Banner TUMASA 2021 Portada

- Publicidad -

Andrea Carruesco: «Sé que el Schär Zaragoza se va a salvar»

ENTREVISTA SPORTARAGON

Andrea Carruesco ha dejado recientemente el Schär Colores Zaragoza de División de Honor Plata de balonmano, pero no descarta regresar en un futuro a la competición. En SPORTARAGON hablamos con ella sobre su etapa en el deporte y el hecho de compaginarlo con otras actividades

Andrea Carruesco (Zaragoza, 1999) lleva desde los cinco años jugando al balonmano. Se formó en el Balonmano La Jota y en la temporada 18/19 debutó en la División de Honor Plata, la segunda máxima categoría nacional, con el Schär Colores Zaragoza, equipo en el que había sido nombrada capitana. Recientemente, ha tomado la decisión de no continuar en la plantilla. También es entrenadora de un equipo de iniciación en La Jota y estudia las oposiciones a policía. El pasado 1 de diciembre, hablábamos con el técnico del equipo, Juan Luis García Fernández-Velilla.

¿Cómo valoras tu paso por el Schär Colores Zaragoza?

Llevaba desde la primera temporada en este proyecto. Es una experiencia que no voy a olvidar nunca porque jugar contra equipos de otras comunidades y otros niveles es totalmente diferente y me voy con muy buenas sensaciones por lo logrado. Estoy encantada de que hayan contado conmigo desde el primer momento, de hecho, a día de hoy seguían contando conmigo. Sin embargo, las cosas van cambiando a lo largo de la liga y ya no me sentía cómoda y no era tan necesaria en el equipo. Por mi bienestar y mi salud, he decidido dejarlo. Ha sido un paso muy difícil, porque llevo jugando desde los 4 o 5 años. Ahora lo dejo, pero sigo abierta a en un futuro formar parte de otro proyecto.

¿Cómo empezaste en el balonmano?

Al principio bailaba jotas y mi hermana sí que jugaba al balonmano en La Jota, que fue quien me incitó a ello (risas). Un día decidí ir a un campus de puertas abiertas del equipo de mi hermana para conocer el deporte. Me pareció muy interesante, pero yo no podía compaginar las jotas con el balonmano. Tuve que elegir y me decanté por el balonmano.

Empecé bailando jotas, y a través de mi hermana fui a un campus de balonmano y me pareció muy interesante

¿Qué sentiste al debutar tan joven en División de Honor plata?

Ahora ya conozco a las jugadoras de esta categoría, porque suelen ser las mismas, pero el primer año (temporada 18/19) me quedé ‘flipada’. Es balonmano a un nivel de competición en comparación al que hay aquí muy diferente. Veo mucho balonmano por la tele, pero sentirlo en la pista ahí por primera vez fue una gran experiencia.

Andrea Carruesco pugna por la posición en un partido. Foto: Carmen Palacios

¿Cómo es vuestro grupo de competición?

Los partidos fuera de casa más cercanos son en Navarra, también tenemos rivales en País Vasco, La Rioja y Cantabria. Viajamos, jugamos y volvemos en el mismo día, de manera que en muchas ocasiones llegamos aquí a las dos o tres de la mañana. Los partidos que en casa los tenemos en sábado a las 18.00 horas y desde dos horas antes estamos en el pabellón con los estiramientos y preparación.

Tras un inicio en el que costó arrancar, habéis conseguido varios empates y las victorias ante Loyola y Elgoibar. ¡Todo ello os ha permitido salir del descenso al final de la primera vuelta!

Como bien dice el entrenador Juan Luis García, Schär Colores Zaragoza es un equipo muy joven y falta experiencia. Pero poco a poco, veo que el equipo ha ido a más y las jugadoras están cogiendo confianza individual y como colectivo. Eso se va viendo en los resultados y aunque a veces empezábamos con un parcial de 0-3, conseguíamos meternos en partido. Sé que el Schär Zaragoza se va a salvar. En la segunda vuelta habrá mucho mejores resultados y el trabajo que mis compañeras junto con el cuerpo técnico van a hacer, va a ser espectacular, porque se entrena mucho y muy bien. Hubo muchos cambios en verano, algo que no pasa en todos los equipos, por lo que también era necesario un periodo de adaptación.

En la segunda vuelta habrá mucho mejores resultados, el trabajo del equipo es espectacular. El Schär Zaragoza se va a salvar

En vuestra categoría, también milita otro equipo zaragozano, el BM Dominicos…

Dominicos tiene una gran cantera, desde muy pequeños hasta sénior, tanto en masculino y femenino. Cuando jugaba en La Jota también nos tocaba enfrentarnos, en Copa Aragón, en los partidos de División de Honor Plata… nos conocemos y me gusta jugar contra ellas. En su actual plantilla también hay alguna compañera con la que yo jugaba en La Jota. Es otro equipo de Zaragoza, del balonmano aragonés, así que cuanto mejor les vaya, mejor para todos.

El presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez, os visitó en un entrenamiento. ¿Qué tal fue el encuentro?

Nos sorprendió mucho. Tuvieron una reunión con la Federación Aragonesa y también se pasó por nuestro club. Nos agradeció el hecho de estar entrenando día a día para llegar más arriba y nos dijo que iba a intentar que no parasen la liga, ya que este año todo está marcado por la incertidumbre. Estábamos un poco nerviosas y no sabíamos qué preguntarle; pero estuvimos muy bien con él, es un hombre súper amable. Hablamos de ‘las Guerreras’ -la selección española- y nos contó anécdotas y experiencias de los partidos y torneos. En definitiva, nos transmitió el mensaje que tenemos cualquier jugadora. Nunca hay que perder el gusto de jugar y la felicidad de darlo todo en la pista.

Francisco Blázquez, presidente de la RFEBM, dialoga con Andrea Carruesco. Foto: Carmen Palacios

Entrenamientos, partidos, estudiar las oposiciones y dirigir a un equipo formativo. ¿Cómo se consigue abarcar todo ello?

En parte, agobia en el momento. Por las mañanas voy a clase, salgo de clase y voy al gimnasio. De ahí a casa a comer y como mucho puedo descansar quince minutos, y a estudiar. También entreno a un equipo de niñas en iniciación en La Jota, donde llevo ya cinco años. La temporada pasada llevaba a unas infantiles. Después de entrenar a las ‘peques’ toca ir a mi entrenamiento y al llegar a casa también hay que sacar rato para estudiar. También nos ceden salas en el Siglo XXI para poder estudiar y rentabilizar un poco más el tiempo. Como yo, estamos muchas compañeras.

 

 

Mostrar Comentarios