San Lorenzo 2022

- Publicidad -

Carlos Vigaray y su rodilla, en el punto de mira

Perfil

Carcedo sigue sin darle una oportunidad a Carlos Vigaray para probarse tras su lesión de rodilla

Ya ha pasado casi un mes desde que el Real Zaragoza, un caluroso 5 de julio, dio comienzo a su pretemporada. Bastante más llevan tanto nuevos como veteranos miembros del cuerpo directivo tratando de formar un nuevo proyecto, una plantilla que acompañe a los propósitos de esta nueva etapa. Desde entonces, salidas, entradas y, a falta aún de otro mes por delante, incógnitas sin resolver. 

Banner Los Porches del Audiorama – Noticias R.Zaragoza

De entre la incertidumbre, uno de los nombres que retumba está en la defensa, Carlos Vigaray. Si bien, tanto el club como el propio Vigaray parecían tener claro su destino al comienzo de la pretemporada, la rodilla del jugador no parece tener los mismos planes, y la  incertidumbre aumenta con el tiempo. El jugador parece no terminar de encajar con el grupo y no por fallos de comprensión, sino más bien físicos. Tras su lesión no logra alcanzar el ritmo de sus compañeros. 

Hasta esta semana lo hemos visto entrenar al margen del grupo, junto a algunos de sus compañeros, también entre dudas. Este es el caso de Clemente, Zapater, Petrovic o incluso el recién salido Javi Ros. A comienzos de esta semana, Vigaray sin embargo, acudía a entrenar y esta vez sí lo hacía sin peculiaridades, con el grupo. Aunque las alarmas siguen, ya que el jugador no viajó a Teruel, donde se disputó el miércoles el tercer encuentro de estas jornadas preparatorias de Liga. 

Una temporada en blanco

Carlos Vigaray llegó al Real Zaragoza en la temporada 19/20 tras haber jugado un año con el Alavés, procedente de la cantera del Getafe. Enseguida consiguió un puesto consolidado en el equipo maño, convirtiéndose en una pieza fundamental para la infranqueable defensa zaragozana. El jugador, con contrato por el momento hasta 2023, firmó una pasada temporada en blanco, debido a su lesión de rodilla que implicó una operación de menisco externo, con difícil recuperación. Lleva ya casi un año de recuperación. En esa misma zona sufrió una lesión en 2017 que le dejó fuera de los terrenos de juego durante 9 meses. 

Desde el club han querido tranquilizar a la afición, son conscientes de que el defensa no está recuperado al 100%, pero confían, podrá empezar con normalidad la temporada. Así expresó también su deseo el propio Carcedo: “A Carlos hay que darle los máximos minutos que se pueda para ver cómo está. Sé que está trabajando muy duro y que tiene ganas, hay que mirar la pretemporada y decidir con él”. Por el momento y ya arrancada la pretemporada, la incertidumbre continúa, sigue tocando esperar.

Mostrar Comentarios