- Publicidad -

El Brea se planta en la final con un gol en el 96′

CD Teruel
1
2
CD Brea
FINAL

El CD Teruel cayó derrotado por dos goles a uno ante un luchador Brea que anotó en el minuto 96 para plantarse en la final de la semana que viene

La sofocante tarde en el Pedro Sancho daba paso a la segunda semifinal de los ‘playoff’ de ascenso a Segunda División ‘B’. En ella se veían las caras el segundo clasificado del Grupo XVII, el CD Teruel, y el CD Brea, después de haber cuajado una temporada de mucho mérito. Los de Raúl Jardiel vencieron con un gol en la última jugada del partido y disputarán la final ante el Tarazona.

Los turolenses saltaron al césped con más brío que su rival, robando constantemente y lanzando balones a la espalda de la defensa breana. La primera ocasión clara no tardaría en llegar y cuando apenas se había cumplido el primer minuto de juego, el delantero del Teruel, Domingo, tuvo un mano a mano con el arquero que desaprovechó. En el 5’ enmendó su error rematando un centro desde la banda izquierda para hacer el primero. Raúl Jardiel pedía calma a los suyos, el Brea, acongojado, se hundía en su campo y no veía la manera de atacar. La tranquilidad que se buscaba la encontró en la acción que supuso el penalti que erraría Guillermo Veintemilla en el 25’, después de que su disparo flojo y raso, fuera a parar a las manos de Uros Matic.

El partido había cambiado de sentido. El Brea adelantó líneas, se puso a jugar y creó sus ataques lanzando balones a la espalda del Teruel. Una fórmula que resultó efectiva. Carrasco –uno de los más alegres sobre el verde- lanzó una contra que acabaría con el tanto de Martínez. A vestuarios en tablas y el Brea seguía muy vivo. Del segundo acto poco que esclarecer. Empezó como terminó la primera; con un Brea crecido que igualó las fuerzas de su adversario. Raúl lo intentaba con un disparo sin fortuna. También se animaba Dieste, incisivo por la izquierda, pero el cuero se marchó al lateral de la red. El plan de Jardiel se cumplía: llegar al último cuarto de hora con vida.

El Teruel de César Laínez  asentó filas en campo propio aguantando las embestidas del Brea, que no dejó de creer. La gloria llegaba con el tanto de Raúl, el héroe breano que cabeceó con el alma el balón que daba la victoria y el pase a la final  en el minuto 96. La locura envolvía a una parroquia que estará presente en la final del próximo sábado ante el Tarazona.

Mostrar Comentarios