Ayuntamiento Zaragoza Cabecera

- Publicidad -

Así sí

Casademont
82
72
Real Betis
FINAL

Casademont Zaragoza se impone al Coosur Real Betis por 82-72 en un partido muy coral

Este es el camino. Casademont Zaragoza deja atrás sus males europeos con un sólido triunfo por 82-72 frente al Coosur Real Betis. Desde el inicio, los hombres de Jaume Ponsarnau han puesto una marcha más y no han permitido a los andaluces acercarse en el electrónico. Partido muy coral, con dobles dígitos en anotación para cinco jugadores (Sipahi, Mobley, Okoye, Radoncic y Hlinason).

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

Transición y acierto

Casademont Zaragoza saltaba a pista con San Miguel, Mobley, Okoye, Radoncic y Thompson. El equipo entraba enchufado, con buenas lecturas en transición y el acierto exterior de Mobley y Okoye (15-9). Sipahi se sumaba a la fiesta con un 2+1 y Hlinason se hacía fuerte en el rebote ofensiva y metiéndola para abajo. Se cerraba el cuarto con 24-17.

Brown trataba de despertar a los andaluces de su letargo, pero Font aparecía con acierto y un triple de Vanwijn forzaba el tiempo muerto de Joan Plaza (29-19). Sipahi se convertía en el gran protagonista con tres canastas consecutivas y Okoye tiraba de fundamentos para ampliar la renta (37-25). El alero nigeriano y el ex rojillo Pablo Almazán intercambiaron sendos triples para cerrar el cuarto (45-36). 11 puntos y 18 de valoración para Okoye al descanso.

Más triples y espectáculo

San Miguel y Radoncic empezaban de buena manera el tercer cuarto, pero también llegaron algunas dudas de las que el Betis se aprovechaba. Un triple de Evans y el acierto de Brown ponían el 51-44, que obligaba a Ponsarnau a pedir tiempo muerto. La reacción fue inmediata y la grada disfrutaba del espectáculo. Triples de Waczynski y Mobley, dominio interior de Hlinason e incluso se pudo ver un alley-opp de las aerolíneas turco-polocas entre Sipahi y Waczynski. Se llegaba a los diez últimos minutos con 66-49.

Los triples de Bertans y Bleijenbergh metían el miedo en el cuerpo, pero los hombres de Jaume Ponsarnau templaron sus nervios. San Miguel empezaba a entenderse con Thompson, y dejaba el partido visto para sentencia con un lanzamiento exterior (74-61). Evans y Brown maquillaron el resultado, pero el triunfo se quedó en Zaragoza (82-72).

Mostrar Comentarios