Banner Podoactiva

- Publicidad -

Podoactiva Cortinillas Laterales
Podoactiva Cortinillas Laterales

El camino hacia la accesibilidad cognitiva

Montaña inclusiva

El entorno natural en Aragón debe dar pasos adelante hacia la accesibilidad cognitiva

Aragón va dando pasos hacia la accesibilidad en el medio natural. Las personas con problemas de movilidad cada vez encuentran un entorno más adaptado para poder disfrutar de los parajes naturales aragoneses pero, ¿qué ocurre con las personas con discapacidad cognitiva? Hablamos con la Asociación Plena Inclusión que nos cuenta en SPORTARAGÓN los problemas a los que sus usuarios deben hacer frente a la hora de disfrutar del campo y la montaña.

Prepyr 2020 Montaña y Ciclismo

Santiago Aguado es el coordinador del servicio de accesibilidad cognitiva de Plena Inclusión Aragón. Considera que «siempre se ha hablado de poder entender mejor nuestro entorno, pero su aplicación es algo novedoso». Aunque se viene trabajando en la mejora del entorno para hacerlo más fácil de entender por las personas con discapacidad cognitiva, Aragón y España todavía tienen mucho camino por recorrer.

«Se debe mejorar en este sentido. Aragón tiene una asignatura pendiente que poco a poco se va trabajando, pero donde todavía hay muchas carencias. En general, a la personas con discapacidad intelectual les gusta la naturaleza, pero suelen encontrar complicaciones a la hora de encontrar información en espacios naturales«, nos cuenta Santiago Aguado.

Principales obstáculos

La mayoría de los problemas de accesibilidad cognitiva suelen localizarse en paneles informativos o topográficos complejos de entender: «Está muy bien que las vías y caminos estén adaptados físicamente, o incluso con sistema braille, pero hay que ir más allá. A nivel cognitivo hay una especie de dejadez. Algunas rutas sí están marcadas por colores, pero muchas veces hay términos y explicaciones que no quedan claros. Es difícil, por ejemplo, distinguir dónde comienza y acaba una ruta».

Senderismo adaptado en el Pirineo. Foto: Viajablog

Experiencia en primera persona

Todo esto hace que las personas con discapacidad cognitiva no puedan disfrutar del campo y el espacio natural al 100%, como nos cuenta en SPORTARAGÓN uno de los usuario de Plena Inclusión, Luis Antonio Muñoz: «Me gusta disfrutar del espacio natural con andadas por el monte, pero hay pocos carteles que indiquen los caminos por los que debemos ir. Esos caminos también deberían estar mejor arreglados».

«Queremos más carteles e indicaciones sencillas»

«Me gustaría que hubiese más carteles y más indicaciones para entender mejor los caminos por parte de las personas con discapacidad intelectual. Los caminos también deben estar adaptados a las personas con problemas de movilidad. Solo así, todas las personas podremos disfrutar del medio natural por igual», nos asegura Luis Antonio.

Posibles soluciones

Entre las iniciativas a poner en marcha a la hora de mejorar la accesibilidad cognitiva en el medio natural en Aragón, destaca la posibilidad de incluir en la cartelería una terminología más escueta y sencilla. Desde Plena Inclusión también proponen carteles con información más diseminada y separada.

«Es preferible tener varios carteles de lectura fácil antes que un cartel con demasiada información. También ayudaría a personas extranjeras o a aquellas que tienen dificultades con el idioma», nos cuenta Santiago Aguado.

Otras iniciativas pueden ser una definición más sencilla de la flora y la fauna del entorno a través de paneles explicativos o el uso de las nuevas tecnologías a través de códigos QR que redirijan a vídeos fáciles de entender.

Las mejores rutas

Entre las mejores rutas para personas con discapacidad cognitiva en Aragón, destacan tres, todas ellas en la provincia de Huesca. Una de las que cuenta con mejores opiniones de sus usuarios es el sendero accesible de El Cornato, en Bielsa. Es una zona llana junto al Cinca, tratándose de un recorrido circular y sencillo de menos de un kilómetro. Hay plazas de aparcamiento reservadas y paneles con mapas en relieve.

La Sierra de Guara, en Huesca. Foto: Red Natural de Aragón

Otra opción interesante es el sendero accesible de Santa Elena, también en Biescas. En este caso, el recorrido alcanza el kilómetro y medio. Cuenta con plazas de aparcamiento reservadas, pavimento antideslizante, paneles en relieve e información en braille. Cada 100 metros de recorrido, hay mesas y bancos adaptados.

Por último, destacamos el Parque Natural de la Sierra de Guara. Su oferta de ocio, en actividades como senderismo o visitas culturales, está adaptado a personas con todo tipo de capacidades.