciéndose conforme pasaban los minutos. En este sentido, las exteriores del conjunto valenciano, Ouviña entre ellas, hacían valer su buen juego para darle la vuelta al marcador ya en los primeros minutos y castigaban al contraataque.

Trahan-Davis, intratable en Valencia

Ya en el segundo cuarto, Trahan-Davis y Gulich fueron las encargadas de seguir dominando el aro rival. A su vez, Gatling hacía lo propio para intentar mantener al Casademont Zaragoza en partido.

Tras el descanso (42-24), una intratable Trahan-Davis siguió a lo suyo y ayudando a su equipo a ampliar ventajas en el marcador. Tanto es así que la americana acabó el partido con 17 puntos, 26 de valoración y un impresionante 100% de efectividad en todos sus tiros de campo.

La falta de acierto en el último cuarto abultó el marcador

Y aunque, si bien es cierto, el tercer cuarto no el más acertado defensivamente hablando (65-42), el gran acierto taronja en los últimos diez minutos y la falta de este por parte de las zaragozanas hizo todavía más notables las diferencias en el marcador para poner en el luminoso el resultado final: 83-50.

Estreno no deseado, aunque estreno, para un Casademont Zaragoza que seguro tendrá mucho que decir esta temporada y al que todavía le queda mucho rodaje por delante, tras dos jornadas de parón no deseado. El próximo domingo las de Carlos Iglesias tendrán la oportunidad de saciar ese hambre de victoria en casa, en el Príncipe Felipe, ante el Embutidos Pajariel Bembibre.