¡Somos Aragón, Somos Deporte!
Universidad pública, 50% matrícula curso 2018-2019

Fortalecidos en un partido de altos vuelos

La tabla clasificatoria no engaña y por El Alcoraz ha pasado el que probablemente haya sido el mejor equipo de toda la primera vuelta. Por lo visto en el terreno de juego, el resultado ha sido justo. Tras un inicio donde los hombres de Anquela comenzaron mejor, apareció la figura de Álex Remiro para detener un penalti que fue un punto de inflexión para los oscenses, que tuvieron en la astucia de Álex Gallar a su goleador particular. El gol mejoró a una SD Huesca que, cuando más controlado y mejor tenía el partido, recibió un tanto de muchos quilates que ponía de manifiesto la gran igualdad entre dos señores equipos. Punto de mérito en un partido de mucho nivel.

Remiro (9)

Bar Álvaro

Decisivo: No debe realizar 8 paradas por partido, porque tampoco el equipo las concede, pero las que realiza son paradas que a la larga suman puntos. Pese a los problemas en su espalda y los rumores sobre su futuro se le vio tranquilo, confiado y dejando perlas con su juego de pies. Un lujo disfrutarlo.

Alexander (8)

Asentado: Quizá haya disputado su mejor encuentro tras la ausencia de Akapo por el rival, la exigencia que el choque requería y porque su seguridad defensiva tuvo además repuesta en ataque, dotando su banda de una seguridad notable.

Pulido (9)

Impecable: Son incontables las ocasiones que ha ganado sus disputas ya sean aéreas, en el cuerpo a cuerpo e incluso al corte, siendo su partido una sucesión de aciertos y detalles precisos. En el gol en contra quizá pudo jugarse una amarilla con una falta, pero la acción de Aarón fue excelente.

Jair (8,5)

Fiable: Al igual que Pulido ha estado muy atento, seguro al corte y además imponiendo desde atrás una salida de balón clara y en algunos momentos con mucha precisión.

Rulo (6,5)

Exigido: Tras una primera parte en la que sufrió mucho a la espalda, poco a poco le fue cogiendo el tino al partido para acabar casi toda la segunda parte en campo contrario y exigiendo al rival con su velocidad y llegada.

Aguilera (10)

Imperial: Su partido es para enseñar en todas las escuelas. Omnipresente en todas las acciones y en casi todas las zonas del campo, fue el amo y señor de la parcela central. Amparado en un juego insultantemente fácil y efectivo, es el jugador que todo entrenador sueña con tener en su equipo.

Sastre (9)

Exquisito: Su primera parte y sobre todo tras los primeros 15 minutos iniciales fueron de una precisión muy alta. Tras el descanso, su brújula empezó a marcar el camino y pese al gol en contra siguió nutriendo de buenas pelotas a los delanteros azulgranas.

Luso (8,5)

Dinámico: Ha superado, y con nota, el difícil reto de sustituir a Melero. Siempre que sale cumple, pero en esta ocasión, además, con nota. Ofreció equilibrio y sobre todo fue preciso en su tarea algo más modesta, se movió con inteligencia y mucho dinamismo. Sería titular en la mayoría de equipos de esta Liga 1|2|3.

Gallar (8,5)

Astuto: Su gol de listo demuestra que a veces las cosas no pasan porque sí. El equipo estaba en sobreaviso y a la primera de cambio saltó la liebre. Completando una primera parte muy interesante, sacó a relucir su mejor faceta: el juego entre líneas, para acabar siendo sustituido tras un enorme esfuerzo defensivo.

Ferreiro (8,5)

Punzante: Es de admirar el enorme trabajo que desarrolla para el equipo. Además, no se queda ahí, pues sus aportaciones ofensivas siempre tienen tintes de peligrosas. Con una verticalidad innata para llegar y pisar área, le faltó una pizca de fortuna para haber sido decisivo en algunas de sus innumerables llegadas.

‘Chimy’ Ávila (8,5)

Estilete: En estos momentos se antoja imprescindible. Por su velocidad, su entrega y sobre todo por su lectura para atacar espacios. Es el estilete perfecto de un equipo que empuja al son del argentino.

Los cambios

‘Cucho’ (8)

Vertical: Su salida coincidió con los mejores minutos del conjunto de Rubi. Lástima el golazo de Aarón porque se barruntaba que el colombiano -fresco y ágil como antaño- podía cazar la pelota decisiva. Sin duda, verle así demostró que ha llegado con el mismo hambre con el que se marchó.

Camacho (s.c)

Veterano: Su salida consiguió el efecto esperado: mucho empuje. Con la calidad de antaño y la veteranía que dan los años, el eterno capitán demostró el porqué de la confianza del técnico en esos minutos tan decisivos. Se mueve como nadie y maneja a la perfección el tempo de las emociones.

Rescaldani (s.c.)

Fortalecido: Las palabras de Rubi, mostrando su total confianza en el argentino, deben servir como aliciente para ver la mejor versión del delantero. Sus pocos minutos sirvieron para ver ese estético y preciso juego de espaldas que en algunas fases tan bien manejó y ofreció.

NOTA GLOBAL: 8,5

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios