Motor 2002 – Lemur Creativos NOV-DIC Cabecera

- Publicidad -

Motor 2002 – Lemur Creativos NOV-DIC Cortinillas
Motor 2002 – Lemur Creativos NOV-DIC Cortinillas

Barbastro-Monte Perdido-Torla ‘non stop’

Reto 3355

Cinco corredores del Somontano se lanzan el 17 de julio a la carrera para firmar en 24 horas Barbastro-Monte Perdido-Torla

El Reto 3355 se forjó como derivada del famoso ‘sujétame el cubata’. Una comida campestre, unos vinos del Somontano, unos gin tonic y cinco amigos. Todos corredores de montaña, todos con sobrada experiencia, todos con ganas de hacer algo diferente, todos de la comarca del Somontano y todos abrochados a que si hay que hacer algo, que sea por una buena causa. La fecha el 17 de julio. Y no por casualidad. Los cinco –Fernando Latorre, Alejandro Castarlenas, Rubén Rodríguez, Ernesto Ester y Brahim Harraki– hubieran estado ese 17 de julio en Benasque para responder a la llamada del Gran Trail Aneto-Posets, cuya octava edición será en 2021.

Y en la huerta de Rubén empezaron a dibujar los planes. Hasta que alguien hizo alusión a aquello tan famoso de ‘a que no hay…’ Y sí los hay. O sí decidieron que alguien sujetara el cubata, porque ellos tendrán 24 horas para hacer Barbastro-Monte Perdido-Torla. En números, 125 kilómetros y 6.500 metros de desnivel positivo. Partirán desde la Ciudad del Vero a las 16.00 de un 17 de julio. Nada se deja al azar. Si salen a las 16.00 es para sortear el más que previsible calor del Somontano en julio.

Quieren hacer cima en Monte Perdido antes de las 14.00 y han fijado dos puntos de avituallamiento. El primero en Bellostas -hacia el kilómetro 40- y el segundo en Nerín -hacia el 60-. La premisa es hacerlo en 24 horas y los cinco. Quieren salir los cinco y llegar los cinco. No contemplan otra cosa. Los cinco tienen muchos kilómetros en sus piernas y, sobre todo, en sus cabezas. El trail es físico, sí, pero también mental. En un principio, incluso pensaron en hacerlo en autosuficiencia. Luego, aplacaron un tanto el corazón y le metieron cabeza. Algo de apoyo es bueno. Y allí estará Montañeros de Aragón Barbastro para dar soporte en los avituallamientos.

El Reto 3355 responde a la altura de Monte Perdido. Y los cinco imprimen a esta aventura solidaridad y cierta reivindicación del territorio. Buena parte del  mismo transcurre por la cabañera que conecta Broto con Mequinenza. Abarca parte del Parque Natural de la Sierra de Guara más desconocido, donde la despoblación y el olvido es más que evidente en un territorio donde el silencio reina. Subirán por el valle de la Solana para desembocar en Jánovas y desde allí cruzar la N-260 para buscar Nerín hacia Cuello Gordo y el refugio de Goriz desde donde irán a coronar Monte Perdido para bajar a Torla.

La solidaridad del Reto 3355 está enfocada a la lucha contra el cáncer. El dinero que se recaude irá íntegro a la AECC. Cuentan con la colaboración de empresas de Barbastro y especialmente de la bodega Viñas del Vero para todos los que se adhieran a la campaña con distintos regalos. De hecho, los primeros 50 dorsales serán premiados con un lote de botellas de vino, obsequio de Viñas del Vero.

La idea del Reto 3355 surgió, además, porque se buscaba algo con enjundia y que no estuviera hecho. Al Aneto se descartó porque desde Monzón ya se ha hecho y tampoco cuajaron los destinos de Peña Montañesa y Turbón, porque ya tienen historia desde Barbastro.