Reunión con soluciones, aunque no todas

Actualidad

La FEB junto a los clubes estipularon que no habrá descensos, al igual que se mantiene la idea de los 2 ascensos

Banner Podoactiva TOP Post

Todavía no se ha cancelado definitivamente la LEB Oro, aunque emplazan a la próxima semana la decisión final de todo lo que está en el aire. No obstante en la reunión de este jueves por la tarde, donde ha estado presente de nuevo el presidente Antonio Orús por parte de Levitec Huesca, ha habido avances. Lo principal es que se ha hecho oficial que no habrá descensos a LEB Plata. Esto significa que a priori todos los clubes seguirán en la competición. A pesar de ello aparecen noticias de que clubes como Marín o Palma, por aspectos económicos, ponen en entredicho su participación el siguiente curso en la categoría.

También se avanzó en el tema de ascensos. 14 de los 18 clubes apoyaron que estos se mantuvieran, algo que es importante desde que ACB abriera sus puertas a los equipos de LEB Oro que conseguían deportivamente su plaza en la máxima competición nacional. La forma se desconoce. Valladolid sigue defendiendo su derecho de ascenso directo como primero en la tabla. No obstante se está sopesando unas eliminatorias finales en una sede única. La decisión que finalmente se tome, tendrá que ser en firme antes del 15 de mayo, siendo la fecha máxima para disputar lo que se acuerde el 30 de junio. Algunos equipos en puestos de playoff ya han hecho saber a la FEB que no participarán en esta fase final.

La ACB cuenta en la ecuación

Está por ver si ACB aceptará los ascensos, después de anunciar que tampoco habrá descensos en la máxima competición española. A esto hay que sumar que engordar el número de equipos en ACB, podría desencadenar una serie de cambios en el calendario, ya que mantener el sistema actual con 2 equipos más, cuando los equipos más pontentes querían reducir el número de equipos, se antoja difícil. Mientras tanto ACB se podría sujetar a que los ascensos no se dirimen según lo estipulado en el convenio con FEB. Por un lado no ascendería el campeón de liga, al no estar concluida esta, y por otro lado las eliminatorias finales no incluirían a la totalidad de los equipos que lo han logrado en la pista.

Se espera que por fin la próxima semana se tengan todas las soluciones. El objetivo es empezar a planificar las próxima temporada. El miedo principal reside en la posible obligación a jugar sin público. La presidenta del Consejo Superior de Deportes, Irene Lozano, anunció en esta posibilidad. Podría desembocar en un 2020 sin público en los pabellones, y esto podría hacer replantear el calendario. Los clubes de LEB Oro necesitan la fuente de ingresos de los abonos y las taquillas para subsistir, además de los patrocinios. Unas entradas económicas que sufrirían un descenso catastrófico para los clubes.