Sportevento 2018

- Publicidad -

Guillermo Arenas, ilusionado por entrar en los playoffs

Entrevista

Entrevista de la Federación Española de Baloncesto al entrenador de Levitec Huesca, Guillermo Arenas, con hambre de nuevas metas

La Federación Española de Baloncesto (FEB) realizó una entrevista personal a Guillermo Arenas, entrenador de Levitec Huesca, un testimonio del que nos hacemos eco en SportAragón por la relación directa del mismo con el equipo oscense.

Guillermo, qué bien deben saber estos 14 triunfos en apenas 21 jornadas disputadas…

“Es para estar satisfechos porque creo que el equipo ha entendido muy bien el mensaje de lo que queríamos y ha sabido llevarlo del papel a la práctica. Hemos hecho una muy buena primera vuelta y un inicio de segunda con dificultades pero en la que hemos podido sacar partidos importantes hasta poder sumar estos 14 triunfos que nos dan ya la tranquilidad de saber que el año que viene tendremos asegurada nuestra participación en la competición. Esto nos da una cierta confianza a la hora de poder afrontar lo que queda por delante donde queremos trabajar mucho ya que nova a ser sencillo el poder mantener el nivel que se ha visto hasta ahora”.

¿Qué porcentaje de culpa ha tenido en esta magnífica temporada el haber comenzado ganando a dos candidatos a todo como el Real Betis EP y el RETAbet Bilbao?

“Pues uno muy alto porque cuando cambias tantas piezas y empiezas casi de cero, el poder lograr dos triunfos tan importantes ante dos rivales que acaban de llegar de la Liga Endesa te da una confianza muy grande en tu trabajo. Fueron dos partidos que nos dieron un impulso grande a nuestro día a día porque nos enseñaron que podíamos ser competitivos con cualquier equipo y que podíamos plantarle cara a todo aquel que se nos pusiera delante. A partir de ahí, comenzamos a verlo todo de otro modo”.

¿Y qué resulta más difícil para un club como el Peñas Huesca? ¿Tener que reinventarse cada verano o el seguir manteniendo un nivel tan alto temporada tras temporada?

“Reinventarte es un trabajo muy duro pero yo es algo a lo que he estado acostumbrado durante toda mi carrera como entrenador porque en mis primeros años en Oviedo el presupuesto era limitado y teníamos que pensar cada verano como superarnos mientras que en Huesca esas dificultades nos han obligado siempre analizar con lupa cada fichaje que hacemos. Es algo duro porque no hay margen de error, tienes que intentar acertar al máximo en cada apuesta porque de ello depende que puedas dar un salto de calidad como equipo para poder ser competitivo en la Liga. Creo que este año lo hemos conseguido de nuevo y eso explica que el nivel que estamos ofreciendo esté siendo tan bueno”.

El poder vivir una temporada así, ¿compensa el tiempo de espera como técnico entre tu salida de Oviedo y el momento en el que llega una oportunidad como la del Levitec Huesca?

“La vida del entrenador es así,sabes que hay momentos en los que puedes verte en situaciones bonitas y otros en los que te toca esperar desde fuera una oportunidad. En mi caso, no llegué a estar del todo parado ya que estuve en Mieres en Liga EBA pero sí que es duro el tener que verte durante un tiempo fuera de la rueda. A mí siempre me ha gustado ese reto de poder hacer equipos competitivos y de poder obtener lo mejor de ellos en cada sesión de entrenamiento y en cada partido, en Huesca me dieron la oportunidad de hacerlo y para mí es un placer el poder cumplir esta tercera temporada en un sitio como este en el que el baloncesto se vive de una manera tan especial”.

¿Y ahora? ¿Qué le podemos pedir al equipo durante lo que resta de temporada?

“Hay algo que es innegociable y es que deben ser igual de competitivos de lo que han sido hasta ahora. El haber logrado la permanencia no debe limitar nuestra ambición de seguir ganando partidos y de poder luchar con ilusión por un reto tan bonito y ambicioso como podría ser el estar en los Playoffs. Para un equipo como el nuestro que siempre lucha por mantenerse, el poder verse en este terreno en una Liga tan igualada sería el poder cumplir un sueño”.

La ausencia de presión, ¿vuestra mejor aliada para el tramo final de competición?

“Podría ser… Pero el tener prácticamente atada la permanencia no hace que la presión desaparezca sino que esta cambie de estado ya que la presión que tenemos ahora es la de conseguir que las cosas sigan saliendo bien, que mantengamos este nivel de juego y que eso nos lleve a seguir sumando victorias. Tenemos que ser inteligentes y saber jugar con ello, debemos darnos cuenta de que se está haciendo un buen año y que lo más importante ahora es que disfrutemos de todo lo conseguido para poder seguir sumando en positivo siempre que podamos”.

Hasta, por ejemplo ¿alcanzar los Playoffs o la Final Four?

“Eso, como te decía, sería un sueño hecho realidad pero aún es pronto para poder hablar de ello porque queda un largo camino. Hay 12 partidos por delante, rivales muy duros y exigentes,aparecerán las dificultades y tendremos que pelear mucho por ello todavía… Pero ojalá dentro de unas semanas podamos seguir hablando de este reto porque sería muy ilusionante para todos”.

Y todo esto en una ciudad que entiende de baloncesto y que parece que vuelve a disfrutar con su equipo…

“Cuando llegué aquí fue una delas primeras cosas de las que me di cuenta, que en Huesca se entendía de baloncesto. Siempre ha sido una afición exigente, de esas que cuando hablas de permanencia te piden un poco más, por eso este año me alegra mucho el ver que cuando acuden al pabellón no sólo están viendo a su equipo ganar sino que,además, están disfrutando mucho con el juego. Eso es algo que para mí es muy importante porque como equipo jugamos por y para ellos y no tenemos mayor reto en nuestro día a día que intentar que se vayan a casa con una sonrisa. De momento no han sido pocas este año así que el objetivo ahora no será otro que el de intentar que esos días sean los mayores posibles”.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Comentarios

Guillermo Arenas, ilusionado por entrar en los playoffs

por Luisle Santolaria léelo en 4 min