- Publicidad -

Una charla con Salma Paralluelo

Promesa del Deporte

Con solo 14 años, Salma Paralluelo tiene un currículum espectacular a sus espaldas tanto en fútbol como en atletismo

Tiene solo 14 años, pero Salma Paralluelo ya es una de las mejores deportistas aragonesas… ¡Y lo que le queda! A pesar de su juventud ha conseguido proclamarse campeona de Europa con la selección española de fútbol femenina sub17. Eso fue en el pasado mes de mayo, venciendo a Alemania en la final, y ahora Salma afronta un nuevo reto: el Mundial de fútbol sub17. El objetivo para la zaragozana es «hacer un buen papel y llegar lo más lejos posible». Este nuevo reto en un campeonato del Mundo lo afronta con «mucha ilusión, es un sueño hecho realidad y esperamos llegar muy lejos en el Mundial. Tenemos grandes expectativas».

Salma comenzó su andadura en el mundo del fútbol en el colegio: «Me decían que era muy buena, así que me decidí por empezar en el fútbol sala, con el Inter Sala. Después, lo intenté en el fútbol 7 y me cogieron en el San José. De ahí ya pasé al Zaragoza CFF hace un año». Por su juventud, Salma todavía no puede jugar con el primer equipo del Zaragoza CFF de forma profesional. Habitualmente entrena a las órdenes de Cristian Aleza con la primera plantilla, pero de momento, disputa sus partidos con el Territorial. Tras debutar, pronto comenzó a ser convocada con las categorías inferior de la selección: «Suelo acudir tanto a la sub16 como a la sub17. Cuando estás allí, se vive con gran satisfacción. Poder representar a tu país es un orgullo».

En cuanto a sus entrenamientos con el primer equipo, Salma está encantada con todo el cariño que le dan sus compañeras. Al ser la benjamina del grupo, la tratan con «mucho cariño, fenomenal. Hay muy bien ambiente, nos llevamos genial«. A Salma le gusta desenvolverse como «extremo izquierda, aunque puedo adaptarme a la banda derecha. Al ser zurda me siento más cómoda por la izquierda teniendo la mayor llegada posible».

Salma con la selección. | Foto: Federación Aragonesa de Fútbol
Salma con la selección. | Foto: Federación Aragonesa de Fútbol

A su futuro prometedor en el mundo del fútbol, hay que añadir su otra gran pasión, el atletismo, donde es la gran promesa a nivel nacional. Salma milita en las filas del Simply Scorpio: «Empecé con 6 años a correr cross en Zaragoza. Desde pequeña se me daba bien y ganaba carreras. Empecé en el San José. Cuando ya pude competir en pista, participé en mi primer campeonato de España en Valladolid en categoría infantil. Gané y ya en categoría cadete, he estado en varios campeonatos. Conseguí la victoria en Antequera, Vitoria, Sabadell o Valencia. En Sabadell además, batí el récord de España en 300 metros. En Valencia, me proclamé campeona nacional y también logré el récord en 300 metros vallas. Me planteo llegar todo lo alto que se pueda».

Su pasión por el atletismo nació casi de forma accidental, pero Salma no tardó en involucrarse al máximo: «Corría con mis hermanos y tras ver una carrera, me gustó tanto que le dije a mi padre que quería ser atleta. Me gustó mucho y aquí sigo». Salma ya tiene en mente nuevos campeonatos regionales de cara a preparar las carreras nacionales a partir del mes de diciembre.

Salma compite con el Simply Scorpio de atletismo. | Foto: Simply Scorpio
Salma compite con el Simply Scorpio de atletismo. | Foto: Simply Scorpio

A la hora de elegir entre el fútbol y el atletismo, Salma tiene el corazón partido: «No lo tengo claro, siempre tengo dudas. A veces pienso en decantarme por uno de estos dos deportes, pero a veces pienso más en el  otro. De momento, no lo tengo claro. Espero decidirme entre este año y el siguiente». Salma compatibiliza fútbol y atletismo con sus estudios: «Es difícil compatibilizarlo porque te cargas mucho más y hay riesgo de tener más lesiones. Por los estudios también es difícil, pero siempre se puede sacar tiempo para el deporte. Se puede llevar y compaginar, de hecho, me gustaría estudiar periodismo«. En este sentido, su familia le anima a «seguir haciendo deporte, pero sin dejar los estudios».

Salma forma parte de una nueva generación de atletas que demuestran la valía del deporte femenino y la igualdad de oportunidades que se debe conceder a las mujeres deportistas: «Afortunadamente, se va normalizando el deporte femenino y masculino. Eso siempre es una motivación, nos ayuda a sentirnos más valoradas. Deben tratarnos por igual».