- Publicidad -

Primer objetivo, evitar la ansiedad

Actualidad

El Bada Huesca recibe este viernes al potente Benidorm donde militan dos antiguos jugadores del BM Huesca: Carlos Grau y Adrián Nolasco

Banner Podoactiva TOP Post

Regresa el Bada Huesca este viernes al Palacio donde Benidorm aparece como invitado. Otra cita difícil ante un siete que este año toca el cielo de la EHF y que llegará tras ganar al Fivers Viena (34-31). Fernando Latorre maneja una plantilla con viejos conocidos de la afición oscense. Allí están Carlos Grau, su capitán desde hace muchas temporadas, y Adrián Nolasco. Con ellos, jugadores de altas prestaciones como Pabán, Porras, Feuchman y Mario López. Y, también, otra perla del balonmano nacional, el sevillano Roberto Rodríguez que en el partido de la EHF alcanzó el 46% de paradas y que permite viajar al equipo alicantino con una renta de +3 a Austria.

Benidorm marcó la pasada temporada un rayo de esperanza en el Bada Huesca. También llegó a la cita con urgencias, y ganó. Un 27-30 que alimentó la esperanza de que la recuperación era un hecho. El siete altoaragonés enfilaba firme el camino de la permanencia en la Asobal. Ahora no existen las mismas urgencias porque queda todo un mundo… pero lo mejor es vencer. «Veo la necesidad de ganar sí o sí», acota Nolasco.

Contra Bidasoa se perdió, pero evidenció que de estar en la uvi, al menos ha pasado a planta. Si en el deporte las sensaciones marcan tendencias como en política las encuestas, el Bada Huesca está en disposición de sacar  puntos. Pero al final lo que vale es lo que ocurra sobre el 40×20. El resto, arar sobre el agua.

El siete de Nolasco ha cerrado esta tarde el entrenamiento sin Álex Marcelo, con una lumbalgia, que ahonda en el problema de los zurdos del equipo. Se lesionó del Valle, Mosquera aún tiene un mes por delante para recuperarse de su lesión de brazo y el joven Luciano dejó de entrenar por el riesgo de fractura de estrés en una tibia. Así las cosas, el único sano a plenitud es Gerard Carmona y Paul Alonso, fichado para el segundo equipo con proyección para el primero ‘quema’ más rápido las etapas donde además de entrenar con el Asobal jugó contra Bidasoa con gol incluido.

Que Benidorm es una escuadra poderosa está claro, que el Bada Huesca tiene capacidad para ganar, también. Nolasco incide en la urgencia de su equipo por crecer en la fortaleza mental. En no agobiarse y saber gestionar con éxito cada tramo del partido. El potencial de juego en cualquier posición sobre el 40×20 está más que claro. «Esto no es solo de capacidad deportiva, de jugar, también juegan mucho las cabecitas. Hay que evitar la ansiedad» del Bada contra Benidorm, recalca Nolasco.

Carlos Grau para sportaragon.com