- Publicidad -

El impulso del biatlón y el sueño de Pirineos 2030

JJOO Invierno

José Ricardo Abad, presidente de la FADI, analiza la nueva fiebre por el biatlón que ha salpicado al Pirineo Aragonés

Ciudadela de Jaca Post

La nueva temporada de nieve en Aragón ha estado marcada por una palabra: biatlón. Un fuerte proyecto apoyado desde la RFEDI pretende potenciar esta modalidad deportiva con Candanchú como el punto neurálgico. Hablamos con José Ricardo Abad, presidente de la FADI, para saber un poco más sobre los objetivos que se ha marcado la organización aragonesa para este deporte en auge en toda Europa.

Turismo Canfranc 20-21 – Post

«Estamos muy ilusionados con este proyecto. El biatlón es una modalidad que está experimentando un crecimiento increíble en el centro de Europa. Miles y miles se espectadores se han dejado cautivar por este deporte, con eventos que han llegado a reunir 40.000 espectadores. Por ello, este es el momento de impulsarlo», justifica el presidente.

Uno de los puntos a potenciar ha sido el territorial; es decir, le recuperación del circuito de biatlón de Candanchú, un slalom que llevaba sin mantenimiento desde la celebración del FOJE en Jaca. Con las obras realizadas durante el verano, la instalación se ha convertido en la única de toda España que cumple totalmente con las normativas internacionales.

Otro punto a desarrollar ha sido el de una escuela fuerte de biatlón en Aragón. «Ya estamos trabajando con 18 niños de entre 12 y 14 años, que han empezado a conocer esta modalidad y están muy contentos. Nuestra ilusión es que nuestros clubes de esquí de Aragón vayan creando equipos de biatlón. Queremos crear una buena base para tener dentro de seis años deportistas en la élite mundial«, explicaba José Ricardo.

Pirineos 2030, una realidad

Cuántos años llevarán los aragoneses soñando con unos Juegos Olímpicos de Invierno en su Pirineo. Según José Ricardo, esta idea está dejando de ser una utopía y está ganando una mayor importancia. Tan solo tendría que ocurrir una cosa muy importante: que se relajara la tensión política entre Cataluña y el Gobierno Español.

«Soñamos con un Pirineos 2030. El carácter de los eventos está cambiando y es más respetuoso con el territorio donde se celebra. La gente no piensa que sea una locura, el único problema es que debe ser una organización conjunta a Cataluña, y dada su situación política, complica las cosas», admite el aragonés.

El presidente de la FADI ansía este proyecto ya que supondrá una fuente de ingresos en Aragón muy potente: «Su celebración supondría un antes y un después en nuestro territorio. Nos colocarían en el mapa y eso supondría una mayor inversión extranjera en nuestra zona. Por ello, luchar por algo que mejore nuestra tierra, requiere todos nuestros esfuerzos», concluye.