- Publicidad -

Primera noche bajo la luz de la luna llena

Gran Trail Aneto-Posets

La gran carrera de trail del Valle de Benasque ya está lanzada y 210 corredores han tomado la salida en Benasque

Ciudadela de Jaca Post

La estela de linternas frontales de los corredores del Gran Trail Aneto-Posets ya penetra en la montaña. Casi no hacen falta, la luna llena también les acompaña. Sus energías todavía están a tope y los nervios acumulados en los días previos van quedando atrás. Es el momento de la verdad para los 210 valientes que se han propuesto completar este recorrido.

Energías de Panticosa – Post

El primer bucle alrededor del Aneto es pura alta montaña, con un terreno muy rocoso y poco propicio para correr rápido, y menos por la noche. A lo largo de la jornada del sábado regresarán a Benasque para encarar la vuelta del Posets, completando el trazado de 105 kilómetros y 6.750 metros de desnivel positivo.

Se espera que los primeros corredores lleguen de nuevo a Benasque en las horas centrales del sábado, mientras que el grueso del pelotón irá regresando a Benasque durante la siguiente noche. El cierre de la meta está previsto a las 14:00 horas del domingo.

Todo listo para la Vuelta al Aneto y el Maratón de las Tucas

Desgraciadamente, la octava edición del Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets no podrá vivir el estreno de su anunciado Kilómetro Vertical. Tampoco saldrán las otras dos modalidades más cortas, la Vuelta al Molino de Cerler y la Vuelta al Pico Cerler, para reducir a la mitad el número de corredores del evento.

Sin embargo, el espectáculo continuará el sábado con las otras dos distancias míticas. A partir de las 7.00, 518 corredores se unirán a la competición con el arranque de la Vuelta al Aneto, de 55 km y 3.630 m positivos. Dos horas más tarde desde el mismo emplazamiento partirán los 825 corredores del Maratón de las Tucas, la modalidad más numerosa. Con 42 km y 2.500 m de ascenso, se interna en el macizo del Posets (3.355 m).

El Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets ya ha dado el pistoletazo de salida a su prueba reina. Empieza, así, uno de los mayores desafíos que pueden realizarse en España: rodear los dos macizos más altos y emblemáticos de los Pirineos.

Esta vez, sin embargo, no se ha podido vivir el fervor que había acompañado la partida de esta aventura en las siete anteriores ediciones. Esa emoción compartida entre corredores, acompañantes, turistas y vecinos que tradicionalmente abarrotan la Avenida de los Tilos tendrá que esperar unos meses más.

Los motivos son evidentes y la organización de la carrera -encabezada por la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque, PRAMES y Peña Guara- tiene muy claro que la prudencia es en estos momentos su mejor herramienta. La salida se ha mudado a las afueras de la villa. Se ha tomado la temperatura a cada uno de los participantes, que portaban la mascarilla subida y guardar la distancia de seguridad en los entornos urbanos y avituallamientos. Pero no solo los corredores tendrán que cumplir con las exigencias del momento, todas y cada una de las 500 personas que forman parte de la logística del Gran Trail han debido pasar un test de antígenos.

¡Suscríbete gratis y no te pierdas cada viernes nuestro podcast montañero "Planeta Montaña"!

Mostrar Comentarios