Banner Embou Cabecera Sección SD Huesca

JIM: «Queremos hacer feliz a la ciudad»

ACTUALIDAD

El Real Zaragoza espera conseguir la primera victoria ante la afición en un partido en el que se espera gran afluencia de público en La Romareda

Arizon y Gracia TOP Post

El Real Zaragoza continúa preparando el encuentro del lunes ante la S.D. Huesca. Un partido de necesidad para los dos equipos aragoneses que buscarán la victoria ante una Romareda que se espera que roce el lleno. A pesar de las ausencias en los entrenamientos, Juan Ignacio Martínez ha confirmado que, en principio, podrá contar con Narváez y Cristian Álvarez. «Quedan dos sesiones todavía y esperemos que no pase nada anormal y podamos contar con todos los compañeros. Cristian y Narváez, al ser una semana larga, los hemos tenido en un entreno específico y hoy se han reincorporado al grupo».

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

El equipo luchará por conseguir la primera victoria ante la afición en una semana tan importante para Zaragoza. «Queremos hacer feliz a la ciudad de Zaragoza, por la rivalidad pero sobre todo por los tres puntos. Maximo respecto al Huesca, pero tienen que entender que nos toca ganar en La Romareda», ha manifestado JIM. Para el técnico blanquillo, una victoria supondría un punto de inflexión para el equipo que necesita salir de los puestos de descenso. «Sería una culminación tremenda, con todo el estadio y la primera victoria en casa te daría ese plus para las siguientes jornadas».

Juan Ignacio Martínez ha insistido en la importancia de ser protagonistas con el balón ante la S.D. Huesca: «Somos un equipo ambicioso, protagonista y donde tenemos que mejorar es en el tema del aspecto defensivo colectivo. Hemos incidido mucho en los aspectos mejorables y estamos muy contentos de cómo han transcurrido las semanas». Enfrente, un equipo con jugadores de calidad y que no le va a poner las cosas fáciles a los zaragocistas. «El equipo que tenga la seguridad en los pases, los controles y el juego va a tener más posibilidades de ganar».

Además, el técnico alicantino ha admitido que aunque no quiere que la falta de gol sea una obsesión, sí «es una realidad». Sin estos goles es difícil que lleguen las victorias.

 

Mostrar Comentarios