Banner Embou Cabecera Sección SD Huesca

1×1 del Real Zaragoza: la revancha de Álvaro Giménez

Les ponemos nota

El Real Zaragoza cerró una racha histórica de empates con una victoria en Burgos. Álvaro Giménez se estrenó en una jugada de otro partido

Arizon y Gracia TOP Post

El Real Zaragoza encontró la victoria por un camino inexplicable, difícil de repetir. Cerró así una racha histórica de empates, en la noche del estreno de Álvaro Giménez. Francho Serrano condujo una jugada de otro partido y Álvaro resolvió con la pierna diestra y un arco perfecto de interior. El equipo de Julián Calero propuso más en El Plantío, pero se encontró con un Zaragoza ganador cuando menos lo mereció. No sabemos hasta cuando, pero en Burgos se alargó el crédito de JIM y se acabó el tiempo de los empates.

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

 

Cristian Álvarez (5): El portero argentino detuvo un disparo envenenado de Valcarce. Dudó, eso sí, en una salida en el primer tiempo. Su intervención fallida fue el reflejo de un equipo que tembló más que nunca en la estrategia.

Alejandro Francés (6): JIM calificó de forma generosa su partido en la sala de prensa. El canterano estuvo mejor en el corte, batallador en la disputa y se adueñó de los rechaces en una jugada clave en el primer acto. Aún así, ponerle en el carril derecho mejora al Zaragoza en el plano defensivo y le empeora a él.

Lluis López (4´5): Cuesta aprobar a un central que es mejor cuando no tiene que defender. En el primer tiempo, estuvo confuso en todas las disputas. Mejoró en el tramo final, cuando JIM quiso conservar la victoria con tres centrales.

Jair Amador (6´5): Los errores individuales de los últimos dos partidos podían condicionar a cualquiera. Sufrió al inicio para rehacerse poco después. En el tramo final puso el dedo en el dique de un Zaragoza propenso a inundarse.

Proyectos J. Rubio – Post R. Zaragoza

Pep Chavarria (4): Impreciso, errático y falto de frescura en el juego. Sigue muy lejos de la primera versión que ofreció en el Zaragoza en su llegada. Sin soluciones en el regate, su único recurso en ataque es el centro a ninguna parte.

Íñigo Eguaras (5): El Zaragoza no tuvo fútbol y eso no puede pasar en un equipo que elige al navarro como guía del juego. Su paso por El Plantío fue discreto, con una maravillosa excepción: encontró a Álvaro Giménez en la jugada del gol.

Alberto Zapater (5): Ofreció su juego más servicial en una cita histórica para él. Ya es el cuarto futbolista con más partidos en el Zaragoza y eso que perdió siete años para esa causa. En El Plantío no estuvo fino con el balón, pero se presta siempre a la batalla. Como era de esperar, ha perdido peso en los partidos.

Francho Serrano (6´5): Era un día especial para él, aunque no completara su mejor partido. Apareció, como los buenos futbolistas, en el momento de la verdad. Rompió el encuentro con una conducción inteligente y veloz. Dividió para que Eguaras encontrara a Álvaro Giménez y trasladó el cuero a un ritmo muy vivo, en la acción más feliz que se vio en Burgos.

Sergio Bermejo (4): Tímido y batallador, Zabaco le negó su mejor opción en el partido, cuando ya había progresado en el regate. Poco bagaje para un futbolista cada vez más anónimo en los partidos.

Nano Mesa (4): Falló demasiado cuando tuvo el balón en sus pies y pasaron muchos minutos sin que eso sucediera. Mostró compromiso pero no inquietó la portería de Alfonso Herrero.

Iván Azón (6): Durante muchos tramos, fue el único recurso de un Zaragoza primitivo. JIM creyó en su disputa incondicional, en su fe por pelear todos los balones que pasan por su zona. A veces pierde demasiada energía en guerras a las que llega sin ningún acompañante. Hizo, una vez más, el trabajo más sucio de este juego.

Cambios del Real Zaragoza

Álvaro Giménez (7): Sin tener demasiada continuidad en el partido, marcó el gol que le debía la suerte. En El Plantío no fue un mero espectador o un actor de reparto, sino el mejor protagonista. Su gol llegó tras un recorte y un disparo de diestra preciso y bombeado. Si el Zaragoza buscaba un punto de inflexión, Álvaro encontró su momento en Burgos.

Borja Sáinz (5): El partido le exigía retorno e implicación. Y el vasco ofreció su ayuda al lateral y mostró que en la izquierda tiene más recursos que a pie natural. A pesar de que el plan que JIM ha diseñado para él le desconcierte, fue un buen complemento en el partido.

Adrián González (SC): Tuvo poco tiempo y pocos contactos con el balón. No es un peleón, pero sí un jugador que administra bien los tiempos del partido. Participó en el inicio del gol, ganando un balón dividido.

Fran Gámez (SC): Afortunadamente para él, el tiempo que jugó en El Plantío le quita opciones de ser valorado. Su entrada permitió el cambio de sistema, pero forzó una falta innecesaria en los últimos segundos que hizo temblar a todo el Zaragoza.

Entrenador

Juan Ignacio Martínez (5): Pudo ser su penúltima oportunidad de cambiar la inercia y el Zaragoza aprovechó la ocasión de un modo casi accidental. Seguramente no sabrá explicar los motivos del triunfo, más allá del acierto en un punto en el que el equipo suele fallar. Su Zaragoza practicó un fútbol muy menor, siempre expuesto a la propuesta del rival. Los cambios mejoraron al equipo, entre otras cosas, porque había mucho que mejorar. Consigue poner fin a una cadencia de empates histórica, que tenía a su equipo en el alambre.

Pasta Nostra – Post Real Zaragoza
Mostrar Comentarios