- Publicidad -

Y Broto se hizo mayor

Bada Huesca 26-25 Quabit Guadalajara

En un partido marcado por las incomparecencias por lesión de Gómez y Arguillas, Bada emergió con la figura de Broto

Banner Podoactiva TOP Post

La historia del partido entre el BM Huesca y el Guadalajara de esta tarde en el Palacio de los Deportes empezó a escribirse en el encuentro de la anterior jornada contra el BM Sinfín. Allí cayó lesionado Dani Arguillas. Una rotura de 1,1 centímetros en su abductor. El jueves, a mitad del entrenamiento, la lesión la sufrió Jorge Gómez. Estiró el pie, lo dobló y sufrió un esguince. Imposible de jugar. Sin los dos porteros del equipo -pese a todo Arguillas se cambió y estuvo en el banco-es más difícil encarar un partido. La responsabilidad le pasó de forma directa a Jorge Broto (septiembre, 1999) y a Pablo Casteranz. Casi nada. Pero el deporte de alta competición, como la vida misma, es así. A veces se tuercen las cosas.

La duda de la respuesta del Bada ante un Guadalajara que llegó a Huesca con la necesidad imperiosa de ganar era una incógnita. Tocó apelar a eso de la casta, a levantar todavía más un muro por delante de Broto y aprovechar cada uno de los ataques. Exprimir al máximo su jugo para alimentar la esperanza de la victoria.

Confianza

Se esperaba el primer ataque de Guadalajara. Y Broto paró la redonda. Vaya partido el del chaval. Para enmarcar. Ganar confianza era clave. El problema venía de que arriba se perdieron algunas bolas que permitieron a Guadalajara correr. Y contra eso es difícil encontrar el freno con lo que los alcarreños empezaron a mandar en el marcador. Lo mejor es que sin grandes diferencias, porque en estático, la defensa del Bada funcionaba y arriba se hacían mejor las cosas con lo que se equilibró el partido (6-6 min.11).

El arreón del Bada tuvo consecuencias con dos goles seguidos del rival y la exclusión de Mira. La salsa la volvieron a poner los árbitros con decisiones muy contestadas. Empezaron a dejar la sensación de que no todo era igual. Y eso derivó en que la grada se calentó. Eso sí, poco se amilanaron. Una vaselina de Carmona a Hombrados que sacó cuando el balón parecía que estaba dentro no se dio como gol y eso hubiera supuesto el 10-12. Nolasco paró el reloj y metió sobre la pista a Eloy, Val y Stojic.

Guadalajara dejaba el sello de su defensa con kilos y en ataque Márquez y Moya hacían tanto daño como la conexión Víctor Vigo con Javi Martínez. La diferencia de +3 (11-14) de Guadalajara se veía enjuagable, porque además Broto ganaba confianza -terminó el primer acto con un 39.1% de paradas por un  36,8 de Hombrados- y daba confianza; puso un pase de contra a Adrià y frenó una contra que fue pura vida. En la otra costa, Hombrados  paraba tres bolas claras desde las esquinas y eso afeaba  el resultado con el que el partido se fue al descanso (12-14).

Remontada

Bonanno alimentó la esperanza al meter un gol de costa a costa. Puso el 15-16 cuando Guadalajara jugó la inferioridad sin portero. El regalo a Marco Mira por sus 200 partidos en Asobal tomaba visos de realidad. Se entró en esa fase donde a los alcarreños le podía pesar sus tres derrotas consecutivas y Bada igualó (17-17) para abrir un nuevo partido con poquito más de 20 minutos por delante. Con el 18-17, César Montes quitó a Hombrados y metió a Donderis bajo palos. A Bada le faltó un poquito de poso y los alcarreños se aprovecharon para volver a mandar (18-19).

Con el partido vivo todo podía suceder. Al gol se respondió con gol, y a cada defensa con defensa. Un gol a portería vacía de Carmona abrió la que sería la primera diferencia de Bada con +2 (22-20) y eso era caviar. La defensa de Bada empezó a ser de hierro y Montes puso a jugar a su equipo sin portero. Bueno, y a protestar al árbitro todo lo habido y por haber. Volvieron las tablas (22-22)  con el tiempo apretando  y Nolasco paró el reloj.

Carró sacó un siete metros que permitió a Mota -tremendo desde la pena máxima- adelantar otra vez a Bada. Hombrados volvió a pista para los cuatro últimos minutos. Con un partido tan igualado, la veteranía siempre es un grado. El jovencito Broto paró otra de lujo para evitar el empate a 26 y dar la bola a su equipo. Y volvió a surgir la polémica. Nada más salir del tiempo muerto marcaron pasivo a Bada (26-25). Ver para creer. La última bola fue para Guadalajara y la victoria para el Bada.

FICHA TÉCNICA

Bada Huesca: Broto (po) (), Val (0), Carmona (3), Camas (0), Adrian Pérez (9), Ostojic (1), Mota (3), Carro (2), Félez (0), Oier García (0), Zungri (2), Mira (0), Marcelo (1), , Malo (0), Bonano (5).

Quabit Guadalajara: Hombrados (po), Parra (0, Celada (1), Mellado (0), Serradilla (3), Márquez (6), Sanz (0), V. Vigo (3), Eceolaza (0), Niewrzawa (0), Moya (6), Fuentes (0), Gallardo (0), Javier García (5), Paredes (1), Donderis (po).

Árbitros: Pascual Sánnchez y Luque Cabrejas. Excluyeron dos minutos a los locales Marcelo, Mira y Carro. Por parte de los visitantes fueron excluidos dos minutos: Paredes, Márquez, y García.

Marcador cada cinco minutos: 1-3; 4-5; 6-8; 9-12; 11-14; 12-14; (Descanso),15-17;17-17; 19-19; 22-21; 24-23 y 26-25 (Final).

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Asobal disputado en el Palacio de los Deportes de Huesca ante unos 1.400 espectadores

Mostrar Comentarios