- Publicidad -

Aquellos a quienes nunca vimos

JUGADORES SIN DEBUTAR

Repasamos los jugadores del Basket Zaragoza que no llegaron a debutar en partido oficial tras haber sido anunciados por el club. ¿A quién te hubiera gustado más ver?

Basket Zaragoza cumple este año la mayoría de edad. El equipo se fundó en 2002. Ya son 18 años de baloncesto acompañando y compartiendo grandes momentos y otros no tan buenos con sus aficionados. 18 años dan para mucho. Jugadores que se consagran durante varias temporadas, otros que explotan y se marchan a otros equipos, otros que vienen a completar sus últimos años de carrera. Jugadores con dos etapas… Da para todo.

Pero, ¿y qué hay de esos que, tras haber sido anunciados por el club, por un motivo u otro se truncó su presencia? Aprovechamos el parón de la competición para recordar un quinteto de jugadores (y sus suplentes) que fueron anunciados por Basket Zaragoza y no llegaron a debutar en partido oficial.

Base: Heiko Schaffartzik

El internacional alemán era el segundo fichaje del verano de 2018 (el primero fue Nemanja Radovic). Es decir, Schaffartzik era la primera opción del proyecto Fisac para el puesto de base. Sin embargo, en las pruebas médicas se revelaba que padecía una lesión en la rodilla que le impediría incorporarse al grupo hasta finales de octubre. Esto motivaba que el club descartaba su incorporación, por lo que regresaba Lester ‘Bo’ McCalebb para acompañar a Fabio Santana y Carlos Alocén en el timón. Schaffartzik, entonces con 34 años, procedía del Nanterre francés y firmaba por una temporada. Ha disputado 4 Eurobasket y un Mundial con la selección teutona.

John DiBartolomeo sí que llegó a entrenar y disputar amistosos con Basket Zaragoza. Foto: Esther Casas

De suplente de Schaffartzik, podemos situar al israelí John DiBartolomeo, nacido en junio de 1991. El jugador llegaba al Basket Zaragoza en el verano de 2013, tras ser el mejor jugador de la NCAA III promediando 22,6 puntos por partido. DiBartolomeo fue cedido dos cursos consecutivos al Palma Air Europe. En el primero de ellos, promediando 15,1 puntos fue decisivo para el ascenso del equipo balear a Leb Oro. En el segundo, fue una de las grandes revelaciones de Leb Oro con 11,4 puntos y un 39% en triples. El hecho de ser extracomunitario jugó en su contra y nunca ascendió al Basket Zaragoza. En el verano de 2015 fue traspasado al Maccabi Haifa. Desde 2017, es jugador del Maccabi Tel Aviv, donde este curso promedia 7,8 puntos en la Euroliga.

Escolta: Giannoulis Larentzakis

Fue el último servicio que le hizo Willy Villar al Basket Zaragoza antes de poner rumbo a la capital del reino con el Estudiantes. El griego Larentzakis, entonces de 22 años, era anunciado en mayo de 2016. Firmaba por cuatro temporadas y procedía del Kolossos Hotels. Sin embargo, apenas un mes después, el AEK de Atenas pagaba su cláusula de rescisión. Este movimiento dejaba en las arcas del club aragonés unos 25.000 euros. Curiosamente, el heleno ha debutado esta temporada en Liga Endesa de la mano del UCAM Murcia. Promedia 8,7 puntos en los 19 partidos que ha participado, con una media de 18 minutos sobre la pista.

Larentzakis, en un partido del UCAM Murcia frente al Obradoiro. Foto: ACB

Además, en el verano de 2011, Basket Zaragoza fichaba al escolta Levi Knutson, entonces de 23 años y de inmediato lo cedía al Mallorca de Leb Oro. En las islas, promedió 15,5 puntos en 12 partidos, pero el jugador no terminaba de encontrarse cómodo. Con acuerdo entre todas las partes, anularon la cesión, y terminó el curso cedido en el Peñas Huesca, también en Leb Oro, donde promedió 12,9 puntos en 22 partidos. También se quedó sin ese ‘ascenso’ al primer equipo.

Y hablando de escoltas, sale a la palestra el nombre de Torian Graham. En el verano de 2017, llegaba este jugador de entonces 24 años tras promediar 18,6 puntos en la Universidad de Arizona State. En su presentación -junto a Jarvis Varnado y Nikola Dragovic– lucía una brillante sonrisa y se definía a si mismo como un «tirador y anotador». No obstante, no lo pudimos comprobar. Sus problemas alimenticios en España y la falta de adaptación al equipo que dirigía Jota Cuspinera hizo que apenas unas semanas después se rescindiera su contrato. En su lugar, llegaba Gary Neal… ¡casi nada!

Torian Graham, escoltado por Jarvis Varnado y Niko Dragovic. Foto: Basket Zaragoza

Alero: Giannis Antetokounmpo

Es de sobras la historia más conocida. Sin duda, es el jugador que más prestigio otorga al Basket Zaragoza con tan solo vincular su nombre al de la entidad aragonesa. El último MVP de la NBA era reclutado por Willy Villar y José Luis Abós a finales de 2012, con vistas a la temporada 13/14. No obstante, llegaba el draft y Milwaukee Bucks lo elegía y abonaba su cláusula de rescisión. No llegó a pisar Zaragoza, pero la historia siempre reconocerá la vinculación que tuvo con Basket Zaragoza. Por delante, tiene una carrera en la que está en disposición de liderar a su equipo para conseguir varios anillos de la NBA.

Giannis Antetokounmpo, junto a su premio del MVP. Foto: Milwaukee Bucks

Ala pívot: Daniel Clark

El británico, a sus 24 años, llegaba en el verano de 2013 al Basket Zaragoza. Tras haberse formado en el Movistar Estudiantes, era el elegido para sustituir a Pablo Aguilar, quien se acababa de marchar al Valencia Basket. En este caso, la historia es más rocambolesca. Los servicios médicos del club detectaban que algo no iba bien en el reconocimiento médico, por lo que le pidieron que no acudiera al Eurobasket para recuperarse, ya que había riesgo de que se agravara. Daniel Clark hizo caso omiso y se marchó al Eurobasket, por lo que el club anuló la vinculación contractual.

A la vuelta de la competición europea, fichó por el Baskonia. Jugó la Supercopa y un partido de liga hasta que cayó lesionado. Terminó su contrato temporal en Baskonia y ya no encontró equipo en toda la temporada. Por tanto, el tiempo dio la razón al Basket Zaragoza. Además, el club se había reforzado con el georgiano Viktor Sanikidze en su lugar, quien tuvo un rendimiento superlativo.

Daniel Clark -Delteco GBC- frente a Nemanja Radovic -Obradoiro- en un partido de la 17/18. Foto: José Ignacio Unanue

Pívot: Vladimir Veremeenko

El pívot bielorruso llegaba a sus 30 años al Basket Zaragoza, tras haber sido un pilar defensivo en el Unics Kazan que fue subcampeón de la Eurocup 13/14. Él mismo se mostraba ambicioso en su presentación como rojillo. «No destaco por anotar puntos, pero a quien entienda el baloncesto le gustará mi aportación», avisaba en su primer entrenamiento. Sin embargo, no pudimos comprobarlo. Apenas dos semanas después, se marchaba al Banvit turco, que pagó su cláusula. Como recambio, llegaría Rasko Katic tras proclamarse subcampeón del Mundial de 2014 con Serbia.

Veremeenko se cuelga del aro en un partido de la Eurocup 13/14 frente al Estrella Roja de Belgrado. Foto: unics.ru