Banner Podoactiva

- Publicidad -

Tierra, arte y motos en el Bajo Aragón

Motociclismo

Seguimos descubriendo la toscana aragonesa en moto, esta vez a lo largo de 17 pueblos de la comarca

Además de unos parajes naturales envidiables, la comarca del Bajo Aragón cuenta con localidades de gran belleza que merece la pena visitar. Para ello, qué mejor que una ruta en moto que invita a conocer hasta 17 pueblos de la comarca en un recorrido de 170 kilómetros por sus sinuosas carreteras.

El trazado comienza en Alcañiz y finaliza en Valdealgorfa. «Es una ruta para saborear y detenerse en cada pueblo, para conocer un poco más la historia y patrimonio de la comarca», apunta Eduardo Querol, presidente del Club Motociclista Alcañiz.

Tierra y arte es una ruta para saborear y detenerse en cada pueblo, para conocer la historia y patrimonio de la comarca

Desde la capital del Bajo Aragón (Alcañiz) la ruta discurre por Castelserás, Torrevelilla, Calanda, Mas de las Matas, Seno, Jaganta, Las Parras de Castellote, Aguaviva, La Ginebrosa, La Cañada de Verich, La Cerrollera, Belmonte de San José, Torrevelilla, La Codoñera,  Torrecilla de Alcañiz y finalmente Valdealgorfa.

Pueblos con encanto

La mayoría de estos municipios conservan un rico patrimonio eclesiástico y quienes los visiten pueden disfrutar de iglesias parroquiales como la dedicada a la Natividad de la Virgen de estilo barroco en Castelserás; la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, en Las Parras o la iglesia parroquial de San Blas, con motivos góticos de La Cañada de Verich.

En otras localidades son famosas las Casas Consistoriales. Es el caso de Mas de las Matas que cuenta con una edificación de mediados del siglo XVII, compuesta por una lonja de piedra sillar, arcos de medio punto en el piso inferior y balcón corrido en el superior; o la de Torrecilla de Alcañiz que fue construida a finales del siglo XVI en estilo renacentista y presenta planta rectangular y tres alturas.

Pero en su gran mayoría, estos pueblos invitan sobre todo a perderse por sus calles. Así sucede en Torrevelilla, donde se pueden ver todavía muestras de su arquitectura popular, de edificios encalados y rejerías en sus balcones. O en Aguaviva, especialmente recomendable callejear hasta dar con la Plaza de España, construida a dos alturas y comunicada con una escalinata.

Carreteras para disfrutar

Los amantes de las dos ruedas y del turismo rural encontrarán en esta ruta todo lo que necesitan. Además podrán recorrer 170 kilómetros de carreteras estrechas y plagadas de curvas. Todo ello rodeados de un paisaje insuperable en el que van intercalando zonas con embalses, pantanos, largas extensiones de olivos, campos de cereales, etc.

Este recorrido por 17 pueblos de la comarca, es idóneo para los turistas que quieran conocer más sobre el Bajo Aragón, pero también los locales aficionados a las motos recorren estos caminos con regularidad.

En en Club Motociclista Alcañiz, todas las semanas realizan salidas y en su gran mayoría discurren por estas carreteras comarcales. Aunque su pasión por las dos ruedas ha llevado a esta agrupación a participar en rutas por Jerez, Holanda «o a concentraciones a nivel nacional como la de Motauros«,  apunta Querol.

 

 

 

 

Dale a Me Gusta para estar informado de la última hora y de los contenidos de este medio

Comentarios