- Publicidad -

El río Cinca espera a 1.000 palistas

Piragüismo

El Bajo Cinca ultima los detalles para la edición XXII del Descenso Internacional del Cinca

El piragüismo concentrará en el Bajo Cinca a cerca de 1.000 participantes este fin de semana con el XXII Descenso Internacional del Cinca. Convertida ya en referente nacional, esta prueba transcurre a lo largo de 19 kilómetros entre las localidades de Fraga, Torrente de Cinca y Mequinenza. Es un descenso con un primer tramo técnico y de mayor corriente hasta la confluencia con el río Segre y una parte final, ya en la cola del embalse de Ribarroja, donde predomina el fondo del deportista.

Los organizadores han dado a conocer hoy los últimos detalles en la DPH. El presidente de la Comarca del Bajo Cinca, Marco Ibarz, ha destacado que las principales novedades están vinculadas a la seguridad. Así, habrá una dotación mayor de recursos materiales y humanos con bomberos de Huesca y Zaragoza. Además, el casco será obligatorio en la modalidad popular. Todos los participantes estarán identificados por pulseras con el número de dorsal y teléfono de emergencia y también se contará, un año más, con drones de seguimiento durante todo el recorrido.

Más de 400 personas entre seguridad, voluntariado y organización conforman el dispositivo del que han calificado como “el mayor evento deportivo” que se organiza en esta zona que ha pasado de ser popular cuando comenzó hace más de veinte años, y de la competición autonómica a la liga nacional de ríos. En los últimos años a dar el salto a nivel internacional “y ahora queremos ser más ambiciosos todavía para ampliar la parte competitiva”. Así resumía la historia del Descenso del Cinca su director técnico, Daniel Sorolla. En la presentación, también ha estado el consejero comarcal de Deportes, Héctor Alonso.

Los mejores palistas, en el Cinca

Pese a la sequía, el recorrido es apto para que el domingo 25 de agosto se produzca de nuevo este espectáculo sobre el agua. En números, la prueba popular prevé alcanzar este año la cifra de los 450 palistas. El plazo de inscripción continúa abierto hasta el miércoles 21 de agosto. La parte competitiva se cierra el jueves y en el río estarán los mejores palistas de España.
Ya son cerca de una veintena clubes los confirmados, que llegarán desde Aragón, Comunidad Valenciana y Madrid, Navarra, Cataluña Cantabria, Asturias y Castilla La Mancha. La mayoría lo hará desde el campeonato de España de maratón de Pontevedra. Serán entre 200 y 300 participantes los élites, y al estar incluida en el calendario mundial federativo se espera la presencia de piragüístas de Argentina, Francia o Alemania.
Las categorías masculinas en la línea de salida serán las de cadete, juvenil, sub-23, senior y veterano. En féminas serán K1, K2, C1, C2 y paracanoe. Con la doble vertiente de descenso popular y modalidad competitiva, a las 9.30 desde Fraga partirán ambas categorías. La diferencia de salida entre categorías será de diez minutos.
Aunque las actividades comienzan este miércoles con las pruebas de piragüismo adaptado, es el fin de semana cuando se concentra el mayor número de actividades con el domingo como día clave y el sábado reservado a los entrenamientos libres en el río, trofeo para jóvenes promesas y un sinfín de actividades paralelas. Además, este año se contará con una delegación del Sella con el que está hermanado el del Cinca.
En esta edición el premio Valores del Cinca dirigido a reconocer la labor voluntaria prestada a la prueba recae en Cruz Roja Española. La organización del Descenso corresponde a la Comarca del Bajo Cinca, los ayuntamientos de Fraga, Torrente de Cinca y Mequinenza, la Federación Aragonesa de Piragüismo y los clubes Caiac Baix Cinca y Capri Club.