- Publicidad -

Rebotear o morir

Actualidad

Dominar el rebote siempre es importante en un partido, y Levitec Huesca lo ha demostrado a lo largo de esta temporada en varias ocasiones

Banner Podoactiva TOP Post

Esta temporada, Levitec Huesca está reboteando al mismo nivel que la pasada campaña. Son 33,2 rebotes por partido por 33,4 del curso anterior, la mejor marca hasta la fecha en LEB Oro de los oscenses. Por este motivo es una estadística a la que aferrarse para sacar adelante los partidos. Su promedio está en el ecuador de la tabla, posición por encima de la que ocupa el equipo en la clasificación general. Además, cuanto mejor ha reboteado en un choque, mejor ha sido el resultado normalmente. Eso si, ganar el rebote no es siempre sinónimo de victoria, pero si un factor muy importante.

De los 9 triunfos de Levitec Huesca, en 6 se ha dominado el rebote. Entre las 15 derrotas, solamente en 4 encontramos un dominio reboteador. Sin lugar a duda una estadística importante de dominar para tener más cerca la victoria. En total han sido 10 partidos con dominio del rebote peñista por 14 en que el rival ha maniatado a los oscenses. Los dominios más importantes a favor, han sido ante Marín Peixegalego y Liberbank Oviedo, donde Levitec Huesca capturó 10 rechaces más que el rival. Por contra, el peor partido fue en la derrota ante Real Canoe, donde se obtuvieron 15 rebotes menos, seguida del último partido perdido, en Melilla, donde el advesario se hizo con 12 rechaces más.

Los más destacado del equipo a nivel individual son los interiores. David Skara es el mejor reboteador con 6 por partido, seguido de Robertas Grabauskas con 5,7 y Vasilije Vucetic con 5,5. No obstante es un trabajo de equipo, siendo importante que todo el mundo aporte. A los hombres de zona les siguen Alec Wintering con un promedio de 4 rebotes y Nedim Dedovic con 3,3. En el aspecto colectivo, el rebote más importante, que es el defensivo, al proteger el aro propio, Levitec Huesca es el que mejor lo hace en LEB Oro, continuando en buena dinámica, capturando un 73,8% de los balones repelidos por el aro visitante, dando pocas opciones al rebote ofensivo rival. Un rebote ofensivo que es el debe del equipo, ya que aquí son el segundo peor de la categoría, con un 24,8% de capturas ofensivas.

Indispensable el rebote para el próximo encuentro

Si ya de por si es importante el rebote, lo es más si cabe en el próximo envite. Levitec Huesca recibe a B The Travel Brand Mallorca Palma. Los oscenses vienen de un choque en Melilla donde perdieron la batalla del rebote por 12. Los baleares en cambio ganaron la batalla del rebote por 47-29, 16 de ellos ofensivos, algo que les permitió conseguir el triunfo a pesar de un pésimo acierto desde el triple. Polos opuestos ambos equipos en la última jornada que obligan a un cambio de chip a los de Guillermo Arenas, luchando todos y cada uno de los rebotes.

En el partido de ida, Palma venció el duelo reboteador por 9 rechaces. Fueron 43 rebotes capturados por los mallorquines por 34 de los oscenses. Toca remagarse y demostrar por qué se es el 5º equipo más eficaz defendiendo su rebote, para equilibrar las fuerzas y permitir poner la victoria más cerca.

Mostrar Comentarios