Estrategia, fuerza y resistencia en Riglos

Rally de Escalada

El Rally de Escalada de Riglos contó con 25 cordadas en un juego de estrategia y destreza con finales muy ajustados

Los Mallos de Riglos volvieron a ser el epicentro de la escalada en España el pasado fin de semana. Siempre lo es, la verdad, porque se trata de uno de los templos de este deporte. pero en este caso era el formato competición nos-stop el atractivo. Fue una nueva edición del Rally de Escalada incluido en el calendario de la Liga de Rallyes de escalada, que organiza y coordina la FEDME.

Las previsiones de temperaturas por encima de los 34ºC, y de unas condiciones nada favorables para la práctica de la escalada no desanimaron a las cordadas que procedentes de las diversas comunidades autónomas se dieron cita en Riglos. No obstante, la organización tomó la decisión de adelantar una hora el comienzo del rally y de reducir la duración de la competición a ocho horas para evitar las horas de más calor.

A las siete de la mañana se dio la salida a un total de cincuenta escaladores, veinticinco cordadas, que previamente habían elegido en un sorteo su primera vía. Este tipo de rallys de escalada son competiciones de una gran dureza en las que las cordadas tiene que escalar el mayor número de vías que según su dificultad y su longitud tienen una puntuación. Gana la cordada que consigue más puntos. Además de una gran resistencia y técnica, se requiere saber gestionar correctamente la estrategia más adecuada.

En la categoría femenina, dos cordadas con muy diferentes estrategias, estuvieron luchando hasta el final por el triunfo. Las escaladoras que se presentaron como equipo de la Guardia Civil, Mariona Aubert y Viky Vega, eligieron escalar varias vías cortas que les supusieron un total de 42 puntos. La cordada compuesta por la navarra Luisa Méndez y la madrileña Oana David únicamente escalaron dos vías pero más largas, el Pisón por la Chooper y Superchooper y la Visera por la Directa, lo que les supuso un  total de 41 puntos, aunque al escalar dos mallos diferentes tenían un bonus de cinco puntos más. Así lograron 46 puntos, y la victoria en esta categoría.

Muy reñida fue también la lucha por la victoria en la categoría senior masculina. Tres equipos optaron por el triunfo. Dos cordadas formadas, una formada por el valenciano Jaume Peiro, y el madrileño Alejandro González y otra formada por el extremeño Javier Cano y el vasco Iñaki Atantzamendi optaron por seguirse los pasos y realizar las mismas vías, la Popeye y Zuzem en la Visera pero sólo al final, cuando en busca de la sombra cambiaron de escenario y  se dirigieron a la cara oeste del Pisón, Javier e Iñaki, queriendo escalar Tucán Ausente, vía que finalmente escalaron Jaume y Alejandro, se metieron por error en la Escoria Oriental valorada con un punto menos.

Al final, la cordada  formada por el valenciano Jaume Peiro, y el madrileño Alejandro González, con un total de 85 puntos, resultó vencedora en esta categoría y en la clasificación general seguida a un solo punto por la cordada formada por el extremeño Javier Cano y el vasco Iñaki Atantzamendi. Mientras tanto, los navarros Daniel García de Eulate y Egoitz Egozcue, ya habituales en cada edición de este rally, iban a lo suyo y optaron por escalar el mayor número de mallos; Fire, Puro Pisón, Visera y Colorado, acumulando un total de 69 puntos que les dio el tercer puesto en su categoría y en la general además del trofeo especial “Más Mallos”.

También hubo emoción hasta el final en la categoría de cordadas mixtas. Dos cordadas optaban claramente por el triunfo y aquí también, como en la categoría femenina, hubo dos estrategias diferentes aunque en este caso con otro resultado. La cordada ganadora formada por los madrileños Lenka Primylova y Juan Carlos Bravo optó por escalar hasta cuatro vías cortas que les supusieron  51 puntos mientras que la cordada formada por los alicantinos Amparo Alarte y Sergio Mira optaron por escalar tres vías largas en tres mallos direfentes, Firé, Pisón y Visera, pero que a pesar de los bonus sólo les reportaron 49 puntos y el segundo puesto.

Finalmente, en la categoría de Veteranos masculina, la competición estuvo también reñida desde el principio entre la cordada de los granadinos José Arjona y Pedro Soto que se vio favorecida por bonus conseguido al escalar la Murciana del Pisón y la Guirles Campos de la Visera además de otras dos vías más cortas (65 puntos), mientras que la cordada madrileña Israel Blanco y Juan Francico Marín se centró en escalar en La Visera. Tras escalar la Zuzem, escalaron Naturaleza Salvaje pero un error al salir por los dos últimos largos de la China Town y la falta de tiempo para escalar la Moskitos, en la que llegaron hasta el Bloque, hizo que sólo obtuvieran 59 puntos y el segundo puesto en esta categoría.

¡Suscríbete gratis y no te pierdas cada viernes nuestro podcast montañero "Planeta Montaña"!

Mostrar Comentarios