MercaZaragoza Banner Portada

- Publicidad -

Hernando y Azkorbebeitia ‘achican’ el crono de la 4k

Valle de Tena

El gran favorito para la 8k, Javi Domínguez, cumplió el pronóstico en una Trail Valle de Tena, una vez más, espectacular

Luis Alberto Hernando y Oihana Azkorbebeitia han batido los récords de la 4K (43 km y 3500 m+), mientras que Javi Domínguez y Maddi Arrazola se impusieron en la 8K (77 km y 6.800 m+). El sábado 3 de septiembre se subió  el telón competitivo del Trail Valle de Tena, con las dos pruebas más exigentes de su programa: la 8K y la 4K. En los dominios del Garmo Negro (3.064 m), icono de la carrera, más de 550 corredores se enfrentaron a dos de los recorridos más duros y bellos de la cordillera.

Banner Turismo Villanúa 2022 – Post

En lo competitivo, esta séptima edición será recordada por el grandísimo nivel de atletas y por la victoria de cuatro de ellos: Luis Alberto Hernando y Oihana Azkorbebeita en la 4K, récord incluido, y Javi Domínguez y Maddi Arrazola en la 8K.

Y como siempre en montaña, la meteorología fue la otra gran protagonista de la jornada. Con un amanecer iluminado por los reflejos de una tormenta que se alejaba, el paso de las horas fue dejando que el sol se alternara con las nubes y la lluvia, que también tuvo sus momentos de gloria, fue más leve de lo que se preveía.

Fortaleza de Hernando en las subidas

La 4K fue la segunda prueba en salir el sábado. La fuerte competitividad y el gran nivel atlético de los favoritos deparó una carrera muy rápida y emocionante entre el Balneario y el pueblo de Panticosa. Un trazado de 43 km y 3.500 metros positivos, bello y duro a partes iguales, que además del Garmo visita lugares tan icónicos como los ibones de Bachimaña, el collado del Tebarray o las laderas del Pico Foratata.

El seis veces campeón del mundo, Luis Alberto Hernando, se llevó el triunfo con un tiempo de 5 horas, 44 minutos y 49 segundos, superando en más de 8 minutos el récord que Zaid Ait Malek estableció en la última edición.

“Ha estado muy igualado, nos íbamos viendo en todo momento y sabía que no me podía despistar ni un segundo. Yo iba mejor en las subidas y él -Íñigo Macías- en las bajadas, y como sabía que la carrera terminaba en descenso he tenido que esforzarme al máximo”, ha reconocido el burgalés afincado en Jaca. “Es un lujo encontrar ‘carrerones’ como este tan cerca de casa. Los senderos de los Pirineos no tienen nada que envidiar a los de ningún lugar del mundo”, añadió.

A poco más de dos minutos llegó su gran rival, Íñigo Macías (5:47:39), un corredor que se prodiga poco en las carreras por montaña pero que ha vuelto a dejar grandes destellos de su calidad. El tercer lugar fue para el campeón de Aragón, Alberto Torres (5:59:09), mientras que Asier Labairú (6:05:10) y Daniel Alonso (6:05:22) completaron el top5.

En la categoría femenina, también la gran favorita, Oihana Azkorbebeitia, se hizo con el triunfo con un impresionante crono de 6 horas, 57 minutos y 45 segundos. “Vine aquí en 2018, pero me tuve que retirar, así que me quedé con las ganas de descubrir el resto del recorrido. Regresar a estas montañas y ver lugares tan impresionantes es una pasada”, afirmó la vizcaína tras cruzar la meta, igual que el ganador, acompañada de sus hijos.

Pero no fue la única en bajar del récord de Ana Tauste de 2018, sino que hasta cuatro corredoras lo hicieron, todas vascas. Larraitz Aragón (7:17:44) se sorprendió a sí misma con la segunda posición, Ainhoa Elizondo (7:22:48) fue tercera e Igone Campos (7:24:58), cuarta. El top5 lo cerró la lituana Jelena Malyseva.

Javi Domínguez y Maddi Arrazola, los más fuertes en la 8K

77 km y 6.800 m positivos. Esas son las cifras de este desafío montañero superlativo, que comparte recorrido con la 4K, sumando una primera sección por una de las zonas más salvajes y desconocidas del Valle de Tena, los ibones de Brazatos. Partió a las 5:00 horas, con 160 corredores.

Las informaciones previas auguraban un posible duelo entre Marc Ollé y Javier Domínguez, y así fue. Fue el primero quien atacó en primera instancia y abrió una brecha que se antojó importante. Sin embargo, en la segunda mitad se giraron las tornas. El ritmo constante del vasco se acabó imponiendo sobre el del catalán, y acabó venciendo con 12 horas, 59 minutos y 35 segundos. En este caso, muy lejos del récord de Andreu Simón de 2018 (11:46:05).

“Ha sido muy bonita, es una carrera de montaña de verdad. La subida al Garmo se me ha hecho muy dura, pero he tenido paciencia y al final Marc ha petado un poco y he podido ponerme primero”, desgranó el gaanador en línea de meta. Al final sacó más más de 30 minutos a Marc Ollé (13:31:45). Tercero fue Miguel Mataix (14:17:09), cuarto José Manuel López (14:26:30) y quinto José Luis Mota (14:28:21).

¡Suscríbete gratis y no te pierdas cada viernes nuestro podcast montañero "Planeta Montaña"!

Mostrar Comentarios