- Publicidad -

El Smashdrone perfila su estrategia

e-sports

Drones y e-sports. Nuevos tiempos, nuevos deportes. Y Aragón también busca su espacio. Aquí se celebra una de las carreras más aplaudidas por los pilotos. Se trata del Campeonato de Aragón de Drones, en Calatayud. Un fin de semana completo en el circuito de motocross de la ciudad. Lo organiza FPV Racing Aragón con la colaboración del equipo Smashdrone además de otras empresas e instituciones. Gracias a todo esto es posible realizar hasta carreras nocturnas con el circuito iluminado con LEDs.

Y mientras llega octubre, el pasado más inmediato. El que lleva a la localidad catalana de Mollerussa, donde a mediados de febrero se celebró una competición con los aragoneses del Smashdrone compitiendo. También acudió algún otro piloto a título individual como Torvik, que diseña sus propios chasis de fibra de carbono bajo el nombre de Gubelframes. La “Mollerussa Drone Party (MDP) 2019” es ya una carrera/fiesta con marchamo internacional. Participó uno de los mejores pilotos de Francia, Darkex, que cayó en semifinales.

Carreras de Drones

En esta competición, los drones más utilizados son los equipados con hélices de 5 pulgadas. La razón es que la carrera fue en un circuito bajo techo con curvas cerradas. Y para esto prima la agilidad. Los pilotos tienen como opción el colocar LEDs en sus drones para que el público pueda ver mejor sus drones cuando vuelan.

En este deporte, los pilotos llevan unas gafas a través de las cuales reciben la imagen del multirrotor, y lo manejan desde su emisora o mando de control. La velocidad que pueden alcanzar es superior a 150 km/h y aceleran de 0 a 100 en menos de 2 segundos. Uno de los puntos más importantes en estas carreras es la seguridad. Tanto pilotos como público deben estar protegidos por una red que retenga los drones en caso de pérdida de control.

El público no se perdió los detalles de las mangas clasificatorias. Foto: P. A.

Cada piloto tiene un juez que ve la misma imagen que él y que lleva un mando con tres botones en la mano para poder penalizar en caso de salto de puerta o infracción al piloto.

 El fin de semana se dividió en varias tandas para volar en el circuito indoor que DDC (DronesDeCarreras) había montado en la Fira de Mollerussa. Desde el viernes por la noche hasta el domingo por la tarde fueron 48 horas sin parar de volar. Comenzaron el viernes las tandas libres donde los pilotos, por riguroso orden de fila, podían volar sus baterías para conocer el circuito y comenzar a memorizar trazadas y puntos clave. El sábado, a partir de las 16.00, empezaron las clasificaciones donde se volaba en tandas de 6 pilotos a 5 vueltas. La mejor vuelta de cada piloto es la que le hacía clasificar y, una vez terminaron de volar los 200 participantes se configuró el cuadro final que se correría el domingo.

Ronda final

Tras las diferentes eliminatorias, el domingo, llegó la gran final. Después de dos semifinales muy disputadas y no exentas de polémica llegó la gran final. Tras las 5 vueltas, la clasificación dio el título a Singularity, seguido por Ixaqui y Rex700.

Tanto el equipo Smashdrone como los pilotos individuales aragoneses que acudieron a la cita manifestaron su satisfacción, resultados aparte, con su concurso. Les sirvió para probar equipos y estrategias que utilizarán durante esta temporada. Además, en el caso del equipo Smashdrone, en una de las grandes ligas que se han creado en España y para los que han sido seleccionados. Y la liga no es cualquier cosa; hay más de 20.000 euros en premios.

 

Mostrar Comentarios