Ayuntamiento Zaragoza Cabecera

- Publicidad -

Sonrisa y triples en la despedida europea

Casademont
82
77
Reg Emilia
FINAL

Casademont Zaragoza se impone a Reggio Emilia por 82-77 en el último partido de la FIBA Europe Cup

Eliminados, pero con una sonrisa. Casademont Zaragoza se ha impuesto por 82-77 al Reggio Emilia en el último partido de la fase de grupos de la FIBA Europe CUP. Un partido en el que Ponsarnau ha aprovechado para dar minutos a los jugadores que menos estaban contando, como Javi García, Aleix Font y Ramón Vilà; y ha debutado el júnior Aday Mara. El equipo ha brillado desde el triple con 13 aciertos en 29 intentos.

Banner Ibor Médica – RZ-BZ-FE

Casademont Zaragoza saltaba a pista con Javi García, Mobley, Okoye, Vanwijn y Thompson. Los triples de Matt Mobley y Javi García hacían que el equipo empezara con confianza (10-6); y Ponsarnau no tardaba en hacer debutar a Aday Mara. Sin embargo, Candi anotaba de tres y los visitantes reaccionaban para irse con ventaja al final del cuarto por 14-22.

Ramón Vilà ha completado un gran partido con 10 puntos (4/4 en tiros) en 12 minutos. Foto: FIBA

Kenen Sipahi empezaba el segundo cuarto con un triple, a lo que respondían los italianos con un parcial de 0-6 que cortaba Hlinason (19-28). La conexión entre Sipahi y Hlinason funcionaba, lo que unido al buen hacer de Deon Thompson ponía el 30-36 al descanso.

Remontada a base de triples

Crawford y Hopkins ponían la directa, de forma que Reggio Emilia alcanzaba una renta de catorce puntos (32-46). A partir de ahí, llegaban los mejores minutos del Casademont Zaragoza. Buenos movimientos del balón que terminaban en triples de Waczynski, Font y Sipahi. Una circunstancia que unido a dos tiros libres de Aday Mara servían para remontar el partido (55-53). Se cerraba el cuarto en ventaja por 58-57.

Deon Thompson ha terminado con 8 puntos y 8 rebotes. Foto: FIBA

Ramón Vilà ganaba en confianza con un 2+1, mientras que caían dos nuevos triples de Javi García y Hans Vanwijn (71-66). Hlinason sacaba petróleo por dentro, Thompson estaba muy atento al rebote ofensivo y Vanwijn brillaba con un coast to coast. Pese a algún triple de Olisevicius, Okoye estuvo raudo a la hora de darle la réplica. De esta manera, la victoria se quedó en casa para al menos despedirse de Europa con una sonrisa (82-77).

 

Mostrar Comentarios