- Publicidad -

2019, una luz al final del túnel

Actualidad

Desde el aspecto deportivo hasta el económico y presidencial, CH Jaca ha vivido uno de los años más complicados de su historia

Banner Podoactiva TOP Post

Se dice que el nombre no lo es todo, y cuánta razón tienen. El CH Jaca, el club más laureado de todo Aragón, no pasa por su mejor momento. Atrás quedan los años gloriosos en los que cada temporada se luchaba por la LNHH y por la Copa del Rey. Después de dos años de oscuridad, quizá sea este segundo el gran ejemplo para todo, para cualquier persona en la vida y, por supuesto, para cualquier club deportivo. Un ejemplo de cómo levantarse ante las mayores adversidades de la vida, de cómo no perder nunca la esperanza, de cómo la unión hace la fuerza. Esta es la historia del Club Hielo Jaca en el 2019.

Toda historia tiene un origen, un conflicto que estalla y trae una serie de consecuencias. En el 2018, se descubrió que el conjunto jacetano había cometido un delito de fraude a Hacienda. El equipo dejó de poder contar con jugadores extranjeros, claves durante una larga temporada en la LNHH, debido a que todas sus ganancias se redirigían al pago de deudas. En medio de este alboroto, apareció una nueva candidata a la presidencia que, mediante un programa utópico, logró convencer a los socios.

El CH Jaca muestra el cartel «Directiva Dimisión!. | Foto: Enrique Rapún

2019 arrancaba con una imagen que formará parte de la historia del club. El equipo senior decidió tomar cartas en el asunto ante el tremendo descontento que existía en torno a la nueva directiva. Además de negarse a jugar algún partido, lució una pancarta con «Junta dimisión» en el partido contra el Barça HG.  La situación era insostenible. Jugadores, socios, padres y madres… Todos unidos por un propósito: acabar con la directiva de Jessica Zaragoza que estaba destruyendo los pocos pilares que quedaban sosteniendo al CH Jaca. Al final, ganó el pueblo jacetano y el 19 de enero, la presidenta presentó su dimisión.

Nueva directiva, tiempos mejores

Con la nueva directiva encabezada por Antonio Betrán, se comenzó a trabajar en una disminución real de la deuda y en recuperar la relación entre el socio y el club. La Asamble General de Socios demostró que estos dos objetivos se han cumplido con creces y es que la entidad altoaragonesa ha reducido su deuda de 77.000 a 26.000 euros.

En el ámbito deportivo, el equipo no pudo hacer mucho durante la temporada 2018-2019. Txuri Urdin, Barça, Majadahonda y Puigcerdà fueron rivales superiores para un CH Jaca que no logró entrar ni en la lucha por la LNHH ni por la Copa del Rey. El propio capitán, Guillermo Betrán, confesó en SPORTARAGON.com lo duro que había sido esa temporada en todos los aspectos. Sin embargo, dejó una esperanza, un pequeño brote en un futuro cercano, de cara a la actual temporada 2019-2020 con el gen jacetano como principal motor. El capitán insistió: «El equipo tiene posibilidades».

Se podría decir que el inicio no ha sido el mejor, pero sí que ha sido positivo, sobre todo teniendo en cuenta la pasada campaña. El juego del equipo ha cambiado, la motivación de los jugadores es mucho mayor y la competencia en la liga está más apretada que nunca. Los dos últimos enfrentamientos, contra el Barça HG y contra el SAD Majadahonda, con final favorable para los jacetanos han sido la guinda del pastel. Quizá no sea tarde, quizá todavía haya esperanza. La nueva directiva y la unión del conjunto de Zemchenko y Casáus han encontrado un hueco en el túnel, una posible salida para volver a los días de gloria. Y es que en el hockey hielo, no hay nada predecible.

Mostrar Comentarios