- Publicidad -

Lorena García, referencia del arbitraje aragonés en balonmano

ENTREVISTA SPORTARAGON

Hablamos con la árbitro zaragozana Lorena García, quien esta temporada ha debutado en ASOBAL con 27 años

Lorena García (Zaragoza, 1993) acumula una ascendente trayectoria en el mundo del arbitraje del balonmano, con grandes avances temporada a temporada. Esta temporada ha debutado en la liga Sacyr ASOBAL con 4 encuentros (Barcelona-Huesca, Bidasoa-Cangas, Barcelona-Sinfín y Benidorm-Villa de Aranda). Además, ha dirigido la final de la Copa de la Reina femenina. Pero, ¿Cuál es todo el trabajo que hay detrás de la preparación de un árbitro? ¿Cómo es tener de mentor a uno de los grandes del arbitraje internacional? Desde SPORTARAGON hemos hablado con ella.

¿Qué balance haces de este curso 20/21?

Ha sido una temporada atípica con restricciones de público, aplazamientos, el covid… Pero tengo un buen sabor de boca. Ha sido una temporada muy especial: La recompensa a muchos años de trabajo. He debutado en la Liga Sacyr Asobal y cumplido muchos sueños, y al mismo tiempo, evidentemente hay que trabajar como nunca. No cambio esta temporada por nada del mundo; me ha aportado muchísimo y será difícil de olvidar.

Habéis tenido como mentor a todo un referente del arbitraje internacional… ¡Cuéntanos!

Así es. Puede pensarse que el árbitro va a un partido, arbitra una hora y se vuelve. Eso no es así. Hay un trabajo detrás de muchísimos años, y esta temporada tanto en cantidad como en calidad lo hemos mejorado y será difícil de superar, ya que hemos tenido como tutor a Ángel Sabroso, uno de los mejores árbitros del mundo. Lo ha arbitrado absolutamente todo y se retira tras los JJOO de Tokio (sus cuartos Juegos Olímpicos). Hemos aprendido muchísimo viendo partidos nuestros, de Ángel, de otros árbitros para detectar fallos y trabajar situaciones que nunca nos habíamos planteado, como los gestos sobre el campo o la forma de caminar. A parte del visionado de vídeo, el trabajo físico es brutal. Estamos en categorías profesionales donde el nivel físico de los jugadores es altísimo, por lo que tenemos que alcanzar ese punto para poder estar al nivel de su juego. Ha sido muy gratificante.

Hemos tenido como tutor a Ángel Sabroso, uno de los mejores árbitros del mundo

¿Cuántas veces revisionáis un mismo partido?

Hemos llegado a ver algún partido hasta cinco veces, analizando cinco cosas diferentes. Cuando vamos a arbitrar un partido vemos varios partidos de esos equipos para analizar las jugadas, que no nos pillen desprevenidas y conocer su jugador lanzador, el que corre, por dónde corre, si cambian a jugar sin portero… y así poder anticiparnos a ese tipo de detalles. Después del partido, lo volvemos a ver tres o cuatro veces. En una analizamos nuestro arbitraje, errores técnicos, errores disciplinarios… y nos preguntamos por qué han ocurrido. Todo tiene un porqué. Seguramente, siempre hay una acción anterior que nos estaba dando muchísima información de que algo iba a pasar y no la hemos visto. Tenemos que tener en cuenta de la información que damos con nuestro cuerpo cuando arbitramos y que nos pueda entender el público. Por esto vemos un mismo partido en tantas ocasiones, para corregir fallos y mejorarlos.

Lorena García (izquierda) y Tania Rodríguez (dcha), en un partido de Liga Sacyr ASOBAL. Foto: @ASOBAL

¿Cómo es el trabajo con tu compañera en pista, Tania Rodríguez?

Llevamos cinco años arbitrando juntas y nos conocemos muchísimo. Hemos ido igualando nuestro criterio para hacer una pareja muy sólida. Nos ha pasado que a veces nuestro tutor en el vídeo no sabe quién es quién; y eso es muy buena señal, significa que las dos nos movemos igual y actuamos en la misma línea. Siempre se puede mejorar, pero se ve en el campo que tenemos muchísima confianza la una en la otra.

Sin embargo, no os conocíais de los arbitrajes en la Federación Aragonesa… ¿Cómo fueron los inicios?

Ella es gallega, pero vive en Valencia. Igual yo soy más extrovertida y Tania es más tímida, solo al principio. Antes de arbitrar juntas, nos conocíamos solo de vista y nos caíamos fatal (risas). Pero era por no conocernos. En cuanto nos pusieron un partido juntas, nos sorprendimos muchísimo y no pensábamos en ese momento que pudiéramos llegar a trabajar tan bien juntas y a ser amigas, por supuesto. Respetamos nuestras diferencias, somos como ‘un matrimonio’. Llevamos cinco años de amistad, pero seguro que va a durar muchísimo.

¿Cuántos viajes o arbitrajes tienes a lo largo del mes?

En cada mes, tengo 3 o 4 partidos. He pitado 20 partidos masculinos de Plata, 5 femeninos de Liga Guerreras Iberdrola (máxima categoría femenina) y 4 de ASOBAL. Pero me quedo sobre todo con el cierre de temporada con la Copa de la Reina, con 2 partidos que quedan para el recuerdo y aprendimos muchísimo.

Lorena García y Tania Rodríguez, en la final de la Copa de la Reina, junto al presidente de la Federación Española, Paco Blázquez. Foto: RFEBM

Imagino que el debut en ASOBAL (15 de diciembre de 2020 en un Barcelona-Huesca) siempre se queda más guardado en la memoria…

Éramos conscientes de la gran responsabilidad que teníamos y que teníamos muchísimos ojos mirándonos y era normal estar nerviosas antes del partido. Tuvimos muchísimas llamadas esos días, atención a medios de comunicación minutos antes del partido… Situaciones diferentes que nos sacaban de nuestra rutina habitual de pre partido. Sobre todo, estaba deseando ponerme de corto y calentar para olvidarme de todo lo externo al partido y salir a pista. El partido salió bien. Nos dimos cuenta que en un partido de ASOBAL se pita poquísimo, porque el juego es mucho más rápido y hay más ley de la ventaja. Actuamos muy poco, pero sucede que si entonces fallas, se nota más. Tuvimos que pitar cinco veces, pero por suerte o por trabajo, acertamos las cinco. Los jugadores se nota que entienden el reglamento y lo estudian para trabajar con él.

¿Sigues en alguna competición durante el verano?

Siempre he pitado balonmano playa, pero evidentemente este año hay menos torneos. Hablé con la responsable de arbitraje de España y le dije que si necesitaba que pitara algún partido concreto, ahí estaba; pero como premisa quería desconectar un poco tras una temporada que empezó muy pronto y terminó tarde. Puede que surja algo, pero por ahora estoy descansando de balonmano playa.

Por un verano, toca descansar y no tengo previsto arbitrar balonmano playa

Y por último, antes nos hablabas de Ángel Sabroso y su experiencia en los JJOO ¿Te ves algún día ahí?

Es el sueño de cualquier deportista, si no lo digo así mentiría, pero tampoco nos encabezonamos. Vamos paso a paso y lo primero es asentarnos en ASOBAL. Si llega la internacionalidad absoluta, llegará con muchísimo trabajo. Pero cada cosa a tu tiempo. Ahora toca descansar y en agosto estaremos a tope para la temporada que viene.

Mostrar Comentarios