Pérez Mesonero, bronce en el Mundial de Snow Running

Sierra Nevada

Virginia Pérez Mesonero firma la tercera plaza del kilómetro vertical en el Mundial de Snowruning que se celebra en Sierra Nevada. Dani Osanz acaba sexto

Virginia Pérez Mesonero se acaba de llevar el bronce en el Campeonato del Mundo de Snow Running que se celebra en la estación de esquí de Sierra Nevada. Sobre una distancia de 4,5 kilómetros y 950 metros de desnivel positivo, la deportista afincada en Villanúa ha sido bronce. En chicos, Dani Osanz ha firmado la sexta posición. Para este sábado, la carrera en línea será sobre un trazado de 12,7 kilómetros y 1.000 metros de desnivel positivo.

Correr sobre nieve tiene su truquillo. Las zapatillas son especiales debido a los micro crampones en las suelas. Y el esfuerzo, más que importante. Para hacerse una idea, la salida ha sido a 2.000 metros sobre el nivel del mar en dirección a la cima del Veleta, a casi 3.000 metros de altitud. «Pulsaciones no sé las que he tenido, pero que me faltaba el aire está claro», dice entre risas. Ya más seria ajustó la carrera: «La verdad es que se nota mucho la altura y eso sumado al esfuerzo pues la exigencia es tremenda».

Correr sobre nieve pisada

Llegar a este tipo de carreras con carga de entrenamientos específicos no es fácil. Hay que hacerlo sobre nieve en una estación de esquí ya que para coger velocidad es necesario correr sobre nieve pisada, indica Pérez Mesonero, que el pasado año ya ganó el Campeonato de España en la misma estación.

Dani Osanz, a la derecha de la imagen, durante la carrera en Sierra Nevada. Foto: Cedida
Dani Osanz, a la derecha de la imagen, durante la carrera en Sierra Nevada. Foto: Cedida

Dani Osanz, como es norma en él, sonreía antes y después de afrontar el recorrido de 4,9 kilómetros y 900 metros de desnivel positivo. «A nivel técnico no tiene mucha dificultad, aunque sí hay que buscar el mejor sitio para correr. Hay zonas más blandas donde cuesta más avanzar por lo que es necesario fijarte en las zonas más duras, más heladas para ahorrar energías«, explicó al término de la prueba.

El corredor aragonés reconoció que le gusta correr sobre nieve, desveló que casi siempre ha estado a 180 pulsaciones por minuto y es la segunda vez que corre sobre nieve. La anterior fue en 2016, en Benasque, en la estación del Espacio Nórdico Llanos del Hospital. Dani Osanz ha llegado muy justo de carga física a Sierra Nevada porque los exámenes de Medicina, carrera que cursa, le han absorbido mucho tiempo.

Cambio de entrenador

En línea de salida se han dado cita corredores de trail y esquiadores de montaña. Osanz resalta que además de los mini crampones en las zapatillas también es importante el uso de bastones ya que al clavar sobre la nieve, el impulso es beneficioso. «Tras la carrera, la verdad es que estoy muy contento en un momento complicado por los exámenes, el cambio de entrenador -ahora está a las ‘ordenes’ de Rogelio Macías- y es febrero, cuando los objetivos importantes son en verano. Lo mejor es que lo he dado todo. Creo que podría haber sido quinto porque entre el quinto y el noveno hemos entrado al sprint. Los cuatro primeros puestos eran inalcanzables», aseveró.

 

¡Suscríbete gratis y no te pierdas cada viernes nuestro podcast montañero "Planeta Montaña"!

Mostrar Comentarios