- Publicidad -

Un equipo sin techo

Les Abelles 22-32 Bantierra Fénix

El equipo aragonés sigue imparable y vuelve a firmar una nueva victoria en esta ocasión contra uno de los candidatos al ascenso

Es difícil que en un choque deportivo haya tanta igualdad. Mismo planteamiento por parte de los dos técnicos: golpear la defensa con los delanteros hasta conseguir ese segundo necesario para descargar sobre otro y abrir balones a las tres cuartos, las dos excelentes y con variedad de recursos. Defensas intensas, jugadores desequilibrantes en ambos equipos… Puro rugby.

Banner Podoactiva Interior Post

Así transcurrió toda la primera parte, con juego alterno, en el que cada equipo mostraba sus mejores armas, tanto ofensivas como defensivas. Golpeó primero Les Abelles. Edu Sorribes, su líder natural, comenzó pronto, en el minuto uno, a sumar puntos, 3 por una indisciplina maña. No era día de prisas, así que Viriot hizo lo propio con dos golpes de castigo, para colocar un 3/6 en el minuto 8. El veterano segunda valenciano Parra, puso el 8/6, en el minuto 11 en un ensayo escorado que Edu Sorribes no pudo transformar y 10 minutos más tarde, con dominio alterno, Viriot volvía a sumar 3 de un golpe. Era un partido para anotar cada vez que se está en la línea de 22 metros.

Las dos tres cuartos ganaban metros las pocas veces que los medios decidían que era su turno, con largos pases, con el juego al pie, saltos… En ambos casos las defensas fueron capaces de tapar esas pocas pero efectivas cicatrices. Los locales supieron esquivar muy bien la ausencia por expulsión temporal de 10 minutos de Michán. Este fue, quizá, el hecho que hizo que Les Abelles se fuera al descanso con ventaja, la mayor definición ante los pocos errores contrarios. Al borde del descanso Martín, se sacó de la chistera una espectacular carrera para marcar ensayo que transforma Sorribes y poner un 15/9 para cerrar el primer acto. El partido se resolvería a favor del que menos errores cometiera.

En la segunda parte poco a poco fueron cambiando las tornas.  El alto ritmo ofensivo y defensivo que impone Bantierra Fénix siempre supone un gran desgaste. Un poco más de gas, que en partidos tan exigentes como el de hoy, van marcando diferencias. Viriot decidió tirar a palos un golpe a 5 metros de la línea de marca local, en vez de ir a una touche a ras de ensayo. Y fue una buena elección. 15/12 para estar muy dentro del partido en el famoso minuto 60. Con un ligero dominio territorial y transformando más caudal de juego al largo, Mendes irrumpió desde atrás para marcar  un ensayo que transformó el pie de Viriot. 6 minutos más tarde, el tercera Sarthou, encontró el hueco necesario en la defensa para plantar el oval. Y cómo no, Viriot sumó otros 2 más para el 15/26.

En esta segunda mitad la definición de las pocas oportunidades que se daban cada equipo fueron para el Bantierra Fénix. Eso sí, no iba a conformarse un equipo hecho para jugar al menos por el ascenso a DH y el internacional por Zimbawe, Gabriel Sipapate recientemente incorporado, se cobró uno de los pocos errores defensivos del pack del Bantierra Fénix. Edu Sorribes transformó para acercarse (22/26) a falta de 10 minutos. Los de Jorge Molina se fueron con todo al ataque y la victoria se certificó, una vez más, con la ayuda de Viriot y su mágico pie. 22/32 y final.

 

Mostrar Comentarios