- Publicidad -

Adeslas abandona a Barceló

Aseguradora

Adeslas comunica al ciclista de Cofidis Fernando Barceló que su seguro no asume la operación de cateterismo prevista para el próximo día 4 en Barcelona

Banner Podoactiva TOP Post

Cuando lo legal traspasa la frontera de lo ético. Fernando Barceló (Huesca, 1996) lo ha denunciado en Twitter. Su aseguradora privada, Adeslas, ha rechazado hacerle la operación de cateterismo programada para el próximo miércoles 4 en Barcelona por los doctores Josep Bruguera y Chema Tolosana.

El ciclista del equipo Cofidis tuvo que abandonar la Vuelta a España al detectar un problema en su corazón. Así, no salió en la sexta etapa, la que ligaba Sabiñánigo con Formigal. El ciclista aragonés sufrió una taquicardia en la etapa que concluía en la ciudad del Alto Gállego y con el acuerdo con su médico decidió bajarse de la bici.

Fernando Barceló se encuentra en su casa. Y es allí donde ha recibido la notificación de Adeslas. La preocupación ha sido la lógica porque ahora, si la aseguradora no cambia su decisión, tendrá que ver cómo afronta la necesaria operación. “Estoy en casa, estoy bien, puedo hacer vida más o menos normal, pero para competir necesito solucionar el problema para que no se vuelva a repetir”, explica al otro lado del teléfono.

El ciclista oscense estuvo varios años en Adeslas y cuando corrió para el equipo Murias se cambió de aseguradora. Tras salir del Murias regresó a Adeslas. Y es en ese paréntesis donde la aseguradora ha encontrado la razón para no hacerse cargo de la operación. “Los recibos los pago yo y estoy al día. Lo que ocurre es que se amparan en que al haber habido una interrupción en las mutuas se necesitan 10 meses para hacer esta intervención y han pasado ocho”, explica Barceló.

El ciclista no salió de su asombro al conocer la decisión. “Pagas un seguro médico privado para estar tranquilo y estar cubierto en caso necesario”, cuando le ha ocurrido esto. Su seguro es el de cualquier otra persona. No tiene ninguna especificación por ser un deportista profesional y de élite. “El problema está en esos ocho meses y no en los diez que hacen falta”, acota.

La situación ha llegado al punto en el que Barceló, además de pedir un presupuesto a la aseguradora para saber el coste de la operación, le han notificado que estudian “darme de baja de la aseguradora”, asevera. Por lo que respecta a su equipo, Cofidis lo tiene reglado por su contrato con la Seguridad Social, pero no tiene un seguro privado complementario. Y si no se opera por el sector privado no le quedará otra que entrar en la lista de espera para ser intervenido por la Seguridad Social.

Adeslas, en Twitter

Nada más tener la notificación de Adeslas y anunciarlo en su tuiter, Barceló ha recibido el apoyo de numerosos aficionados y la propia mutua le ha mandado el siguiente mensaje abierto: “Buenas tardes. Disculpa los inconvenientes. Por favor, haznos llegar por privado tus datos personales (DNI y nombre/apellidos) y un teléfono de contacto para poderte llamar y ayudarte. Muchas gracias. Un Saludo”. Y ante los tuis de apoyo recibidos, Fernando Barceló fue claro: “Estoy muy agradecido y no tengo palabras para describirlo”.

Mostrar Comentarios