No es No Verano 2019 – IAM

- Publicidad -

Un rompecabezas en el centro del campo

Actualidad

Francisco deberá recomponer su centro del campo frente al Villarreal debido a la plaga de lesiones en la medular azulgrana

Policlinica Altoaragon top post

Continúan las malas noticias vagando por la SD Huesca. Tras la derrota frente al Real Madrid, las buenas sensaciones dejadas por los azulgranas a pesar de la derrota, ocultaron uno de los grandes problemas añadidos a esta temporada llena de mala fortuna, la lesión de Aguilera.

Bar Álvaro

Una lesión que sucedió transcurridos 18 minutos del encuentro del pasado domingo, y que el parte médico ha confirmado que sufre una lesión muscular en el recto anterior del muslo de su pierna izquierda.En base siempre a la evolución del jugador y su respuesta al tratamiento médico y fisioterapeutico que iniciará esta semana, el futbolista causará baja en los próximos encuentros. Se fija su regreso a la competición tras el parón por las fiestas navideñas. Por tanto, el centrocampista madrileño posiblemente estará mas o menos un mes en el dique seco.

Rivera como pivote, y Sastre como único recambio

Y es que el panorama negro que ya tenía Francisco se le complica más aún si cabe con estos contratiempos en forma de lesiones. Si a principio de liga decíamos que una de las posiciones con un mayor colapso por número de jugadores era el centro del campo, ahora es cierto que junto al lateral izquierdo es la posición que más coja está.

Primero fue la lesión de Melero, que consecuentemente trajo consigo la llegada de Rivera tras la posibilidad de fichar con la lesión de largo plazo de Luisinho. Por un momento pareció ya la semana pasada con Melero recuperado y teniendo minutos tanto en Copa como en Liga, que el problema del centro del campo en forma de lesiones estaba ya solucionado casi en su totalidad, sin embargo, empezaron a darse una serie de circunstancias con mala fortuna una detrás de otra.

Musto se lesionó el pasado jueves y su recambio en el once Aguilera se rompió el domingo. Por tanto, a expensas de que Melero recupere poco a poco la forma, Francisco apenas tiene variantes en la zona medular. Rivera tras ser reconvertido a esa posición de pivote que unía la defensa y los interiores en ese sistema de 4-3-3 y cuajar unos buenos 70 minutos, se perfila a ser titular en esa posición de ancla en los dos partidos antes del parón navideño, debido a las bajas ya nombradas de Musto y Aguilera.

Por último, las dos posiciones de interiores tienen nombres propios, Moi Gómez y Gonzalo Melero. En la recamara un único futbolista: Lluis Sastre. Un jugador, el mallorquín, que a priori al inicio de campaña parecía que iba a disfrutar de más minutos, pero que ni a Leo Franco ni a Francisco les ha convencido, habiendo disputado tan solo 110 minutos en lo que va de liga.

Comentarios