Policlinica Alto Aragon PORTADA

Descubre los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico

SALUD

Los ejercicios de Kegel para suelo pélvico sirven para fortalecer los músculos y lograr numerosos beneficios para la salud

Fue el doctor Arnold Kegel, allá por la década de los años 40, quien desarrolló para sus pacientes una serie de ejercicios con la finalidad de que controlaran la incontinencia urinaria. Desde entonces, a estos ejercicios, que han alcanzado una gran popularidad, se les conoce como ejercicios de Kegel, y de ellos se ha descubierto que son útiles no sólo para su propósito original. Los ejercicios de Kegel para suelo pélvico sirven para fortalecer los músculos, y gracias a la tonificación muscular que proporcionan, sirven para facilitar el parto, tratar disfunciones sexuales, evitar prolapsos del suelo pélvico y hasta para aumentar el placer de las relaciones sexuales.

Policlinica Alto Aragon POST

Hay un conjunto de músculos que constituyen, en su conjunto, lo que se llama el suelo pélvico. Su función es muy importante: sostienen el peso de los órganos internos que se alojan en la cavidad pélvica y abdominal. Esos órganos forman parte del aparato excretor, y son el útero, la vejiga, la uretra y los intestinos.

Los músculos del suelo pélvico son todavía relativamente desconocidos. Estos músculos deben notarse realizando una palpación intravaginal. Si no se nota el cierre y la resistencia, debe consultarse a un especialista.

¿Por qué es importante trabajar el suelo pélvico?

Se trata de un conjunto muscular que se ve sometido en ocasiones a una gran presión, con frecuentes estiramientos y cambios de peso. Así, esto ocurre en el caso de las embarazadas y especialmente durante el parto. El útero aumenta hasta 20 veces de tamaño durante el embarazo, y el suelo pélvico debe ajustarse a ese cambio de volumen, debilitándose por el estiramiento de las fibras que se produce. Cuando llega el momento del parto, si este es natural, se comprimen y estiran todos los músculos de la zona.

El resultado es que estos músculos se ven sometidos a unas presiones que los debilitan inevitablemente. A ello se suma que una serie de actividades y fases naturales de la vida también contribuyen a su desgaste. Durante la menopausia, las mujeres pierden colágeno y ven cómo se resiente su musculatura. Además, ejercicios tradicionales y muy beneficiosos para otras zonas de nuestro cuerpo, como realizar abdominales, saltar o correr, repercuten directamente sobre el suelo pélvico, que absorbe gran parte de los impactos y se debilita.

Además de problemas de incontinencia, el debilitamiento del suelo pélvico puede provocar diversos tipos de prolapsos genitales, entre los cuales el más grave probablemente sea el prolapso de la vejiga (cistocele). Si no se trata de manera adecuada, esta dolencia puede acabar requiriendo una intervención quirúrgica. El prolapso implica que uno de los órganos alojados en el suelo pélvico (ya sea la vejiga, el útero, el recto o los intestinos) se desplaza y desciende respecto de su posición original a través del conducto vaginal.

Afortunadamente, hoy en día existen una serie de ejercicios con eficacia demostrada para limitar el debilitamiento de los músculos que integran el suelo pélvico. De esta forma, se puede trabajar en el control de las incontinencias o fortalecer la zona antes del parto.

Realizar ejercicios hipopresivos

Por ejemplo, pueden realizarse ejercicios hipopresivos del suelo pélvico, muy útiles para la recuperación post-parto (a partir de la octava semana o cuando lo indique el profesional médico, si ha habido intervención quirúrgica). Estos ejercicios sirven para reafirmar los músculos de la vagina. Para realizarlos, la clave es que adoptes una postura adecuada, aunque a veces sean incómodas o te sientas rara. Su realización correcta te permitirá recuperar la postura adecuada, tonificar los músculos, mejorar la circulación y mejorar el tránsito intestinal, entre otros beneficios.

Ejercicios con softball

Otra buena manera de fortalecer los músculos del suelo pélvico es realizando ejercicios con una pelota de softball o de pilates. Esta herramienta permite adoptar de forma casi automática una postura correcta y trabajar sobre ella, activando músculos como el transverso abdominal y los que integran el suelo pélvico.

Hay diversas posturas y ejercicios que puedes realizar con esta pelota y que te invitamos a descubrir.

Ejercicios de Kegel

Estos ejercicios permiten fortalecer el suelo pélvico. Hay una gran variedad de ejercicios, de modo que las mujeres pueden ir aumentando la dificultad y la intensidad de los ejercicios de manera gradual.

Se empieza por la contracción y relajación sistemática de los músculos, para aumentar su fuerza. La gran ventaja que tienen estos ejercicios de Kegel es que pueden realizarse en cualquier momento y lugar.

Los beneficios son notables. Permiten prevenir la incontinencia urinaria y fecal, mejora la tonificación muscular del útero y de los músculos vaginales, contribuye a mantener los órganos en su posición y refuerza los músculos que integran el suelo pélvico, lo cual contribuye enormemente a facilitar el parto.

Cualquier mujer, haya sido o no madre, joven o de edad avanzada, puede realizar estos ejercicios y le serán útiles, puesto que todas necesitan mantener esa musculatura tonificada y con elasticidad. Eso sí, es importante mantener la postura correcta y respirar adecuadamente. ¡Realizar estos ejercicios es fácil y sencillo, y te será de gran ayuda ahora o en futuro!

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Comentarios