Aramovil Portada

- Publicidad -

Aceptable primera vuelta de Levitec Huesca

Resumen

Levitec Huesca ha firmado una primera mitad de temporada que está en la media de su historia en LEB Oro, nota positiva para los de Guillermo Arenas

Levitec Huesca no ha cosechado una primera vuelta sobresaliente. Los jugadores y el cuerpo técnico lo saben, y la afición también. No obstante el «9» o el «10» no es una obligación de los oscenses, que recordamos tienen el tercer presupuesto más precario de LEB Oro. El objetivo es la salvación, y se está cumpliendo con creces, motivo de sobras para que la primera mitad del curso sea aceptable, o como dirían las notas en un colegio, un bien. Levitec Huesca está en la media de su década en la liga, con unos guarismos que no miran ni a sus mejores años ni a sus peores años, tablas con su balance de 7-10 en el puesto 11.

Tumasa ENE2020 Interior Post

El sobresaliente solamente ha ocurrido en tierras oscenses en 1 de las 10 temporadas que se ha estado en LEB Oro. Concretamente la pasada campaña, 2018/2019, donde se reflejaba un 12-5 que ilusionaba de sobremanera. Nunca se había firmado una primera vuelta de tal calibre, dificilmente repetible. Un 70’6% de partidos acababan en victoria. Además de esta temporada, solamente en otras 2 se acabó por encima del 50% de triunfos. La 2013/2014 reflejó un 53’8% con un balance de 7-6 mientras que la 2015/2016 el resultado fue de un 53’3% con 8-7 en la clasificación. El resto de años, 7 de 10, más derrotas que victorias en el ecuador de la liga. Algo más lógico sabiendo con que recursos se cuenta.

La media entre el 40% y el 50% de victorias

Son 4 las temporadas donde el resultado a mitad de campaña cumple con estos números. Este año no ha sido diferente y Levitec Huesca en este 2019/2020 refleja un balance de 7-10 y un 41’2% de triunfos, curiosamente idénticos datos de victorias-derrotas y de procentaje de partidos ganados que las campañas 2017/2018 y 2011/2012. En la campaña 2012/2013 las victorias se fueron al 46,2% con un 6-7 en la tabla.

10 temporadas dan para mucho, y también ha habido cursos malos, concretamente 3, donde la preocupación era real y la nota un suspenso. El peor de ellos la 2016/2017, cuando Guillermo Arenas tomó el mando de Levitec Huesca ante los malos resultados. Un 23’5% de victorias y un balance aterrador de 4-13. Lo mismo ocurrió la temporada del debut, 2010/2011, con un 29’4% de victorias y la clasificación reflejando un 5-12 para los oscenses. La tercera peor campaña sería la 2014/2015, cuando el porcentaje de partidos ganados era de un 35’7% y en la tabla se veía un 5-9.

Entre el descenso y los playoffs

La tónica habitual de los oscenses a mitad de campaña es encontrarse en tierra de nadie. Esto no quiere decir que no puedan luchar por objetivos, sino que ni están inmersos en playoffs ni ocupan un puesto de descenso. Solamente en 3 de 10 temporadas, el bando peñista se encontraba en puestos de playoffs en el ecuador. La 2013/2014 ocupaban el 7º puesto, la 2015/2016 el 8º y la 2018/2019 ya como Levitec Huesca la posición 3 en la tabla. En el lado contrario, únicamente en el debut, 2010/2011, se estaba en descenso, aunque igualado en balance con el anterior.

El resto de cursos fueron de la siguiente forma. 2011/2012 a 1 de playoffs y 2 del descenso. Cuadruple empate en la 2012/2013 en playoffs, aunque los peñistas eran los que se quedaban fuera, y 3 por encima de bajar a LEB Plata. La 2014/2015 el equipo estaba a 2 de playoffs y 1 del descenso. Se sufría mucho en la 2016/2017 con unos playoffs lejanos a 6 triunfos y el descenso a solamente 1. La 2017/2018 el playoff solamente a 1 y el descenso a 2. Y este curso, 2019/2020, misma distancia entre ambas zonas, a 2 victorias ambas.

No es como empieza, sino como acaba

La tendencia a lo largo de los años ha sido bajar el porcentaje de victorias sobre todo cuando el equipo se encontraba cómodo. Eso si, sin bajar drásticamente, manteníendose más o menos. Esto ha ocurrido en 7 ocasiones. De las otras 3, en 1 de ellas, se igualó el balance de la primera vuelta, campaña 2015/2016. Las otras 2, temporadas con el agua al cuello, donde peor primera parte de la liga se había hecho, se logró crecer. Esto ocurrió en el estreno en LEB Oro, 2010/2011, y en la 2016/2017, ambas con menos de un 30% de victorias en el ecuador. De las 10, solo 2 veces el balance final ha sido positivo, con un 16-14 en la 2015/2016, y un 18-16 la pasada 2018/2019. La 2013/2014 al menos se conservó un 50% con un 13-13.

No obstante siempre hay que intentar ver el vaso medio lleno, aunque solamente en 3 ocasiones de 10 el equipo ha llegado a playoffs. En la 2012/2013 se acababa en el 8º puesto, pero se caía en cuartos de final ante Alicante. La siguiente campaña, 2013/2014, puesto 7º, se volvía a repetir la escena en cuartos de final, aunque esta vez el rival sería Breogan. La última vez en playoffs, y la más recordada, fue la 2015/2016, donde el equipo acabó 7º, pero hizo unos playoffs espectaculares, llegando a la final ante Melilla, la cual se perdió.

Del resto, el pasado curso, 2018/2019 fue el más cercano a repetir los playoffs, se rozaron y hubo opciones hasta la última jornada, pero el equipo quedó 10º, a 1 puesto y 1 victoria. La campaña anterior, 2017/2018, también quedaron cerca los playoffs, a solo 2 partidos, pero la tabla se comprimió tanto que el descenso estuvo a 1 triunfo, salvándose Levitec Huesca en la última jornada, puesto 15. Las demás temporadas se miró más hacia abajo, aunque hay que separar la más tranquila, que fue la 2011/2012, donde a pesar de acabar en el puesto 15, el balance estuvo 6 triunfos por encima del descenso, con el playoff a 5, totalmente en tierra de nadie. La agónica 2016/2017 se salvó en la jornada final, dejando el descenso a 1 victoria, y no menos tensa fue la 2014/2015, donde se acabó empatado con el descenso pero en zona de salvación. Por último, la del debut, 2010/2011, a pesar de un mal inicio, se dejó el descenso a 2 triunfos, acabando más relajados.

Policlinica Altoaragon final post

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Acepto!Leer más