MercaZaragoza Banner Portada

- Publicidad -

El Billère medirá al Bada Huesca 2022

Amistoso

El Bada Huesca recibe este viernes al Billère en un amistoso donde se podrá ver la última incorporación al equipo: Pere Arnau

Banner Podoactiva TOP Post

El Bada Huesca 2022 se perfila este viernes en el amistoso contra el Billère galo. El partido está programado para que dé comienzo a las 17.30 en el Palacio de los Deportes. Allí se podrá ver a la última incorporación al siete altoaragonés, Pere Arnau. El lateral derecho firmó sus primeros días de entrenamiento con el Bada a las órdenes de Fernando Pérez. Ante la baja del entrenador José Francisco Nolasco por la Covid-19 le tocó a su segundo asumir las riendas de los entrenamientos. El binomio funcionó de forma correcta; uno sobre la pista, el otro confinado.

Pere Arnau llega para tapar el agujero abierto por la lesión de larga duración de Domingo Mosquera y las dudas que suscita el rotuliano de Alex Marcelo. Contar con el de Carboneras es fundamental para el ataque del Bada Huesca, pero no se le quiere forzar nada. Sin los dos laterales derechos con los que se empezó la temporada, la solución llegó poniendo diestros, pero nada mejor que un zurdo natural para la posición que lo requiere.

El catalán llegó procedente de Puente Genil. En Huesca está más cerca de su casa, tiene aquí a un buen amigo como es Gerard Carmona y la vitola de ser ‘escuela Barça’. Después de los primeros días con sus nuevos compañeros, Arnau estaba contento. “Gerard (Carmona) me habló muy bien del equipo. Coincidí con él en el colegio, en el Barça y al final se dieron las cosas para venir”, explicó Arnau que subrayó que el equipo le había acogido muy bien. En su trayecto Puente Genil-Huesca, además de Carmona, influyeron otros dos exjugadores del siete oscense como Joan Saubich -sus familias son vecinas- y Gerard Espigol, que fue su monitor en campamentos de verano de balonmano.

Llega a Huesca sin “ningún tipo de presión”. Siendo de la quinta de Carmona y Aleix Gómez, entre otros jugadores más que prometedores, reconoce que “vengo a aprender y a aportar mi granito para que el equipo vaya bien”, desliza Arnau. Sí que reconoce que el hecho de ser el único zurdo natural para el puesto de lateral derecho le da cierta responsabilidad, aunque finta rápido para recordar que los diestros también pueden jugar en ese puesto.

Pere Arnau reconoce que le gusta más “defender, pero se me da mejor atacar”. ¿Por qué? Y sonríe para explicarlo: “¿A quién no le gusta ser duro”? Su jugador de referencia, ahora mismo, es el francés del Barça Dika Mem. El lateral derecho juega con el número 21 en el dorsal. Desde hace un par de años lo luce porque su hermano Martí, en el Sarriá, luce el 20 “y yo quería salir después para darle el abrazo”.

Con Nolasco en casa, su prolongación en la pista ha sido Fernando Pérez. “El contacto con Nolasco ha sido constante, pero no cabe duda que es diferente. Sobre la pista, con los dos, son cuatro ojos los que ven y ahora solo los míos. Lo importante es que los jugadores han ayudado y han entrenado con intensidad que es lo importante”, señala.

Mostrar Comentarios