- Publicidad -

Carlos Mayo bate al ‘rey’ Katir en los 5.000 metros

campeonato españa atletismo

Mayo venció en la pista al flamante plusmarquista nacional de los 5.000 (12:50.79) y un hombre de 3:33.62 en los 1.500

La gran sorpresa de la tarde en la segunda jornada, tras una primera recortada, del Campeonato de España de Atletismo que se celebra en Getafe, estalló en los 5.000 metros y la ha protagonizado un aragonés. Mohamed Katir, el flamante plusmarquista nacional (12:50.79) y un hombre de 3:33.62 en los 1.500, sucumbió ante Carlos Mayo.

Banner Podoactiva Interior Post

En una carrera lentísima, cien por cien táctica, Mayo batió a Katir en la recta final. Éste, quizás cansado, quizás confiado, no endureció la prueba. Y Mayo, que no es cojo, y que posee la mínima olímpica en los 10.000, llegó con muchas fuerzas de reserva. Ganó con 14:07.01 por 14:08.53 de Katir. Espectacular.

Este sábado también fue testigo del resurgir de Sergio Fernández. El plusmarquista nacional de los 400 metros vallas (48.87) volvió triunfal a escena. Maltratado por las lesiones, en su segunda carrera desde el Mundial de Doha2019, ganó con holgura y bajando por cuarta vez en su carrera de los 50 segundos: 49.55. Todavía sufre molestias, pero parece estar en el buen camino.

La pista de Getafe tiene merecidas famas de rápida y de verse sujeta a los caprichos del viento. La carrera de los 100 metros justificó ambas. Eolo ya jugó con los atletas en las semifinales. Sopló con excesiva fuerza (+2,8) en el caso de Sergio López y convirtió en ilegales sus estupendos 10.35. En cambio, se mostró neutral (+0,8) con Alberto Calero, Sergio Juárez y Arnau Monne (todos con unos excelentes 10.31). También (+1,7) con Pablo Montalvo (10.34) y Álvaro de las Heras (10.36).

En la final, López se impuso con 10.37, por delante de Calero, que hizo el mismo tiempo, y De las Heras, con 10.43. Esta vez el viento sopló en contra con cierta intensidad (-1,4). Sin esa oposición, las marcas hubieran sido, evidentemente, todavía mejores. En la prueba femenina, con un ligerísimo viento a favor (0,6), María Isabel Pérez (11.29) bajó de los 11.30.

En unos 3.000 obstáculos sin Fernando Carro, lesionado, el favorito, Dani Arce, víctima de una caída, se retiró entre lágrimas. Sebastián Martos, otro de los hombres fuertes de la disciplina en España y con mínima olímpica desde hace semanas, venció con 8:31.79.

Gran nivel conjunto en el salto de longitud femenino, con 11 marcas personales. Otra demostración de la bondad del material de la pista. Leticia Gil rompía a llorar (y no paró en minutos) cuando, en su último intento, ganaba con 6,69. Un centímetro más que Fátima Diame (6,68). Tessy Ebosele (todavía con 18 años hasta el 28 de julio) era tercera con 6,61. María Vicente, que renunció al heptatlón para participar en la longitud y en los 200 metros, terminó cuarta con 6,54. Está en forma.

Belén Toimil dominó el lanzamiento de peso con 18,52, no lejos de su récord de España (18,64). Y Pablo Torrijos, el triple salto con 16,88. Otra vez rozó los 17 metros. Buen registro, aunque Pablo, plusmarquista nacional con 17,18, debería ser más regular más allá de esos 17 metros. Una última y dominical jornada repleta de finales clausurará los Campeonatos.

Mostrar Comentarios