Huesca, fábrica de ala-pívots

LEB Oro

El equipo oscense siempre ha sido una plaza donde se han visto buenos ala-pívots en LEB Oro, una posición marcada en rojo para tener un jugador que lidere el proyecto de cada temporada en la categoría

Banner Podoactiva TOP Post

Son 10 temporadas del Club Baloncesto Peñas, ahora Levitec Huesca, en LEB Oro. Llama la atención que en 6 de ellas, el máximo anotador fue el ala-pívot del equipo, y en otras 3 en el top3. Deja entrever que el puesto de «cuatro» es uno de los más importantes cada campaña, con hombres importantes dentro del esquema del equipo.

Motor 2002 NOV-DIC-20 Post

Da igual el entrenador que estuviera. Desde la primera campaña con Ángel Navarro, las siguientes con Quim Costa, el breve periplo de Sergio Jiménez o el actual Guillermo Arenas, siempre cuentan con ala-pívots claves en la plantilla. Todos ellos con mano desde el triple, unos más y otros menos, pero jugadores que juegan de fuera para dentro.

Stevie Johnson

La temporada 2010/2011, primera de Peñas Huesca en LEB Oro, indiscutiblemente el líder fue Stevie Johnson. Máximo anotador del equipo con 14,2 puntos, a lo que sumar 5,8 rebotes y 2,8 asistencias para 16,4 de valoración. El veterano americano era el «alma mater» de aquel equipo. Llegaba de ser el héroe del ascenso desde LEB Plata, y la nueva categoría para nada se le hizo grande. Los oscenses lo ficharon del Faymasa Palencia tras la enésima temporada con números espectaculares en LEB Plata.

El norteamericano tras 2 temporadas en Huesca dejó el equipo a la siguiente campaña. Fichó por el equipo argentino de Libertad de Sunchales, aunque fue cortado al inicio de temporada, al buscar su equipo más rebotes y presencia en la pintura, características que no eran las principales de Stevie Johnson que a pesar de ello no estaba teniendo malas actuaciones. Para la siguiente campaña fue reclutado por Crailsheim Merlins de la segunda alemana, con quiénes llegó a jugar la Bundesliga o primera división, hasta que en 2015 optó por retirarse, con 37 años de edad.

Stevie Johnson en Huesca | Foto: menorca.info
Stevie Johnson en Huesca | Foto: menorca.info

Alex Franklin

Posiblemente el mejor ala-pívot que ha vestido la camiseta verdiblanca, obviamente en el momento que se la enfundó. Llegó mediada la temporada 2011/2012 y catapultó a los suyos un nivel por encima del que se estaba dando. El entonces Lobe Huesca, había dado de baja a Maurice McNeil y se hacía con el americano de nacionalidad puertorriqueña. Tras un buen año en Tarragona en LEB Oro y fichar por el JA Vichy de la Pro B francesa, llegaba a tierras oscenses para jugar 19 partidos. 16,2 puntos de media, 6,4 rebotes y 2,7 asistencias para 15,7 de valoración. Máximo anotador del equipo.

Todavía jugando a baloncesto a sus 31 años en los Piratas de Quebradillas de Puerto Rico, posee una dilatada trayectoria. Alex Franklin ha labrado casi toda su carrera en el país boricua, con escapadas a la liga de México y Argentina, siempre con importantes números. Internacional con Puerto Rico, ha sido convocado en varias ocasiones, la última en el Mundial FIBA de 2019.

Alex Franklin en Huesca | Foto: el faro de Melilla

Jamar Samuels

Temporada 2012/2013. Llegar y besar el santo. Su primera experiencia profesional tras salir de Kansas State en la NCAA se saldó con una gran nota. Su gran actuación ayudó a Lobe Huesca a entrar en playoffs. Firmó en liga regular 14,6 puntos, 7,6 rebotes y 1 asistencia para 15,6 de valoración, siendo el máximo anotador. Los oscenses posteriormente no duraron mucho en playoffs, además de que el norteamericano bajó su nivel aunque sin dejar de ser importante. Se estancó en 12 puntos, 7,5 rebotes y 0,5 asistencias para 9,5 de valoración.

A partir de su año en Huesca, Jamar Samuels se convirtió en un trotamundos del baloncesto. En la actualidad, cerca de los 31 años, en el 1º de Agosto de Angola, ha conocido ligas muy diversas. La segunda italiana, tras su paso por tierras oscenses, donde estuvo 2 años. La ACB, de la mano de Manresa, aunque únicamente 8 partidos. Israel en 2 temporadas, Rumanía y ahora Angola, sus destinos, donde no ha vuelto a repetir los números cosechados en Huesca, aunque ha estado cerca.

Jamar Samuels en Huesca | Foto: baloncestoconp.es

Pierre Oriola

Con seguridad el ala-pívot más icónico de los que han pasado por Huesca. Temporada 2013/2014, tras 3 temporadas en ACB con Manresa con más pena que gloria, y su primera campaña en LEB Oro en las filas de Força Lleida, firmando buenos números en playoffs, ficha por Peñas Huesca. Junto a Marius Grigonis, se erige como líder, con mejores números que el lituano. Su temporada regular, un escándalo. 15 puntos, 6,4 rebotes, 0,8 asistencias para 15,2 de valoración de un joven Pierre Oriola que a su vez fue el máximo anotador del equipo. Cierto es que después en playoffs pinchó, pero esto no emborronó su campaña. En los 3 partidos de las eliminatorias finales, pobres números, con 4,7 puntos, 3,7 rebotes, 0,3 asistencias para 1,7 de valoración.

Sus números y condición de jugador nacional volvieron a abrirle las puertas de ACB. A partir de ahí la historia la conocemos todos. 1 año en el Betis, jugando tamibén la Eurocopa. 1 año en Valencia disputando Eurocopa y Copa del Rey. A partir de ahí, 3 años en el FC Barcelona, donde juega actualmente a sus 27 años, siendo pieza importante, ganando títulos y jugando todas las campañas la Euroliga. A todo ello sumar las convocatorias con la selección española, donde es un fijo, y con quien ya se ha colgado 2 metales, el bronce del Eurobasket 2017 y el oro del mundial de 2019. De su etapa en Huesca, continúa guardando una estrecha relación con Nacho Gella, quien fue su segundo entrenador en aquel curso, con quien realiza entrenamientos individuales cuando se detiene la competición.

Pierre Oriola en Huesca | Foto: Diario de Sevilla

Lucas Troutman

Tras 4 campañas donde el líder del equipo era un ala-pívot, llega la 2014/2015. El norteamericano Lucas Troutman vivía su primera experiencia profesional tras jugar en NCAA con la universidad de Elon. Grandes números le avalaban, aunque fuera en un flojo equipo. Cierto es que no fue el mejor de aquel Peñas Huesca, comandados por los jóvenes Edgar Vicedo y Darío Brizuela, pero era el tercer espada en cuanto a importancia ofensiva. Acabó generando 10,5 puntos, 4,1 rebotes y 0,5 asistencias para 8,6 de valoración. Se le veían nos obstante las costuras en aspectos defensivos, sin acabarse de acoplar.

Tras su paso por Huesca, recaló en la liga finlandesa, donde casi calcó los números cosechados durante su curso en LEB Oro. A pesar de no ser tan malas estadísticas, a sus casi 29 años, el norteamericano no ha vuelto a encontrar equipo desde la temporada 2015/2016. Demasiado tiempo parado para un jugador que será difícil volver a ver en una cancha de baloncesto.

Lucas Troutman en Huesca | Foto: nosolopucela

Daniel Bordignon

De nuevo para la temporada 2015/2016, el ala-pívot no era el hombre más importante del equipo. Eso si, en el caso de Daniel Bordignon, su papel era fundamental para cohesionar todas las piezas de aquella exitosa plantilla que llegó a la final de la LEB Oro. Destacaba por encima de todos Goran Huskic, pero un nutrido grupo de jugadores aportaba mucho en la anotación. Tanto es así que Daniel Bordignon acabó siendo el 4º máximo anotador del equipo y una pieza muy importante. El jugador cedido por Baskonia acabó con 9,6 puntos, 5,4 rebotes y 1 asitencia para 9,5 de valoración. No se escondió en los mejores playoffs de la historia de Peñas Huesca. Sus guarismos subieron hasta los 10,9 puntos, 5,4 rebotes y 0,8 asistencias para 10,9 de valoración. La única lástima, un problema de espalda que le apeó de jugar el último partido de la final.

Su excelsa temporada le abrió las puertas de la primera divisón de Argentina. El brasileño se enroló en las filas del Weber Bahía Estudiantes, pero la mala suerte se cebó con él en la temporada que parecía iba a explotar. En el primer partido de liga, se rombía el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Adios a la temporada. Al siguiente curso, ya recuperado, de nuevo Baskonia permitió al mismo equipo argentino obtener su cesión. Esta vez no convenció al cuerpo técnico y retornó al filial del Baskonia en LEB Plata para acabar la temporada, y de nuevo mala suerte. En un entrenamiento se rompía el ligamento de la rodilla izquierda, otra grave lesión y otro adios a la temporada y también a la siguiente por precaución. Esta temporada volvió a LEB Plata, a las filas del Estela, donde se está reencontrando con el baloncesto con todavía 24 años.

Daniel Bordignon en Huesca | Foto: C.Pascual

Mirza Bulic

En la temporada 2016/2017 llegó el jugador bosnio con la temporada empezada para sustituir a Augustinas Jankaitis. Hombre de confianza de Sergio Jiménez, quien lo conocía de su buen año anterior en LEB Plata, lo reclutó para la causa antes de ser cesado. El ala-pívot se encontraba en la liga marroquí, y no le costó volver a España. Se convirtió en pieza clave del juego interior, yendo de menos a más y siendo uno de los líderes en las últimas jornadas cuando el balón más quemaba. Acabó el curso con medias de 10,1 puntos, 4,6 rebotes y 1,2 asistencias para 9 de valoración.

Su temporada en Huesca, le sirvió a Mirza bulic para hacerse un hueco en LEB Oro, donde ha estado jugando desde entonces defendiendo los colores de diferentes equipos. La temporada siguiente la jugó en Iraurgi, subiendo sus guarismos, aunque su eclosión sería en el próximo curso en las filas de Coruña, donde se convirtió en el máximo anotador. Esto le sirvió para renovar esta campaña, pero su importancia en el equipo bajó considerablemente, lo que le hizo cambiar de aires a Melilla con la temporada empezada, equipo donde se encontraba en la actualidad. Parece que en LEB Oro ha encontrado la horma de su zapato a sus casi 28 años de edad.

Mirza Bulic en Huesca | Foto: C.Pascual

Kevin Van Wijk

Para el curso 2017/2018, ya como Levitec Huesca, el club se dejó de experimentos. Llegaba al equipo un hombre con experiencia, con 4 temporadas en LEB Oro a sus espaldas, y con hambre de liderar el proyecto dejando de ser una pieza secundaria, y así fue. Firmó sus mejores números de siempre en la categoría hasta la fecha. El holandes promedió 13,8 puntos, 6 rebotes y 1,2 asistencias para 16,7 de valoración. Su anotación fue la mejor del equipo. Su lucha en la pintura recordada. Fundamental para la agónica salvación del equipo una temporada más. El club trató de renovarlo pero fue imposible que continuara una nueva campaña.

Kevin Van Wijk aprovechó su gran temporada en Huesca para firmar un mejor contrato. Encontró acomodo en Ourense, donde esta temporada, con 31 años, cumple su segundo curso y su séptimo en LEB Oro. Fundamental en los esquemas, aportando experiencia y pelea siendo titular, aunque sin llegar a los números cosechados en Levitec Huesca, donde el interior puede presumir de haber firmado la mejor estadística de su carrera deportiva hasta la fecha.

Kevin Van Wijk en Huesca | Foto: C.Pascual

Stojan Gjuroski

Sorprendió su fichaje en la temporada 2018/2019, al ser un desconocido para el público en general que llegaba de la liga de Macedonia, de donde nunca había salido. Había jugado partidos de Eurocup y era un clásico de su selección. El bueno de Stojan Gjuroski acabó maravillando a propios y extraños. Sus triples como bombas aun resuenan en el palacio de los deportes, siendo muy efectivo desde los 6,75m. Aunque sufría en la zona con ala-pívots más pesados, ayudó a Levitec Huesca a estar muy cerca de entrar en playoffs, algo que se esfumó en el último partido. Acabó siendo el máximo anotador del equipo. Aglutinó unas medias de 14,4 puntos, 3,5 rebotes y 1,6 asistencias para 11,5 de valoración.

Al no entrar los oscenses en playoffs, Melilla se hizo con sus servicios para éstos, tras la lesión de gravedad de uno de sus hombres. Quedó lejos de los números firmados en Huesca, aunque tuvo importancia en la rotación a pesar de ser un recién llegado. Tras su paso por LEB Oro firmó esta campaña por los franceses del ALM Evreux Basket, que se encuentran en la ProB, o segunda división del país galo. A sus 28 años es titular, con muchos minutos en pista, aunque no ha vuelto a repetir las estadísticas realizadas en Huesca.

Stojan Gjuroski en Huesca | Foto: C.Pascual

David Skara

Para la temporada 2019/2020 nuevamente una apuesta. Directamente desde la NCAA para vivir su primera experiencia profesional se contrataba a David Skara. El croata ha conseguido demostrar que el club no se ha equivocado con él, y se ha convertido en uno de los mejores novatos de la categoría, con varias presencias en el quinteto ideal e incluso algún MVP. Aunque irregular ha sido fundamental para Guillermo Arenas. Tercer máximo anotador del equipo con un juego vertical. Buenas medias, luciendo en su haber 12,1 puntos, 6 rebotes y 0,8 asistencias para 12,8 de valoración.

Su futuro incierto, aunque desde luego que algún club apostará por él tras la temporada realizada. El deseo quizás sea jugar en el KK Zadar, de quienes rechazó una baja oferta antes de firmar por Levitec Huesca. Su año puede hacer replantear el contrato al equipo croata, que los oscenses presenten una oferta de renovación, o que otro club de LEB Oro tras ver su adaptación apueste por él. Cualquier escenario es posible, lo seguro es que seguirá ligado al mundo del baloncesto a sus 25 años.

David Skara en Huesca | Foto: C.Pascual