Cabecera Sección SD Huesca
Cortinillas Laterales Sección SD Huesca
Cortinillas Laterales Sección SD Huesca

El Huesca se queda a expensas de un milagro

SD Huesca 3-3 RC Celta

El Huesca remonta un 0-2, llega a ponerse por delante en el marcador, pero acaba empatando el partido contra el Celta

Subaru Julio 2020 Sección SD Huesca

El Huesca ha pasado de la tragedia al éxtasis y a cierta decepción. La intensidad por la permanencia es tal que ha vivido contra el Celta en una montaña rusa de sensaciones. Ha tenido el partido perdido (0-2) y lo ha sujetado por fe. Ha conseguido empatar y Pulido ha vuelto a ponerse el traje de héroe para poner el 3-2. Como Aspas. Clave en el tanto que ha servido para equilibrar el marcador.  Durante muchos minutos, el fútbol se dejó a un lado. La emoción se apoderó de los jugadores. Tiró de corazón, de un derroche de energía espectacular el Huesca. Lo de ‘Chimy’ es para enmarcar. Todas las bolas parecían la última. Solo se le puede reconocer el inmenso trabajo y la fe en que el gol iba a llegar. Como el resto del equipo.

Bar Álvaro

Sumar un punto no es bueno. Solo queda el milagro. La brecha de la salvación sigue allí. Y cada vez queda menos. El calendario se agota. Por si fuera poco, los rivales donde hay que rascar no son cómodos. Bueno, ninguno lo es. La Primera tiene algunos clubes sin historia, pero tampoco este fútbol es el de hace una década.

Misma alineación

Francisco sacó el mismo equipo que contra el Madrid en el Bernabéu. Decidió ir a por el partido. Es que no le quedaba otra. Tenía que ganar y sumar tres puntos para alimentar la esperanza de la permanencia ante un Celta, rival directo con el mismo objetivo. Los gallegos esperaron armados atrás. Y listo para salir en velocidad con Maxi y Iago Aspas. El VAR actuó a los 11 minutos para anular el gol de Maxi por fuera de juego en una jugada que sirvió de aviso de la rapidez de los gallegos para tirar una contra. Y cuatro minutos después, la clavaron. Contra por la izquierda debido a una pérdida del balón en ataque y en tres toques Brais, a pase de Iago Aspas, adelantó al Celta.

El gol abrió un partido distinto. El Celta tiró de oficio. Perdió tiempo cada vez que pudo y se puso a jugar en el desequilibrio de un rival necesitado de todo. Pulido vio la amarilla en una entrada a Aspas tan clara como exagerada fue la respuesta del faro y guía del Celta. Boufal, minutos después simuló una agresión del jugador oscense, que no le coló a Cordero Vega. El problema del Huesca era que el mismo bloque que propuso un buen fútbol en el Bernabéu se deshilachó durante muchos minutos. Careció de aguja e hilo para coser su juego y le costó armarse.

Entrada de Ferreiro

Francisco varió su planteamiento inicial con la entrada de Ferreiro por Musto. No le quedó otra que agitar su fútbol mediado el primer acto. Quitó músculo, subió a Yangel al centro del campo y Pulido sorprendió por la banda derecha. El Huesca hilvanó los mejores minutos. Empezó a pisar más el área de Celta y la grada llegó a reclamar dos penaltis, que no lo eran.

El Celta avisó de la misma forma con la que se adelantó en el marcador. Mantovani no pudo cerrar a Maxi y el balón salió cerca de la cepa izquierda de Santamaría. El larguero, en la última jugada del primer acto, repelió el disparo de Boudebouz y salvó al Huesca del 0-2. Eran el epítome de lo visto hasta entonces; cada vez que el Huesca perdía una bola, el Celta se plantaba en tres pasos frente a Santamaría.

Segunda parte

El segundo acto arrancó con un cabezazo de Etxeita tras una falta botada por Ferreiro. Una lástima que fuera al centro de la portería de Rubén Blanco. Volvió a avisar ‘Chimy’ en una contra que acabó en falta. Minutos para macerar el empate que pudo llegar con un cabezazo que sacó Rubén Blanco y ya con el 0-2, con una ocasión clamarosa que falló ‘Chimy’.El Huesca siguió intentándolo, a tener fe. Y en el tiempo añadido, Enric Gallego falló el imposible. El 4-3 no llegó. Solo, estiró la pierna, tocó balón pero no consiguió acabar en las redes de Rubén Blanco que aún le sacó otra con la punta de los dedos. Una pena y cierta sensación de que se perdió uno de los últimos trenes por la permanencia.

FICHA TÉCNICA

SD Huesca: Santamaría; Galán, Etxeita, Mantovani, Pulido, Yangel (Enric Gallego 57’); Rivera, Musto (Ferreiro 34’), Moi; ‘Chimy’ Ávila (Melero 75’) y ‘Cucho’ Hernández.

RC Celta: Rubén Blanco; Lucas OlazaHoedt, Cabral, Hugo Mallo; Boufal (Jozabed 89′), Lobotka, Okay, Méndez (Boudebouz 19’); Gómez y Iago Aspas (Mor 81).

Goles: 0-1 Brais min.14. 0-2 Aspas min. 56. 1-2 Enric Gallego min.62. 2-2 ‘Chimy’ Ávila. 3-2 Pulido min.73. 3-3 Boudebouz min.84.

Árbitro: Cordero Vega. Amarillas a Méndez 17’, Pulido 24’, Etxeita 54’, Lobotka 88′.

Incidencias: homenaje al equipo femenino del Huesca que luchará por el ascenso a la Segunda División nacional en un torneo con el Stadium Casablanca, Zaragoza CFF, El Olivar, Peña Ferranca A y UD Aragonesa A. 6.552 aficionados en las gradas.

Escar Automóviles