Las cesiones, más difíciles que nunca

Actualidad

La incertidumbre de la próxima LEB Oro hace que muchos clubes mirén a los de categoría superior en busca de cesiones para un menor gasto

Banner Podoactiva TOP Post

Queda mucho para dar comienzo a la temporada 2020/2021. Se desconoce de qué forma se hará, y los clubes por el momento no saben con qué recursos contarán. Las administraciones por el momento, y de forma lógica, siguen mirando más a las secuelas de la pandemia. Las empresas miran por sus intereses hasta que todo se asiente. La Federación Española de Baloncesto ha cerrado la temporada pero nada ha dicho de devoluciones económicas por lo no disputado o de ayudas para la próxima campaña.

Todo esto está en el aire. A la vez que se augura un próximo curso con el cinturón más apretado en lo económico para todos los clubes. Esto hace que en LEB Oro se mire de una forma más general a las cesiones de los clubes ACB. Sin lugar a dudas una batalla que no beneficia a Levitec Huesca, que se ha caracterizado como un club formador y de oportunidades para jóvenes. Para la próxima campaña habrá mayor competencia, que dificultará la llegada de algunos objetivos. Apremiará más que nunca la habilidad a la hora de negociar.

Para muestra de la utilización de este recurso en Levitec Huesca, basta mirar la última temporada. Hasta 4 jugadores llegaron cedidos. Dani García de Baxi Manresa, Alex Tamayo y Andriy Grytsak de Estudiantes, y Ander Urdiain, aunque no finalizara el año, lo hizo de Casademont Zaragoza. Se puede unir a estos nombres a Diego de Blas, que hace 2 cursos era canterano del Real Madrid, al igual que Nedim Dedovic, que lo era en el FC Barcelona. Que Levitec Huesca apuesta por la juventud, no es un secreto.

Con ello, se han forjado buenas relaciones con diversos clubes de ACB, con los que han llegado las últimas cesiones. Estudiantes se lleva la palma, las últimas cesiones las de Alex Tamayo y Andriy Grytsak, pero todos recuerdan las de Edgar Vicedo y Darío Brizuela. Baxi Manresa lleva 2 temporadas confiando en Huesca como plaza para Dani García, aunque antes de él, Lluis Costa también estuvo como verdiblanco cedido por Manresa. Con Casademont Zaragoza también ha habido intercambios, aunque no han salido todo lo bien que se esperaba, el último Ander Urdiain, y antes de él, Álvaro Sanz. El último club con el que más se ha trabajado ha sido Baskonia, recordando la exitosa temporada donde jugaron Tadas Sedekerskis y Daniel Bordignon, o rememorándonos más atrás, Devon Van Oostrum.

Repasemos las jóvenes promesas que Levitec Huesca puede encontrar a día de hoy en los clubes con los que mejor sintonía ha habido hasta la fecha. Mucha perla en las canteras de Estudiantes, Baxi Manresa, Casademont Zaragoza y Baskonia. Conozcámolos un poco por encima, puede que alguno de ellos vista de verdiblanco la próxima temporada, aunque la competencia por ellos, está más cara que nunca.

Dani García es el más deseado para estirar su cesión un año más en Huesca | Foto: David Martínez (CBP Huesca)

Estudiantes

Mucha juventud en el equipo colegial. Los ya conocidos Alex Tamayo y Andriy Grytsak. El primero de menos a más, parece que una temporada más le consagraría en LEB Oro. El segundo de más a menos, con otro entrenador podría encontrar los minutos que necesita. Los hermanos Alderete. El mayor, Diego, ya ha probado en Clavijo al LEB Plata, con casi 20 minutos por partido. El pequeño, Héctor, se lesionó de gravedad a principios de año, teniendo que volver a operarse del cruzado, será difícil verle más arriba de liga EBA.

El endiablado Nacho Arroyo, un base eléctrico y descarado apto para cotas mayores. Su mayor problema, la nacionalidad chilena que lleva su condición de extracomunitario. Eso si, ya se ha vestido de corto en 7 partido en ACB. Máxima competición que conocen también Adams Sola (42 choques en su haber) y Dovydas Giedraitis (9 encuentros disputados). El español gran jugador de equipo, con gran defensa, velocidad y capacidad reboteadora. El lituano un auténtico cañonero, una máquina de anotar con el aro entre ceja y ceja. Todos ellos jugadores válidos para LEB Oro.

A ellos se podrían unir los nombres de Rubén Dominguez, joven escolta que todavía no ha llegado a la mayoría de edad que ha sido el líder del equipo de liga EBA. Gran instinto anotador y visión de juego. También el base Pablo Suarez o los interiores Emil Stoilov y Gilad Levy, los 3 firmando un gran curso con más de 10 puntos por partido y los interiores con más de 7 y 6 rebotes respectivamente.

Dovydas Giedraitis en un choque ante Casademont Zaragoza | Foto: ACB Photo

Baxi Manresa

No son muchos los jugadores que podrían ser válidos en Manresa de su cantera para LEB Oro. Jugadores como Marc Peñarroya o Pau Treviño son todavía muy jóvenes y necesitan al menos foguearse en liga EBA tras su año junior. No obstante encontramos a quien sería el anhelo seguramente de Levitec Huesca para la próxima campaña, Dani García. El base mataroní no pudo completar su segundo año en el equipo altoaragonés, tras un excelente inicio de temporada. Necesitaba ese curso entero dominando LEB Oro para dar el salto a ACB con galones, ¿por qué no en la 2020/2021?.

Muy válido es igualmente Yankuba Sima, cedido a Ourense durante el mercado de invierno. Un interior que partía de suplente en el equipo gallego, el cual necesita un mayor protagonismo. También Paco Del Aguila fue pretado a LEB Oro en invierno, su destino Cáceres, aunque disputó pocos partidos otro interior que podría repetir categoría. Por último Guillem Jou, joven escolta que el pasado curso estuvo en los 15 minutos de media en ACB, y al que el problema de cupos en la máxima categoría podría impedir que saliera a préstamo buscando un mayor protagonismo.

Yankuba Sima disputando un partido con Manresa | Foto: Baxi Manresa

Casademont Zaragoza

El equipo vecino tiene muchos ingredientes que podrían encajar en un club de LEB Oro. Su perla es el checo Vit Krejci, que tiene ante si una oportunidad de oro en este final de ACB con tantas bajas en su club para demostrar que la próxima campaña merece un hueco en el equipo maño con más de los 10 minutos a los que no ha llegado por partido para crecer. Por el momento en Zaragoza no se intuyen dichas intenciones, reforzando la línea exterior de cara al curso venidero.

No obstante la «Generación Z» es extensa, habiendo más vida que el propio Krejci o la bandera de esta generación, Carlos Alocén. Javi García ya ha tenido sus minutos en ACB en 12 choques, pero se antojan pocos para un jugador en crecimiento con mucho talento. Jaime Pradilla tras 5 partidos ACB el curso pasado, jugó en LEB Oro esta campaña en las filas de Palencia con un rol secundario. A pesar de su juventud, su crecimiento tiene que reflejarse en un mayor protagonismo y más minutos, algo que encontraría de nuevo en LEB Oro.

Por LEB Plata se han fogueado en el Pardinyes tanto Raúl Lobaco como Ander Urdiain, quien no encontró su espacio en Levitec Huesca, aunque dejó en la retina un partidazo ante Marín Peixegalego. Más de 20 minutos ambos y 7,8 puntos de media en el equipo catalán, dos exteriores que podrían buscar mayor protagonismo en LEB Plata o dar el salto a LEB Oro con un papel secundario. También en dicha categoría estaba el recien retornado Jaime Fernández, en las filas del FC Barcelona. Sin llegar a los 20 minutos de media, ha vuelto a Zaragoza en busca de mayor protagonismo, el cual puede tener en cualquier categoría FEB.

En el filial de liga EBA, Aitor Etxeguren ha dominado la pintura con casi un doble-doble de media, reboteando casi al mismo ritmo que anota, siempre con energía. Por su parte el danés Gustav Knudsen ha sumado puntos y liderazgo, siendo el máximo anotador del equipo. Ambos jugadores todavía no han cumplido la mayoría de edad, teniendo el primero 1 año más que el segundo. El problema que hay con el conjunto maño es que necesitan 5 jugadores nacionales al menos para poder disputar la competición europea.

Jaime Fernández con el FC Barcelona la pasada campaña | Foto: FC Barcelona

Baskonia

Los jóvenes baskonistas siempre suelen estar entre los mejores. El club alavés es un clásico buscando jóvenes talentos por todo el mundo. Lautaro López y Ajdin Penava han acompañado todo el curso al equipo ACB, aunque sin minutos. Necesitados de éstos, los vitorianos deberían de buscarles una cesión. El interior bosnio fácil de colocar, el base argentino, su problema de ser extracomunitario y los costes extras que conlleva a un club LEB Oro. También junto al primer equipo ha estado Miguel González. En el caso del alero, 15 choques entre competiciones europeas y nacionales, además de que su condición de jugador nacional, ayuda a los gasteiztarras con los cupos.

Por europa han estado cedidos varios de los más prometedores del club baskonista. El mas detacado ha sido el base letón Arturs Kurucs, hermano de Rodions Kurucs, jugador NBA de Brooklyn Nets. Cedido en su pais de nacimiento ha tenido un papel protagonista como titular con muchos minutos, podría tener su hueco en ACB o liderando un proyecto en LEB Oro. Por su parte el alero estonio Sander Raieste también ha jugado en su país, siendo parte de la rotación, un jugador que podría encontrar un mayor protagonismo en LEB Oro.

El ex peñista Tadas Sedekerskis también ha jugado en su Lituania natal, donde parece que se ha encontrado más cómodo que cuando ha disputado ACB, y podría tener su hueco en LEB Oro, pero esta vez liderando para dar un salto definitivo a la Liga Endesa. Por último el interior esloveno Jurij Macura estuvo en un club serbio, aunque con poco protagonismo, neceistando una campaña con más minutos en pista.

Del resto, el infinito lituano de 2,16m Jonas Paukste estuvo cedido en Clavijo de LEB Plata, donde no llegó a destacar ni tener un rol importante. Mientras tanto, en el filial baskonista que ha disputado liga EBA algunos han destacado de sobremanera. Por encima de todos está el escolta checo Ondrej Hanzlik, máximo anotador del equipo por encima de los 15 puntos por partido con apenas 17 años, un jugador descarado y atrevido que ha cumplido este año la mayoría de edad. El ruso Pavel Savkov, de la misma quinta de edad, ha sido su mejor escudero. Un artillero con una tremenda muñeca y más de un 40% de acierdo desde el arco. Cierra el tridente el espigado alero senegalés Pape Sow, que con solo 16 años ya ha firmado en liga EBA más de 11 puntos y 5 rebotes por choque.

Sander Raieste en el equipo donde estuvo cedido esta campaña | Foto: Ken Mürk/ERR