Uso móvil 2018 GA

- Publicidad -

Un húngaro, a prueba en el Bada Huesca

Asobal

El equipo altoaragonés incorpora durante los entrenamientos de esta semana al lateral izquierdo de 18 años Lászlo Czeglédy

Energías de Panticosa Zona TOP Artículos

El Bada Huesca acaba de volver a los entrenamientos en una semana que no desemboca en competición ya que esta se reactivará en noviembre y contra el Granollers, en Barcelona. La principal novedad del equipo es que tiene a prueba al húngaro László Czeglédy. Un lateral izquierdo procedente del Veszprém y que vivió en España, en Elche, entre los años 2007 y 2014. Tiene 18 años, mide poco más de 190 centímetros y su objetivo es quedarse en la Asobal. No le sobra ambición y planea hacer carrera en el balonmano.

Ssanyong Balonmano

Llegó a este deporte procedente del fútbol, fue portero, y en su currículo también tiene un año como boxeador. La juventud no enmascara, precisamente, a un chaval cohibido. Es ambicioso y quiere aprovechar esta oportunidad consciente de que el balonmano Asobal es de una gran calidad “y tengo muy buenas referencias del entrenador”. Con presupuesto siempre ajustado, la necesidad de peinar el mercado a la búsqueda de talentos es una obligación en el BM Huesca. László Czeglédy no ha caído por casualidad en el BM Huesca. En Elche jugó en el balonmano con Jorge Nolasco, hermano del exHuesca Adrián y, por lo tanto, bien conocido por el tío de ambos, el preparador del BM Huesca, José Francisco Nolasco.

El jugador dejó Elche y regresó a Hungría. En concreto a la localidad de Balakonboglár –una ciudad turística a orillas del lago Balaton, según explica la Wikipedia- donde se enroló en el Neka, la Academia Nacional de Hungría desde donde recaló en el Vezprém, que ha dominado el balonmano magiar durante las últimas temporadas pero que ahora se encuentra en horas bajas. En caso de que el BM Huesca se muestre interesado en que Czeglédy se quede “no habrá ningún problema para seguir”, señala el jugador que, además del balonmano, quiere estudiar Turismo.

Su primer entrenamiento ha dejado los destellos propios de la calidad de quien viene de la escuela del Vezprém y las limitaciones propias de la edad ya que son 18 años los que tiene. “Me parece que es un jugador valiente, con muchas ganas y desparpajo. Afronta las cosas con ganas y eso siempre es bueno. Es un jugador para tenerlo en la agenda”, señala Nolasco que tan solo tiene como baja para la semana a Bonanno concentrado con su  selección ya que Argentina juega un torneo en la localidad francesa de Montpelier.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

- Publicidad -

Comentarios

Un húngaro, a prueba en el Bada Huesca

por Nacho Viscasillas léelo en 2 min