¡Somos Aragón, Somos Deporte!
Acoso escolar 2018

Pamplona, León, ¿Madrid?

Turismo Villanúa – Verano 2018 – Banner Top Post
El Bada Huesca juega mañana miércoles el partido de vuelta de la Copa del Rey contra Puente Genil que da billete a jugar la final a 8 que se disputará en Madrid. Viaja con una renta de cinco goles y ninguna confianza.

Jugar en Madrid atrae. Más cuando se trata de la sede de la próxima final a 8 de la Copa del Rey. Y el BM Huesca quiere volver a ser Top8. Ya estuvo en Pamplona, sobre la pista del Anaitasuna, en la final a cuatro, repitió en León con el actual formato y quiere disfrutar de un fin de semana de máxima competición en la capital de España. El peaje es Puente Genil. Este miércoles devuelve visita el Bada Huesca al conjunto andaluz y la renta de cinco goles no es colchón suficiente. Al menos así lo dejó claro el equipo altoaragonés desde el bocinazo final de la ida. Cinco goles, en balonmano, es un suspiro.

Subaru septiembre 2018

Esta mañana, en un acto de promoción en Renault con el lanzamiento del Dacia y en el que también ha participado la plantilla del CB Peñas ya que la marca publicita los partidos de este fin de semana de ambos equipos, Nolasco lo ha entrecomillado así: “Es una final”. Y lo ha dicho dos veces. Para evitar despistes, para dejar claro que esa renta de cinco goles vale de poco. El objetivo es ganar en una cancha difícil. Puente Genil nunca es un sitio cómodo para jugar si eres el equipo visitante. Además, el cuadro andaluz ya dejó claro en la ida que no se desengancha del partido ni cuando va siete abajo, tiene buenos lanzadores y buena portería. Es un buen equipo, sí, pero con una propuesta inferior a la del BM Huesca que cuando se encastilla y corre es un equipo de muchos quilates, y con variantes de juego.

Jugadores y cuerpo técnico del BM Huesca y el CB Peñas en el acto de promoción del Dacia de Renault. Foto. Sporthuesca

Nolasco subrayó que “no podemos dar alas al rival” por lo que el objetivo es que sea el Bada Huesca quien imponga su ritmo de juego. El calendario apenas les deja tiempo para entrenar por lo que el equipo está algo castigado físicamente.  “Es más rápido decir los que jugadores no están tocados que los que sí lo están”, señala Nolasco. Así las cosas, es más efectivo, con cinco partidos en dos semanas, los descansos que las cargas en un equipo que, tal como señala el capitán Marco Mira, “está muy ilusionado por jugar la final en Madrid”.

El equipo entrenará esta tarde, viajará el mismo día del partido en el AVE y volverá el jueves para preparar el encuentro del sábado (20.00) contra Puerto Sagunto.

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Suscríbete a nuestra Newsletter | ¡Es GRATIS!
Apúntate aquí para recibir las últimas noticias en tu correo cada mañana. ¡No te pierdas nada!
Puedes cancelarla en cualquier momento
Comentarios