Ayuntamiento Zaragoza Cabecera

- Publicidad -

El fichaje es Doukouré

"El Huesca dobla todas las posiciones y crece notablemente en este mes de enero para afrontar el ascenso sin ningún tipo de complejo ante el resto de rivales"

El cierre de mercado no trajo ninguna sorpresa de última hora al vestuario de la SD Huesca a pesar de las peticiones del entrenador. Desde el mes de diciembre, en la dirección deportiva del equipo azulgrana se priorizaron dos posiciones que, por carencia en una, y por prevención en otra, eran de obligado refuerzo. Rafa Mir era el punta distinto que ofrecía alternativas al ataque. Con él se conseguía gol y se lograba la posibilidad de poder sorprender a los rivales con nuevos sistemas de juego. Su llegada, eso sí, pudo realizarse al liberar masa salarial con la cesión de Musto. Enorme acierto como demuestra la temprana y ya indiscutible titularidad del ariete murciano.

La otra posición ha sido la del medio centro. El Huesca tiene a grandes jugadores ahí como se está demostrando con el temporadón que están cuajando Mosquera y Rico, pero la ausencia de relevo ha sido una de la máxima preocupaciones de Michel. La acumulación de minutos de ambos y la edad que atesoran (principalmente el medio vasco) han forzado a que se luchase hasta casi el último instante por Christian Rivera. Él era el elegido desde el primer momento; su labor de contención, su orden táctico y su pasado azulgrana eran la mezcla perfecta para poner la guinda al pastel.  Sin embargo su salario ha sido el impedimento para que vistiera de nuevo la camiseta azulgrana y se marchara a reforzar a un rival como el Girona.

Desde el club, a pasar del revés, se ha mantenido la calma y la directriz era clara: si no se conseguía lo pretendido, la ficha quedaría vacante y al albur de otros mercados y futuras opciones atractivas. Sin hacer locuras, el Huesca guardaba un as en estos últimos días de mercado. Esa carta ganadora venía de dentro y en forma de diagnóstico médico. Los informes de los servicios médicos del club traían grandes noticias de una rodilla, que en los últimos meses ha ido progresando y pasando todos los test de fuerza y estabilidad. La rodilla izquierda de Cheick Doukouré estaba muy cerca de poder volver a competir con plenas garantías (casi un año después de su lesión en esa acción con Casemiro) y eso convierte al jugador marfileño en el mejor fichaje para la medular en este mercado.

Así lo piensa el club y así se lo han trasmitido a Michel. Con un Doukouré al máximo nivel, el Huesca dobla todas las posiciones y crece notablemente en este mes de enero para afrontar el ascenso sin ningún tipo de complejo ante el resto de rivales. Las salidas de Seoane, Joaquín, Ivi, Escriche y Musto han sido compensadas con Mir, Mboulá…y Doukouré. Si la incógnita del físico de los últimos se resuelve favorablemente queda un plantel favorito para el ascenso. A por ello.

Mostrar Comentarios