ARAMON NIEVE 2021-22

- Publicidad -

Yo era ateo, pero ahora creo

«Falta todo el pescado por vender y, si se trae a gente de nivel, creo que la SD Huesca de Xisco Muñoz puede aspirar al ascenso»

Xisco Muñoz aterrizó en la SD Huesca tras un fatídico comienzo de liga, asumiendo un reto mayúsculo. El técnico, que nunca había dirigido en segunda, cogió las riendas de un equipo sin confianza, que se dirigía hacia los puestos de descenso. Además, por aquel entonces, la afición estaba más distanciada que nunca, dado que la situación había conducido a ello. Sin embargo, durante su presentación, el entrenador sentó las bases de lo que iba a ser su Huesca. Esfuerzo, actitud, ir paso a paso y el apoyo de su afición para conseguir revertir la situación; esas fueron las premisas del míster, y las está cumpliendo. Cuando las cosas se hacen mal, se dice; cuando se hacen bien, también.

Por aquel entonces, la SD Huesca parecía un barril lleno de agua con agujeros, los cuales permitían que esta se fugase a través de ellos. Consecuentemente, el entrenador ha tratado de ir tapando cada uno de estos agujeros con el paso de los partidos. La plantilla necesitaba, entre otras cosas, lograr ser sólida defensivamente, tener actitud, sanar el vínculo con la afición, recuperar jugadores clave; así que Xisco decidió confeccionar un nuevo bloque con los mimbres que Nacho Ambriz le había cedido.

Poco a poco, el técnico ha ido avanzando en su cometido gracias a su «pretemporada exprés». Tanto es así que, a día de hoy, ha cumplido la mayoría de esos desafíos. Como resultado, el Huesca de Xisco Muñoz ha logrado encauzar seis partidos seguidos sin perder. Es decir, más de un mes sin irse con las manos vacías de un encuentro. Además, ha pasado de sufrir contra los colistas, a plantar cara a equipos de renombre. En las últimas tres jornadas, los chicos de Xisco han conquistado cinco de nueve puntos contra Almería, Valladolid o Sporting; que incluso podrían haber sido siete si el VAR no se hubiera entrometido estrictamente en Los Juegos del Mediterráneo.

La gran diferencia entre Ambriz y Xisco es que el primero no lograba aguantar los resultados, mientras el segundo sí es capaz de hacerlo. Es por ello que, pese no haber una gran diferencia en cuanto juego, sí la hay en resultados. De esta manera, el mérito del balear reside en mantener al equipo en la zona noble pese a estar trabajando con los débiles efectivos heredados del mexicano. De igual manera, es destacable el hecho de sacar al equipo de la mala dinámica y de haber recuperado a jugadores importantes como Andrés Fernández, Joaquín Muñoz o Jaime Seoane para la causa. Como resultado, tal y como afirmó Xisco en la rueda de prensa de ayer, «somos un equipo difícil de ganar».

Paralelamente, el club también ha hecho los deberes. Con el objetivo de dar la vuelta al estado de ánimo de la afición, el Huesca optó invitar a sus aficionados a Miranda para animar al equipo, de la misma manera que organizó el viaje a Almería. Además, han propuesto iniciativas como la de llevar las bufandas al campo y cantar el himno a capella, que pese a no haber salido como se esperaba, motiva a los aficionados a volcarse aún más con el club. Todo ello, sumado al buen trabajo de Xisco, ha terminado reconciliando a la afición con el equipo.

Entiendo que muchos lectores puedan pensar que la situación no es tan idílica como la planteo. Hay aspectos que todavía no se han pulido, no estamos en puestos de ascenso y el juego planteado no es nada atractivo. Sin embargo, yo soy de los que piensa que el fin justifica los medios, y que mientras saquemos los resultados adelante, que nos quiten lo bailado. Mientras tanto, el resto de problemas se irán solucionando a su debido tiempo. Además, ¿quién iba a pensar que estaríamos tan bien viendo cómo estábamos durante los primeros meses de la competición?

El ansiado mercado invernal

El siguiente paso es hacer los deberes durante el mercado invernal. Si el equipo está en la parta media-alta a estas alturas con los jugadores actuales, pensad en lo que se puede hacer si se ficha lo que se necesita. Por ahí pasan todas nuestras opciones de cara a esta temporada. Actualmente, el Huesca ya tiene 26 puntos, y está a cerca de los puestos de Play Off. La temporada es larga, todavía quedan 22 jornadas, lo que significan 66 puntos posibles. En resumen, falta todo el pescado por vender, y si se trae a gente de nivel, creo que la SD Huesca de Xisco Muñoz puede aspirar al ascenso.

Mostrar Comentarios