- Publicidad -

Sucia melé en el rugby aragonés

 

Banner Podoactiva Interior Post
El Quebrantahuesos Rugby Club, actual campeón de la liga aragonesa, ha emitido un duro comunicado en el que anuncia que no jugará la final de la liga aragonesa prevista para este sábado como señal de protesta “ante las irregularidades”, afirma el club, en las que incurre la Federación Aragonesa de Rugby.

Los hechos empezaron a tomar forma el pasado lunes 16 cuando la junta directiva de la Federación Aragonesa de Rugby acordó que la final prevista entre el actual campeón y el Club Deportivo Universitario de Zaragoza determinó que se celebraría este sábado 21, a las 18.00 en el campo del equipo de la capital aragonesa. La junta lo acordó por unanimidad. Y según el Quebrantahuesos Rugby Club, la citada decisión va en contra de dos normas que rigen la liga aragonesa de Rugby, siendo además contradictorias entre sí. “Una, la del reglamento de competición en su artículo S9 para la presente temporada, dictamina que los play off (sin discriminar la final) se deberá jugar a partido único en el campo del mejor clasificado, que es el Quebrantahuesos, que acabó primero en la liga regular y ganó el fin de semana pasado la semifinal; y la segunda, la del punto 1 de la asamblea del 16 de septiembre de 2017 que dice que se jugará en campo neutral”, señalan desde el Quebrantahuesos Rugby. Y es por ello que consideran que “no solo no se cumple ninguna de las dos normas, sino que además se beneficia al equipo que finalizó en segundo lugar, pretendiendo disputar el partido en Zaragoza”.

Desde la Federación se ha despreciado el factor campo, aspecto muy tenido en cuenta en industrias, como la del fútbol profesional, que mueven millones de euros. Según la nota emitida por el Quebrantahuesos desde la Federación se argumento que el factor campo “no lo creía determinante” dado el tamaño de las gradas para albergar público, por lo que el club altoaragonés entiende además, que desliza cierto desprecio “a las horas de desplazamiento de jugadores y afición, el coste económico de dicho desplazamiento, el conocimiento del terreno, la logística y un largo etcétera”.

La decisión, además, engrosa otras decisiones en las que el campeón de la liga de la pasada se siente agraviado y matiza que es un hecho más de la Federación Aragonesa de Rugby para los equipos que no son de Zaragoza capital. En este sentido, y además de criticar que la Federación “hizo caso omiso a las reclamaciones presentadas y respondió apenas una hora después de la comunicación de dicha decisión”, subraya que “no es la primera resolución de dudoso criterio que dicha junta directiva nos hace. Las hemos sufrido en la totalidad de las categorías, femenino, cadetes y escuelas. Ésta es solo es la gota que colma el vaso. Parece que por ser de la provincia de Huesca tengas menos derechos que un club de Zaragoza capital y no pasa sólo en este deporte”.

Por todo ello, la decisión adoptada por el Quebrantahuesos Rugby Club no acudirá a disputar la final, aunque deja la puerta abierta en el caso de que se acate alguna de las dos normas existentes y, en caso de ser en campo neutral, en igualdad de condiciones económicas y deportivas. Lo que no están dispuestos a tolerar es cualquier tipo de imposición porque “no podemos seguir sufriendo la discriminación de no ser de Zaragoza, de ser un club joven, de tener rápido crecimiento o de tener inquietudes. Nos gusta ser ambiciosos y hacer las cosas bien”.

Todo lo sucedido, por otra parte, ha sido puesto en conocimiento de la Federación Española de Rugby y de la dirección general de Deportes de Aragón con la esperanza de que se regularice la actual situación.