- Publicidad -

Vuelo a vela sin barreras

Aeródromo Santa Cilia

El director gerente de Fly-Pyr, Luis Ferreira, pone en valor el aeródromo como ejemplo para el deporte inclusivo

El aeródromo de Santa Cilia es un referente de vuelo a vela adaptado en España. Y lo es gracias a que cuenta con dos aviones modernos a disposición de este colectivo y preparados para que disfruten de la experiencia de volar. Por ello, y como ejemplo de actividad de turismo inclusivo, ha participado este lunes en la jornada de presentación del Diagnóstico y Plan Estratégico de Turismo Inclusivo para el destino Pirineos-Pyrénées. Se trata de una jornada dentro del proyecto Poctefa Inturpyr, que se ha celebrado en la sede de la comarca Alto Gállego. Y lo ha hecho con una charla titulada ‘Un balcón al Pirineo: sin motor y sin barreras’, de la mano del director gerente de Fly-Pyr, Luis Ferreira. También ha habido una demostración de vuelo adaptado para personas con movilidad reducida en el aeródromo de Santa Cilia. Esta es una instalación del Gobierno de Aragón vinculada a Turismo de Aragón. Ferreira ha dado a conocer a los asistentes todo lo que se hace en el aeródromo orientado a la discapacidad.

Destino turístico inclusivo

Inturpyr es un proyecto Poctefa transfronterizo liderado por la Agrupación Europea de Cooperación Territorial del Espacio Portalet. En el mismo participan socios españoles y franceses, como Turismo de Aragón y la Agence d’Attractivité et de Développement Touristique de Pirineos Atlánticos. “El objetivo es establecer futuras líneas de acción de un plan estratégico que ayude a posicionar Pirineos-Pyrénées como un destino turístico inclusivo”, ha explicado Blanca Vidao, responsable del proyecto Inturpyr.

Dicho destino engloba principalmente la provincia de Huesca: las cuatro comarcas, Prepirineo y Cinco Villas. Y en el lado francés, la zona del Béarn y Altos Pirineos. Entre España y Francia se han diagnosticado más de 400 recursos que a día de hoy son inclusivos para personas con discapacidad. Pero hay que trabajar para darlos a conocer y unir sinergias a ambos lados de la frontera.

En la jornada celebrada este lunes, se han presentado a agentes turísticos del territorio las líneas de trabajo a desarrollar a medio y corto plazo. Además, se ha invitado a ponentes que han hablado de ejemplos de actividades inclusivas que se pueden hacer en el territorio, como es el caso de Fly-Pyr con el vuelo adaptado o el centro vacacional de Atades en Martillué.

“Lo primero que se ha planteado es que habrá que trabajar en la formación de atención a clientes con necesidades especiales”, ha subrayado Izaskun Benito, de la consultora Equalitas Vitae, que ha elaborado el estudio.  Y es que hay tres pilares fundamentales en los que hay que incidir. En concreto la formación, actualización de la información que hay “y dar a conocer toda la oferta turística del territorio, que es muy amplia, pero hay falta de conexión y unión. Cada uno trabaja por su lado”.

Dos aviones adaptados

El objetivo “es dar a conocer lo que hay y que los propios agentes del territorio conozcan todas las opciones para generar productos y poderlos vender. A veces ocurre que no se tiene conocimiento de lo que hay y es difícil posicionar el destino”, asegura.

El aeroclub Nimbus cuenta en el aeródromo de Santa Cilia con dos aviones adaptados. Uno de los dos aparatos está adaptado en los dos puestos de pilotaje. Esto permite que tanto el instructor o piloto, como el alumno o acompañante puedan ser personas con discapacidad física en los miembros inferiores o movilidad reducida. El aeródromo de Santa Cilia tiene convenios de colaboración con la ONCE, CADIS, ATADES y Fundación DFA. Además, las instalaciones del aeródromo están libres de barreras arquitectónicas.