Banner TUMASA 2021 Portada

- Publicidad -

María Laborda, sin límites

Europeo

La escaladora María Laborda establece en el europeo juvenil celebrado en Alemania un nuevo récord de España en el muro de velocidad

Ciudadela de Jaca Post

María Laborda sigue imparable y ha vuelto a batir el récord de España absoluto en escalada de velocidad. Supera por segunda vez su propio mejor tiempo en competición. La de Ejea de los Caballeros ascendió el muro en 8.47 segundos en la primera prueba de la Copa de Europa de Escalada de Velocidad Juvenil. Fue el pasado viernes en Bochum (Alemania). Un campeonato que abrochó con una cuarta plaza.

Energías de Panticosa – Post

En la fase clasificatoria, María fue tercera. Tan solo fue superada por las dos escaladoras que acabarían en lo alto del podio. Pasó sin problemas los cuartos de final, pero después, un resbalón en semifinales la dejó fuera de la final. Y en la final por la medalla de bronce logró el nuevo récord, aunque no bastó para superar a la francesa Manon Lebon, que marcó tres décimas menos.

La española más rápida

María Laborda ostenta el récord nacional desde el Campeonato de España de 2019, donde consiguió 10.43 segundos. En su vuelta a la competición, tras el parón motivado por la pandemia, como integrante de la selección nacional, consiguió ascender el muro en 8.86 segundos en el Campeonato de Europa de Escalada juvenil en Perm (Rusia). Y en Alemania ha vuelto a superarse bajando 39 centésimas.

Aun sin haber conseguido todavía medallas este año, estos logros confirman a María Laborda como una de las escaladoras con más potencial. Su récord personal, conseguido en entrenamientos y por tanto no oficial, es de 8.22 segundos, conseguido este mismo mes en el centro de escalada Rokopolis de Pamplona. La aragonesa entrena en la capital navarra ante la falta de instalaciones para esta especialidad en Aragón.

A pesar de que no haber conseguido medalla, María Laborda ha destacado que se encuentra muy satisfecha con su progresión y la experiencia que está consiguiendo en su primera temporada como internacional y en la especialidad de escalada de velocidad. Es la primera española en bajar los 9 segundos y por sus resultados es también componente de la selección absoluta.

Próximo destino: Austria

María Laborda volverá a competir la próxima semana en la segunda parada de la Copa de Europa de Escalada de Velocidad en Imst (Austria). También este mes participará en Austria en la Copa de Europa absoluta y tras el verano en la Copa del Mundo absoluta de Escalada de Velocidad, que pasará por Villars (Suiza), Moscú (Rusia), Seul (Corea), Xiamen (China), Wujiang (China) y Yakarta (Indonesia).

María Laborda Sagaste (2004), vive en Ejea de los Caballeros, Zaragoza, donde estudia en el instituto Reyes Católicos. Como escaladora comenzó a competir en los Juegos Escolares de Aragón como miembro del Club de Montaña Exea y entró en el Grupo de Tecnificación de Escalada Deportiva de Aragón (GTEDA) de la Federación Aragonesa de Montañismo, que la campeona señala como “mis inicios más serios en cuanto a trabajo planificado”.

Con el equipo aragonés consiguió en 2018 el tercer puesto en el Campeonato de España Cadete. Y en 2019 la medalla de bronce en la categoría sub-16 del Campeonato de España de Velocidad. También en 2019 consiguió en el Campeonato del Mundo de Escalada en Edad Escolar en Aubenas (Francia). Allí arrasó. Consiguió el oro en las tres modalidades de la competición: velocidad, dificultad y boulder.

En el equipo de la FEDME

En 2020, pese a la paralización de las competiciones, la joven escaladora continuó su progresión, incorporándose al equipo especializado en Escalada de velocidad puesto en marcha por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME). Con esta apuesta, se quiere potenciar una disciplina en pleno crecimiento, que será competitiva en los Juegos Olímpicos de París 2024 y en la que el seleccionador nacional, David Macià, ha destacado que “creemos firmemente que podemos ser competitivos”.

En las competiciones de Velocidad, los deportistas se enfrentan por parejas en un circuito estándar fijo de 15 metros de altura. Cuentan con con 20 agarres para las manos y 11 para los pies. Al conocer los pasos precisos, se trata de una carrera vertical, en la que los participantes explotan al máximo su fuerza y agilidad para ser los primeros en llegar a la cima.

María Laborda señala: “Sin lugar a dudas la modalidad de velocidad me ha atrapado. Destacaría que es una prueba que lo tiene todo: Agilidad, fuerza, potencia y coordinación, y visualmente es espectacular”.

¡Suscríbete gratis y no te pierdas cada viernes nuestro podcast montañero "Planeta Montaña"!

Mostrar Comentarios