Ayuntamiento Zaragoza Cabecera

- Publicidad -

Casademont Zaragoza queda eliminado del juego del calamar

Casademont
70
76
Valencia
FINAL

Casademont Zaragoza pierde por 70-76 ante Valencia Basket en un partido donde no ha sido capaz de aprovechar las bajas de su rival

Para Casademont Zaragoza, medirse al Valencia Basket es como jugar al juego del calamar. Parece que hay 1 entre 456 posibilidades de vencer. Desde 2015, el equipo rojillo (con Joaquín Ruiz como técnico) no logra superar a los taronja. Ni en Liga Endesa ni Eurocup. Este sábado, los hombres de Jaume Ponsarnau no han podido en el tira y afloja ante los de Peñarroya (70-76). McLean, totalmente desapercibido.

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

Casademont Zaragoza saltaba a pista con San Miguel, Mobley, Okoye, Vanwijn y McLean. Como es habitual esta temporada, a los rojillos les costaba arrancar y se atascaban ante la defensa de Valencia. Vanwijn rompió el parcial inicial de 0-6, aunque un triple de Claver ya ponía el 2-9 a los cinco minutos. Stan Okoye asumía galones y metía a Casademont en partido. Un gancho, una canasta sin esperar a que se coloque la defensa rival y un rebote mate encandilaban al Príncipe Felipe. La canasta de Hermannsson dejaba el 13-15 al final del primer cuarto.

El equipo de Jaume Ponsarnau mantenía las dificultades para atacar, aunque los de Joan Peñarroya no eran capaces de rematarlo (17-21). En ese momento, los triples de San Miguel y Mobley, unido a la actividad de Okoye, permitían recuperar la sonrisa a la grada (25-26). Puerto cometía su tercera falta y Mobley desde el tiro libre culminaba la remontada (30-28). Entre Pradilla y Claver volvían a dejar a los taronja por delante al descanso, mientras que Sipahi no estaba precisamente atento en el tramo final (31-35).

Mobley & Okoye responden

Valencia se dispara en apenas un minuto, merced al triple de Hermannsson y al poderío de Claver (31-40). Cuando parecía que Valencia podía dar la puntilla, no lo retaba y esto permitía a Mobley y Okoye meter el miedo en el cuerpo a los de Peñarroya. Vanwijn también contribuía a través de su labor en el rebote ofensivo, desde donde era capaz de anotar. Sin embargo, el zaragozano Jaime Pradilla demostraba una inteligencia enorme para jugar a este deporte y Casademont Zaragoza perdía balones evitables (41-48). Waczynski despertaba y ponía las espadas en todo lo alto para la traca final (50-52).

Dubljevic, defendido por Mobley. Foto: Esther Casas / Casademont Zaragoza

Intercambio de canastas en el último cuarto, con la doble D –Dubljevic y Dimitrijevic– generando para Valencia; ante Vanwijn y Hlinason que respondían (54-57). Un nuevo mate del islandés obligaba a Peñarroya a pedir tiempo muerto (56-57). De islandés a islandés. Hermannsson daba la réplica para los taronja y Dubljevic ponía cuatro puntos de renta para los suyos (60-64). Vanwijn se equivocaba, cometía faltas absurdas y Dubljevic daba un clinic en la pintura (62-70). Okoye lo intentó a la desesperada, pero no fue posible y se terminó cayendo por 70-76.

Estadísticas del Casademont Zaragoza

Mostrar Comentarios