El Gol Del Cierzo – Portada

- Publicidad -

La Liga ASOBAL arrancará el 2 de septiembre

BALONMANO 2020/21

Habrá numerosos cambios en la Copa del Rey y en las segundas ligas masculina y femenina del balonmano nacional

La Liga Sacyr ASOBAL, que se disputará finalmente en formato de todos contra todos, tras el acuerdo alcanzado el viernes entre la Federación Española de Balonmano (RFEBM) y la ASOBAL, arrancará el próximo 2 de septiembre, según el calendario aprobado este sábado en la Asamblea General de la RFEBM.

Cuatro días antes del inicio de la Liga ASOBAL, que concluirá el 5 de junio, se disputará la final de la Supercopa de España, que enfrentará el 29 de agosto en una sede aún por determinar al Barça, vigente campeón de Liga y de la Copa del Rey, con el BM. Benidorm, vigente subcampeón de Copa.

La Copa del Rey cambiará de sistema

Por su parte, la Copa del Rey cambiará de sistema, según lo aprobado este sábado en la Asamblea, y pasará a disputarse en un formato de fase final única con la presencia de ocho equipos, que se celebrará del 5 al 7 de marzo.

En la fase final de la Copa del Rey participarán además del último ganador, el equipo organizador, así como los seis primeros clasificados a la conclusión de la primera vuelta de la Liga Sacyr ASOBAL.

Por el contrario, no se han establecido fechas todavía para la disputa de la Copa Sacyr ASOBAL, tras retirarse la propuesta de suprimir en la temporada 2020/21 la citada competición, en virtud del acuerdo alcanzado el viernes entre la Federación y ASOBAL.

Cambios en División de Honor Plata masculina y en la Liga Guerreras Iberdrola

Donde sí habrá cambio de formato será en la División de Honor Plata masculina, que pasará a disputarse según aprobó la Asamblea en dos grupos de diez equipos cada uno.

Los cinco primeros equipos de cada grupo disputarán una segunda fase bajo la modalidad de liguilla, de la que saldrán los dos equipos que ascenderán directamente a la Liga Sacyr ASOBAL.

También habrá cambio de sistema de juego en la Liga Guerreras Iberdrola, que arrancará el 12 septiembre y concluirá el 29 de mayo, y que pasará a disputarse en dos grupos.

En la nueva Liga Guerreras Iberdrola los dieciséis equipos participantes pasarán a dividirse en dos grupos de ocho conjuntos, que se repartirán de la siguiente manera.

En el grupo A figurarán el Super Amara Bera Bera, Mecalia At. Guardés, Rincón Fertilidad Málaga, Aula Alimentos de Valladolid, Zubileta Evolution Zuazo, Atlántico Pereda, Lanzarote Puerto del Carmen y el sustituto del Helvetia Alcobendas, que renunció a la categoría.

El grupo B estará compuesto por el BM. Elche, Liberbank Gijón, KH-7 Granollers, Rocasa Gran Canaria, Salud Tenerife, Conservas Orbe Porriño, BM. Morvedre y Adesal Córdoba.

Los cuatro primeros de cada grupo se enfrentarán en una segunda fase por sistema de liguilla a partidos de ida y vuelta, para la que valdrán los resultados obtenidos en la primera fase, de la que saldrá el campeón de Liga.

Por contra, los cuatro últimos de cada grupo se medirán en una segunda fase, que se jugará por el mismo sistema que el grupo por el título, para dilucidar los cuatro equipos que descenderán de categoría.

Sin cambios en la Copa de la Reina

No cambiará, sin embargo, el formato de la Copa de la Reina, cuya fase final se disputará del 23 al 25 de abril en una sede aún por determinar.

¿Escisión dentro de la Asociación de Clubes?

Durante la Asamblea General de la RFEBM, que por primera vez en la historia se celebró de manera telemática a causa de la pandemia de coronavirus, se aprobó la supresión de la obligatoriedad de formar parte de ASOBAL para disputar la Liga Sacyr ASOBAL.

La propuesta, que salió adelante con un total de 62 votos a favor, 9 en contra y 7 abstenciones, fue presentada por un grupo de asambleístas entre los que figuraban Gurutz Aginagalde, presidente del Bidasoa Irún, y David Barrufet, representante del Barça, por parte del estamento de clubes.

Una propuesta que abre la posibilidad a una posible escisión dentro de la Asociación de Clubes.

Asimismo, se aprobó por 77 votos a favor y 1 en contra, la propuesta que solicitaba la recuperación por parte de la Federación de los derechos de imagen de la Copa del Rey, actualmente en posesión de la ASOBAL.

Una posibilidad que tanto Federación como la ASOBAL ya acordaron negociar en la reunión que ambos organismos mantuvieron el viernes.

Por último, la Asamblea aprobó las cuentas del ejercicio 2019, que se saldó con un superávit de 25.504 euros, así como el presupuesto para el año 2020 que se cifró en 10.395.656 euros.