Policlinica Alto Aragon PORTADA

Alejar el sedentarismo es ganar en salud

CAMBIO DE HÁBITOS

Son muchas las maneras con las que podemos poner a mover nuestro cuerpo. Salir a caminar, ir en bicicleta, hacer un curso o taller sobre una actividad deportiva que siempre quisimos explorar o hasta la electroestimulación son válidas, lo importante es hacerlo, ya que nos ayuda a mantener una buena salud física y mental

Los beneficios de la actividad física son muchos, se pierden de vista, cada vez la sociedad entera es más consciente del daño que genera permanecer sedentarios. 

Policlinica Alto Aragon POST

Desde el punto de vista de la salud física previene y mejora, en caso de padecerlas, sobre enfermedades cardiovasculares como hipertensión, así como metabólicas, como obesidad y diabetes. Se ha comprobado que hacer entre 3 y 4 horas de actividad física aeróbica a la semana reducen el riesgo de padecer cáncer de mama y colon.  

Quienes realizan algún tipo de actividad física mejoran su fuerza, flexibilidad, resistencia cardiovascular y movilidad, además, el ejercicio les ayudará, y en muchos casos, permitirá reducir el exceso de peso. Se verán muy beneficiados también los huesos y las articulaciones.

En lo que respecta a los beneficios en el ámbito psicológico, la actividad física mejora el estado anímico, disminuyendo el riesgo de sufrir estrés, depresión y ansiedad. También es beneficioso porque fomenta las relaciones sociales.

Ante todo este cúmulo de beneficios que nos trae la actividad física, no hay que pensarlo más. Muchos seguramente argumentan que «el deporte es aburrido» o «me agota, no sirvo para eso», sin pensar en que hay un sinfín de actividades que se pueden realizar habitualmente, que son divertidas, relajan, y a la vez, nos ayudan a cuidar la salud. Te presentamos algunas alternativas que puedes considerar.

Ir en bicicleta

Una de las actividades físicas por excelencia es ir en bicicleta. Es un ejercicio muy efectivo para mejorar la resistencia cardiovascular, contribuye a la pérdida de peso, tonifica los músculos, fortalece la zona lumbar, además ayuda al cerebro a regular los niveles de cortisol y, en consecuencia, mantener bajo control los niveles de estrés.

Con las nuevas tecnologías ha evolucionado la bicicleta tradicional y hoy tenemos con nosotros las eléctricas que, en la actualidad, son muy utilizadas por ser más cómodas y aportan también beneficios a la salud como las convencionales.

Si revisamos alguna comparativa bicicletas eléctricas podremos ver la amplia variedad que existe, sus características y las especificaciones de cada modelo, donde siempre habrá una para cada necesidad.

Aún cuando se trata de una bicicleta eléctrica, también se deben usar los pedales por lo que el cuerpo evidentemente se tiene que mover, es más, esta ayuda que puede significar que sea eléctrica en los modelos más recientes, es una asistencia que se usará en un momento determinado. Investigaciones han demostrado que quienes tienen bicis eléctricas, las usan más que las convencionales, además recorren distancias más largas y de mayor intensidad.

Su uso se ha extendido incluso al ciclismo de montaña, de hecho, cada día ganan más adeptos, ya que la mayoría se ha ido convenciendo con la práctica de sus grandes beneficios. 

Aunque se trate de una bicicleta eléctrica de montaña, se hace un esfuerzo físico considerable, ya que hay que pedalear para que el motor actúe; si no se ejerce fuerza sobre el pedal, el motor no tendrá potencia que multiplicar. La diferencia está en que son las idóneas para subidas difíciles, gracias al pedaleo asistido, se pueden hacer más kilómetros en menos tiempo y así descubrir más parajes naturales.

También son ideales para entrenamientos cruzados o para recuperarse de una lesión sin tener que esforzarse demasiado ni tampoco dejar por completo la ruta de montaña.

¿Y si practicas buceo?

Explorar nuevas actividades que a la par de ser diferentes y divertidas nos aporten salud, es una alternativa ideal. Optar por el buceo es una buena decisión, más aún en plena época de verano. 

Bucear es una completa actividad deportiva. En lo que respecta a la salud física, ayuda a respirar mejor, contribuye a optimizar las habilidades motoras y a tonificar los músculos. 

En el aspecto psicológico, ayuda a elevar la autoestima y reduce el estrés. Bucear nos conecta con el medioambiente y fomenta las relaciones sociales, en especial, el compañerismo.

Si tienes la firme intención de explorar esta actividad, el portal Vida Buceo te servirá de gran apoyo. El usuario encontrará centros de buceo de toda España con los que trabajan y han establecido acuerdos para que, desde el sitio web, los interesados puedan obtener mayores beneficios. 

Para quienes no tienen experiencia, lo ideal es realizar lo que se conoce como bautismo de buceo, ésta es la manera de descubrir si realmente tienen afinidad con esta actividad. 

Electroestimulación, alternativa interesante

Para quienes no tienen suficiente tiempo para entrenar y lo consideran una actividad imprescindible para mantenerse en forma, la electroestimulación deportiva es una buena opción. 

Se trata de la técnica para provocar contracciones musculares a través de impulsos eléctricos que proceden de un electroestimulador. El aparato contiene electrodos que son colocados estratégicamente en diversas partes del cuerpo que reciben la corriente eléctrica. Se producen contracciones similares a las que se generan cuando se entrena el músculo de forma natural.

Es útil, además, para quienes tienen como objetivo estar en forma en un corto período de tiempo o para quienes desean concentrar mucha intensidad física sin tener que esforzarse demasiado.

A través del también conocido como ejercicio pasivo, se logra mejorar el tono muscular, reducir la flacidez y aumentar volumen y fuerza en los músculos sin generar fatiga en el sistema nervioso. 

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Comentarios