Aramovil Portada

- Publicidad -

Aramovil Portada Cortinillas Laterales
Aramovil Portada Cortinillas Laterales

Unos árbitros que tenían celos de los de la final de Copa

Levitec Huesca 87-88 Melilla

Prórroga regalada al Melilla

Cruel e injusta derrota del Levitec Huesca ante Melilla. Hace unas semanas asistíamos a un dantesco espectáculo arbitral en la final de Copa del Rey en Madrid. Una clarísima falta antideportiva de Randolph sobre Singleton no era señalada. En el contraataque posterior, a Carroll le daban un 2+1 cuando ni siquiera era falta, y en caso de serlo, era anterior al tiro. Pesic se paseaba por el campo sin que nada pasase. Y revisando un tiro fallado por Tomic y reboteado por Randolph, le daban la canasta al Barcelona. Pues todo eso es cosa de niños comparado con lo que se ha vivido esta noche en el Palacio de los Deportes.

Con 76-73 en el marcador, Gjuroski va a robar el balón a falta de 8 segundos. Claramente busca el balón, pero le señalan antideportiva. Melilla anotó uno de los dos libres y en la siguiente acción (debido a que sacan de banda) forzó una prórroga que nunca debió disputarse.

El Levitec Huesca saltaba a pista con Dani García, Sans, Haws, Gjuroski y Nurger. Melilla golpeaba primero con Agada y Josep Franch (2-6), pero el pívot estonio Rauno Nurger no tardaba en echarse el equipo a sus espaldas, incluyendo un triple (7-11). Arenas no tardaba en introducir a De Blas por Sans para frenar a Agada.

Urtasun fallón

El ex de Tecnyconta Zaragoza Txemi Urtasun estaba negado de cara al aro (0/5 en este primer cuarto). Por su parte, Opong tenía un inicio soñado convirtiendo el primer triple que lanzaba. El doble rasero arbitral suponía que el Levitec terminaba el cuarto con 5 faltas, frente a 1 de los norteafricanos (14-19).

El especialista de la larga distancia De Blas y tres tiros libres de Opong servía para darle la vuelta a la tortilla (20-19). Tres minutos sin anotar de los peñistas unido al acierto de Gilling ponían de nuevo al equipo contra las cuerdas (22-26).

El factor Opong

Un protagonista se alzaba por encima de todos: Robinson Opong. El recién llegado ni necesitaba aprenderse los sistemas de Arenas y dejaba que su talento ejecutase al Melilla. Convertía ocho puntos consecutivos -una canasta de dos y dos triples- para desatar la euforia del Palacio (30-28). Los visitantes lograban un parcial de 0-6 (28-34), pero los peñistas se iban al descanso con un gran sabor de boca tras un triple de Isaiah Johnson sobre la bocina (37-34). El Peñas lograba cerrar muy bien el rebote defensivo.

Segunda parte

Del factor Opong pasamos al factor Gjuroski. En esta ocasión, el macedonio -desaparecido en la primera parte- entraba en trance anotador y anotaba siete puntos casi consecutivos. Si a esto se le suma un triple de Agustí Sans, el resultado es que el Peñas pasaba a dominar 49-41. Un parcial de 0-6 culminado con una canasta de Zyle supuso que el partido volvía a empezar (49-47). Agada anotaba con contundencia, aunque Nurger respondía con la misma moneda (59-54).

Caos, descontrol y pérdidas de Karahodzic, Dani García, Haws y Opong. Así se pueden resumir los cinco primeros minutos del Levitec Huesca en el último cuarto. Por fortuna, Melilla tampoco estaba especialmente entonado (59-60). Y volvió. Y volvió del otro lado del muro: Stojan Gjuroski. En la canción de hielo o fuego, volvió a salir fuego de las manos del macedonio que achicharraron al Melilla con otros siete puntos consecutivos incluyendo un estratosférico triple ante Zyle (66-60).

La broma arbitral

Dani García volvía a demostrar que pese a su juventud, juega con muchísima inteligencia. Se frenaba en seco en una entrada, su par se pasaba de largo y metía un canastón (73-68 a falta de 29 segundos). Un triple de Gilling a falta de 21 segundos aumentaba el sufrimiento (73-71). Los árbitros -emulando a los de la final de Copa- querían ser el centro de atención y le señalaban una falta antideportiva a Gjuroski pese a que claramente había ido a robar el balón. Franch falló el segundo tiro libre pero anotaron en el siguiente ataque. 76-76 y a la prórroga. Para colmo de males, Gilling ganaba el partido en el último segundo (87-88).

De esta manera, el Levitec Huesca se queda con 14 triunfos y 11 derrotas. El siguiente compromiso liguero tendrá lugar el próximo sábado 16 de marzo en la pista del Covirán Granada a partir de las 17.00 horas.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Acepto!Leer más