Que siga la fiesta

Levitec Huesca - Covirán Granada

Los oscenses con claras sensaciones positivas, buscan continuar con su buen hacer con el tercer triunfo consecutivo y siendo imbatibles en casa.

Banner Podoactiva TOP Post

Ilusión, puede que sea la palabra que más se repita en el entorno oscense, y es que la segunda posición actual que se ocupa en la tabla choca con el objetivo primario que no hay que olvidar, la salvación, por esta razón no está entre los planes la relajación y si la motivación de continuar la racha, el buen juego y hacer del Palacio de los Deportes de Huesca nuevamente un bastión inexpugnable.

Para ello medirán sus fuerzas el viernes 23 de noviembre a las 21:00 horas Levitec Huesca y Covirán Granada, en lo que será el primer partido de una nueva semana maratoniana con 3 choques en 10 días, donde las ventanas FIBA harán acto de presencia en los equipos de LEB Oro a partir del siguiente choque. Antes de ello oscenses y granadinos bridarán un espectáculo baloncestísticos entre dos equipos que están mostrando un buen juego, que se traduce en un balance positivo en ambos conjuntos, con 6 triunfos y 2 derrotas para los de Guillermo Arenas, y 5 partidos ganados y 3 perdidos en los pupilos de Pablo Pin, con los 2 equipos en racha positiva, contando sus 2 últimos choques como victorias, el último de ellos de forma espectacular, con los peñistas venciendo en casa del todopoderoso Melilla, y los nazaríes derrotando en su feudo al líder hasta el momento, Força Lleida, de forma clara.

A pesar de ser un recien ascendido de LEB Plata, el buen momento de Covirán Granada no sorprende a nadie, dado que Pablo Pin para formar su equipo ha tenido las cosas muy claras, conservando a casi todos los culpables del ascenso el pasado curso, a los que se han unido jugadores con mucho caché en la liga. Continúan el base ex peñista Carlos de Cobos llevando la batuta, el exterior anotador Manu Rodríguez, el luchador alero Eloy Almazán, y los experimentados y no faltos de calidad ala-pívots Alejandro Bortolussi y Devin Wright, un quinteto con pasado LEB Oro, renovaciones de mucho nivel a las que también hay que sumar al base Carlos Corts, al escolta Alo Marín y al interior David Iriarte que ayudan al equipo ampliando la rotación. Pero solamente esto no es suficiente para poder firmar la temporada que están haciendo, por esta razón las altas han sido jugadores respetados e importantes en la categoría, comenzando por el base ex peñista Josep Pérez que el pasado curso se destapó más si cabe como un tremendo director de juego, uniéndose a él otro ex peñista como Joan Pardina todo un multiusos capaz de hacer de todo en la pista y que el pasado curso estuvo en ACB, y lo más importante, el poderío interior, con dos pívots consagrados y experimentados como Guille Rubio que es uno de los más dominantes de LEB Oro y Sergio Olmos que tras 3 años en Coruña ha cambiado el norte por el sur para seguir demostrando el gran interior que es.

Se espera que todos los jugadores de ambos equipos sean de la partida, a excepción de Diego de Blas que sigue en el dique seco. Por parte peñista Stojan Gjuroski va poco a poco entrando en la dinámica del grupo y se vestirá de corto, lo mismo que en el bando andaluz, donde han descansado algún día Alejandro Bortolussi por un esguince de tobillo, Carlos de Cobos por una sobrecarga y Joan Pardina con un esguince en un dedo del pie, que en algunos casos han tenido que jugar infiltrados y con dolor los últimos partidos, pero se les espera en Huesca.

No hay que engañarse, y es que el segundo puesto en la tabla y jugar ante un recien ascendido, no tiene que permitir ninguna confianza en los oscenses, ya que el equipo nazarí ha demostrado que su adaptación a LEB Oro ha sido express y es uno de los equipos candidatos a jugar los playoffs esta campaña por su juego y calidad, una categoría a la que llevaban mucho tiempo deseando volver. Para ello los verdiblancos tienen que realizar lo que saben hacer, un juego rápido agradable para la vista con mucha anotación, a lo que unir esa defensa que atosigue e incomode al rival, haciendo que las pulsaciones estén siempre altas en la cancha. Esta vez más si cabe que otras veces el rebote será muy importante ante un equipo granadino que es uno de los mejores en este aspecto gracias a su gran poder interior.

El Palacio de nuevo tiene que ser una olla a presión, superando por fin los 2.000 espectadores en la grada gracias al buen momento del equipo y a ese juego que enamora, unas gargantas que seguro son indispensables en un duelo que se espera sea duro y emocionante, pero donde la victoria debe caer en el zurrón oscense para que siga la fiesta y que el fortín oscense sea un terreno que continúe sin ser conquistado por los rivales.

Destacados

El líder
Guille Rubio, el más anotador, reboteador y valorado, con pasado ACB. Gran abanico de recursos ofensivos difícil de detener.

La garra
Josep Pérez, mucha actividad en pista en ambos lados, jugador con carácter que crece año a año, con gran clase.

El tirador
Manu Rodríguez, gran muñeca en un jugador que no tarda en armar el brazo saliendo muy bien de los bloqueos.

El tapado
Carlos de Cobos, si el pasado año lo hizo bien, este lo está haciendo mejor, no ser uno de los más vigilados le convierte en peligroso.